jueves 9/12/21

El millón de alumnado en Formación Profesional en España debe duplicarse en 4 ó 5 años

- La FP está en un "momento histórico", si no aprovechamos ahora no lo haremos, según la secretaria general de FP del Miniestario.

- La FP de Castilla-La Mancha cuenta con 552 docentes y cerca de 8.000 alumnos y alumnas más que en el curso 2015-2016

- José Ignacio Goirigolzarri: "Tenemos que ser mucho más ambiciosos en el impulso a la Formación Profesional en nuestro país".

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha participado en la inauguración del VII Congreso de Formación Profesional que organiza la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa
La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha participado en la inauguración del VII Congreso de Formación Profesional que organiza la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa

El millón de alumnos que en este momento cursan Formación Profesional en España, que suponen el 20 por ciento de los estudiantes que siguen la vía académica, debería, como mínimo, duplicarse en los próximos cuatro o cinco años para acoplarse al sector productivo.

El presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, Luis García, ha explicado este jueves a periodistas, en el séptimo Congreso de Formación Profesional que se desarrolla en Toledo, que en este momento "la mayor parte" de los contratos de empresas demandan titulados en FP, que han superado a las demandas de trabajo para titulados universitarios.

Actualmente, hay alrededor de un millón de alumnos matriculados en FP, que representan el 20 por ciento de los que siguen la vía académica, y "necesitamos más titulados de Formación Profesional que conformen unos sectores productivos, digamos, más sanos", ha dicho Luis García.

En este sentido, ha argumentado que la FP da respuesta a perfiles muy concretos: "no porque alguien tenga una titulación universitaria en ese mismo rango puede cubrir con exactitud" ese perfil, ha concretado.

A su juicio, en un plazo de cuatro o cinco años España debería contar, como mínimo, con dos millones de estudiantes de Formación Profesional.

Entre los retos que tiene por delante la FP, está el de ser capaz de hacer una oferta suficiente para que todos aquellos que quieran estudiar lo puedan hacer, lo que incluye instalaciones, equipos o profesorado.

En este sentido, García ha dicho que en algunas especialidades ligadas al ámbito tecnológico (informática, mantenimiento, electricidad electrónica o logística, entre otras) "nos cuesta" encontrar profesores que cumplan los requisitos y tengan los conocimientos adecuados porque los titulados en ingenierías, que serían estos docentes, deciden irse al mundo laboral, con mejores condiciones.

Otro reto "importantísimo" es mejorar la orientación al alumnado y las familias; es decir, que tengan suficiente información y que se conozca "la diversidad" que tiene la Formación Profesional y "que no es un camino con final sino que se puede llegar incluso a la universidad".

Al hilo de este planteamiento, García ha señalado que "es verdad no tiene el mismo prestigio social un obrero manual o técnico que otras profesiones de titulados superiores" pero ahí ha incidido en una "pata importante" que tendrá que cambiar, la de acomodar los salarios para incentivar estos empleos.

"Estamos en un sistema de mercado, tendremos que incentivar a esos trabajadores con mejores condiciones laborales, de salarios y de contratos. Es el asunto clave", ha manifestado.

En el ámbito de la igualdad y la brecha de género, ha dicho que todavía hay mucho camino por recorrer ya que las chicas apenas demandan profesiones técnicas y científicas, y hay títulos en los que hay un 80 por ciento de alumnos frente a un 20 por ciento de alumnas, o incluso un porcentaje menor.

De ahí el reto de orientar e informar, ya que, además, estas profesiones tecnológicas tienen mejores condiciones económicas que otras del sector servicios.

Sobre el 7 Congreso de Formación Profesional, al que acuden 500 profesores, profesionales de empresas y agentes sociales, Luis García ha dicho que busca hablar del reto que tiene por delante esta educación como lo tiene todo el sistema económico y el conjunto de la sociedad, ligado a los cambios estructurales, tecnológicos, económicos y sociales.

El objetivo es poner la FP en el lugar que merece y que debe ocupar si se mira, por ejemplo, a países vecinos. 

LA FP EN UN "MOMENTO HISTÓRICO"

La Formación Profesional está en un "momento histórico" porque ya no es solamente un objetivo que persigue el Ministerio de Educación sino que se ha convertido en un objetivo de Estado y "si no conseguimos aprovecharlo ahora, no lo conseguiremos nunca".

Así de rotunda se ha expresado la secretaria general de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Clara Sanz, en el 7 Congreso de Formación Profesional.

Sanz ha participado en la inauguración junto a la consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez; el presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, Luis García, y el director de CaixaBank Dualiza, Juan Carlos Lauder.

La secretaria general de Formación Profesional del Ministerio ha subrayado que "es un momento histórico" para la FP después de "mucho tiempo", al menos trece o catorce años, hablando de cuándo llegaba el momento.

"Nunca llegaba el momento y ahora estamos en el momento justo en que tienen que pasar cosas, en que hemos conseguido que la Formación Profesional se convierta en algo que ya no es un objetivo del Ministerio sino que es un objetivo de Gobierno, un objetivo de Estado. Y si no conseguimos aprovecharlo ahora no lo conseguiremos nunca", ha subrayado.

Respecto a la futura ley de FP, ha explicado que todos los implicados en el ámbito educativo saben que para poder "trabajar bien y hacer cosas" debe existir un marco normativo que lo permita.

Pero ha agregado que los cambios no van a ocurrir únicamente por la ley sino que debe hacerse en los centros, con reflexión, intercambio de experiencias sobre innovación, aulas tecnológicas, internacionalización y otros elementos que harán que la Formación Profesional "cambie y de un salto".

Clara Sanz también ha subrayado el gran reto que existe ya que no se trata de mejorar un curso o incluso una etapa educativa: "lo que tenemos por delante es, en realidad, el bienestar individual como personas y el bienestar de la sociedad".

Por su parte, la consejera ha dicho que la futura ley de FP surge con un nivel de convicción y consenso "total y absoluto" y ha resaltado que es una ley "muy participativa y muy deseada".

"Queríamos una ley de la Formación Profesional y éste es el momento del gran cambio para la Formación Profesional", ha dicho Rodríguez, quien ha apuntado que en 2050 habrá nuevos oficios que todavía hoy se desconocen y los jóvenes deben estar preparados para abordar los cambios y ha dicho que tres cuartas partes del tejido productivos van a estar vinculados a la FP.

En el ámbito de Castilla-La Mancha ha dicho que respecto al curso 2015-2016 ha aumentado el número de ciclos formativos en casi medio centenar, los alumnos de FP en 8.000 y el profesorado en 552.

En cuanto al presupuesto, ha indicado que este año se destinan a la Formación Profesional 163 millones de euros, y sobre la FP Dual ha dicho que en Castilla-La Mancha es "sumamente importante" y en este momento aglutina a casi mil empresas, 233 proyectos de 82 centros y más de 3.000 alumnos.

Según un estudio de Caixabank Dualiza, el 80 por ciento de los titulados en Formación Profesional de Castilla-La Mancha tienen un empleo y el 77 por ciento de ellas se queda en la comunidad autónoma, algo "muy importante para nosotros", ha señalado la consejera.

Asimismo, el presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa ha llamado la atención sobre el "momento crucial" actual, a las puertas de una nueva ley, y el director de CaixaBank Dualiza ha indicado que la nueva norma es "muy ambiciosa" y pretende "una transformación profunda del sistema".

"MÁS AMBICIOSOS EN EL IMPULSO DE LA FP"

Por su parte, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha advertido de que España se encuentra ante "una oportunidad única para potenciar de una forma definitiva la FP" y ha pedido "ser mucho más ambiciosos" en su impulso como modo de superar retos persistentes del pasado y afrontar el proceso de transformación tras la crisis de la Covid-19.

Goirigolzarri también ha intervenido en el 7º Congreso de Formación Profesional organizado por la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa y CaixaBank Dualiza en Toledo, en el que ha ofrecido una ponencia sobre La nueva economía y la Formación Profesional.

En su exposición, ha destacado que la FP se presenta como herramienta clave para afrontar el desempleo de larga duración, el paro juvenil o la situación de jóvenes que no trabajan ni estudia, pero también cuenta con capacidad suficiente para hacer frente a los nuevos desafíos provocados por la pandemia de la COVID-19, ha informado Caixabank en nota de prensa.

De hecho, Goirigolzarri ha subrayado que "si hasta ahora la empleabilidad era la característica principal de la FP, a partir de ahora, hemos de centrarnos en su capacidad para adaptarse a un entorno, a un mundo empresarial y a una economía cambiante".

Esos cambios, según ha expuesto, vienen en parte producidos por el "shock excepcional" que hemos soportado con la pandemia, que ha afectado "al ámbito económico, donde sufrimos una caída de la producción nunca vista en los últimos 80 años, al empresarial y, por supuesto, al social".

En ese último punto, ha querido resaltar los efectos a corto plazo "mitigados por medidas excepcionales como los ERTEs, ICOs o moratorias", pero también los estructurales, al haber acelerado "las tendencias que ya existían con anterioridad como son la digitalización y la sostenibilidad medioambiental".

Para afrontar ese proceso, el presidente de CaixaBank ha insistido en que "la transformación pasa necesariamente por una mayor integración de formación y empleo" y por el papel que han de desempeñar la FP y la FP Dual al constituir "la mejor herramienta para mejorar la capacitación y la empleabilidad de las personas".

Respecto a la FP Dual, ha querido mandar un mensaje de responsabilidad a las empresas pidiendo que sean "mucho más protagonistas", colaborando con el mundo formativo "para adecuar la formación a las necesidades laborales" y comprometiendo "una inversión continua para formar a los trabajadores".

"El desafío no es menor", ha remarcado, "ya que, según el proyecto impulsado por el Gobierno, España 2050, se necesita actualizar las competencias de al menos un millón de trabajadores cada año".

Es en este punto donde el presidente de CaixaBank, no obstante, ha mostrado su optimismo ante la nueva Ley de FP, que permite agilizar procedimientos de acreditación de competencias, pero sobre todo por la oportunidad de afrontar todos los cambios pendientes de nuestro sistema contando con "medios excepcionales" como son los fondos Next Generation, "fondos externos y excepcionales" para salir de una crisis con una transformación de nuestra economía.

Pese a todos los retos pendientes, Goirigolzarri ha mostrado su satisfacción por lo conseguido en estos últimos años por la Formación Profesional, resaltando que "la FP ya es una realidad" gracias al buen hacer "de la administración pública, de quienes empujamos por su fomento y, sobre todo y muy especialmente, por los profesionales educativos".

En ese punto, ha querido constatar que CaixaBank seguirá apoyando la Formación Profesional a través del programa Dualiza y bajo la marca CaixaBank Dualiza, un programa que en cinco años de existencia ha beneficiado a 21.000 estudiantes, 2.500 empresas y 1.250 centros educativos.

Comentarios