lunes 19/4/21

CSIF pide más concreción de la planificación y UGT ve los 120 millones "insuficientes"

UGT considera que son necesarias más medidas de cara al inicio del curso escolar y que la inversión de 120 millones de euros aprobada este viernes en Consejo de Gobierno resultará "insuficiente" debido a que la coexistencia de la pandemia de Coronavirus con la actividad educativa traerá consigo "muchísimas más necesidades"; mientras que CSIF valora la planificación del próximo curso pero ha reclamado más concreción.

En nota de prensa, CSIF considera "acertadas" instrucciones presentadas de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes sobre medidas educativas para el curso 2020-2021, pero reclama concreción en algunos puntos que son fundamentales para minimizar el riesgo de contagio en las aulas.

En estas instrucciones, que han sido expuestas este viernes a las organizaciones sindicales en Mesa Sectorial, señala que no se plantea la responsabilidad de la Consejería de Educación a la hora de asumir las peticiones de los centros en el acondicionamiento de espacios y reducción de ratios.

El presidente del Sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, explica que "los centros son los que mejor conocen la realidad educativa del día a día y los que realizan propuestas para cumplir con los protocolos y medidas de seguridad sanitaria, por lo que es preciso que haya un compromiso institucional real para subsanar las deficiencias más allá de lanzar únicamente una serie de recomendaciones".

Además, la Central Sindical recuerda la necesidad de contar con personal sanitario en los centros educativos precisamente para facilitar la aplicación de las medidas frente al COVID-19; una implementación que estudian el Ministerio de Educación y de Sanidad a petición de CSIF y que "debe ser una realidad en Castilla-La Mancha".

Y atendiendo a esa realidad de los centros educativos, para asumir los escenarios planteados en el Plan de Contingencia, además de la contratación del profesorado suficiente para la reducción de ratios, también apunta que hay que aumentar las plantillas de personal laboral de limpieza para ajustarse a las recomendaciones sanitarias, así como contar con un mayor número de ordenanzas, para controlar las entradas y salidas de los centros, y auxiliares técnicos educativos (ATE) como apoyo.

Asimismo, Ranz añade que "la aplicación de estas instrucciones debe ser homogénea en toda la comunidad autónoma siguiendo siempre el mismo protocolo.

No podemos repetir lo sucedido este pasado curso con instrucciones de evaluación contradictorias o con la presencialidad de los docentes en el claustro final de curso donde cada provincia ha seguido su criterio".

CSIF también pide concreción en el plan de digitalización anunciado por el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, ya que hasta el momento se han dispuesto diversas plataformas (Papás 2.0, Microsofth Teams, Delphos, Moodle, Carmentia) sin formar a los docentes ni comunicar a las familias ni alumnos cómo utilizarlas.

Para CSIF, es imprescindible contar con una plataforma digital única y en este sendio la Consejería se ha comprometido a tenerla lista para septiembre.

En otro orden de cosas, lamenta la propuesta de la Consejería de Educación sobre el borrador del Decreto de medidas retributivas de maestros adscritos a centros de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que ha dejado fuera a un centenar de docentes de los beneficios que suponen la recuperación de un derecho sustraído en 2012.

"La Consejería ha excluido en el borrador del complemento económico que sí percibirán merecidamente los maestros de Secundaria a los profesionales que dan docencia en los Centros de Educación Especial y a los que imparten clase en los centros y aulas de educación de personas adultas (CEPAS y AEPAS)", subraya.

De este modo, la medida que iba a aplicarse a 606 docentes, sólo se hará efectiva a 523 maestros, según concluye.

MÁS MEDIDAS

De su lado, FeSP UGT Enseñanza Castilla-La Mancha considera que son necesarias más medidas de cara al inicio del curso escolar y que la inversión de 120 millones de euros aprobada este viernes en Consejo de Gobierno resultará insuficiente debido a que la coexistencia de la pandemia de Coronavirus con la actividad educativa traerá consigo "muchísimas más necesidades".

El sindicato muestra su preocupación por la cantidad de incógnitas que quedan sin resolver y porque cada vez hay menos tiempo para abordarlas antes de que el alumnado vuelva a las aulas, ha informado en nota de prensa.

El responsable regional de Enseñanza de FeSP UGT, Manuel Amigo, detalla que la Consejería de Educación, al igual que el resto de regiones, ha apostado por un regreso a las aulas presenciales para todo el alumnado en septiembre pero que trabaja en tres posibles escenarios.

Un primer escenario que espera tener para el inicio de curso en el que se pueda tener actividad presencial; un segundo en el que se alternaría la actividad presencial con la educación a distancia y un tercero en el que se regresaría a la actividad a distancia.

Amigo considera que a pesar de esas previsiones siguen faltando medidas concretas y presupuesto para abordarlas y pide a la Consejería de Educación reforzar las medidas en tres aspectos: prevenir contagios, garantizar la calidad de la enseñanza y cumplir con los derechos laborales de los trabajadores.

UGT insta a establecer protocolos claros ante casos de Coronavirus y a profundizar mucho más en la reducción del número de alumnos/as por grupo; en el aprovechamiento de infraestructuras para aumentar el distanciamiento social y en las medidas organizativas que eviten que los grupos de alumnos/as se mezclen con otros en los accesos a los centros ni en los espacios comunes.

Por otra parte, UGT valora el anuncio de compra de 72.000 dispositivos tecnológicos para seguir telemáticamente los contenidos si fuera necesario y la formación que recibirá el profesorado para usar la nueva plataforma educativa y espera que sirvan para "garantizar una enseñanza de calidad y en igualdad de condiciones y de derechos".

Aunque siguen quedando otras cuestiones pendientes, como regular el teletrabajo, establecer protocolos para los trabajadores considerados especialmente sensibles a la COVID-19; regular la evaluación y la calificación para los casos en que la educación pase a ser semipresencial o a distancia y plantear una reducción de periodos lectivos semanales del profesorado para que puedan atender el aumento de tareas que conllevará la casi segura coexistencia de la actividad presencial con la actividad a distancia.

"Va a ser dificilísimo mantener una actividad fundamental como es la actividad educativa presencial en los centros con una mínima normalidad sanitaria, educativa y social, mientras que la pandemia de Coronavirus no remita", afirma Amigo, que señala la actividad educativa presencial como una de las actividades más importantes para la sociedad.

"En primer lugar, por la importancia que tiene la educación de nuestros menores, pero también por lo que supone para la conciliación de la vida familiar y laboral", ha subrayado.

Entiende que se trata de medidas de elevadísimo coste económico, "pero sin ellas todo dependerá de cómo evolucione la pandemia y va a ser muy difícil garantizar tanto la calidad de la educación como la salud de la comunidad educativa" 

Finalmente, el sindicato opina que un centro educativo "cien por cien seguro" frente al coronavirus es imposible de conseguir actualmente. "En los centros educativos se juntan muchas personas en espacios cerrados durante varias horas al día, pero aunque sea un imposible la total seguridad hay que acercarse todo lo posible a ella", defiende Amigo.

Comentarios