martes 19/10/21

CSIF y Cermi piden mejoras laborales para auxiliares y técnicos de lengua de signos

Ambas organizaciones alertan sobre la repercusión negativa que producen las condiciones laborales de estos profesionales en la atención al alumnado con discapacidad
CSIF y Cermi piden mejoras laborales para auxiliares y técnicos de lengua de signos
CSIF y Cermi piden mejoras laborales para auxiliares y técnicos de lengua de signos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Castilla-La Mancha han reclamado al Gobierno regional que incluya en los presupuestos para 2022 mejoras laborales para Auxiliares Técnicos Educativos (ATE) y Técnicos Especialistas en la Interpretación de Lengua de Signos (TEILSE).

En un comunicado de la organización sindical, ambas entidades han recalcado el carácter "esencial" de estos dos colectivos que desarrollan su labor en centros educativos y que, sin embargo, "padecen una situación precaria" con una contratación a tiempo parcial y discontinua, lo que repercute de manera negativa en la atención al alumnado con discapacidad de la región.

En este sentido, el presidente regional del Sector de Administración General de CSIF, Joaquín Sánchez, ha subrayado que el Ejecutivo regional tiene una "enorme deuda pendiente" con estos profesionales, que año tras año son despedidos en verano y tienen jornadas reducidas, a pesar de que son los trabajadores que más tiempo pasan con alumnos con necesidades educativas especiales.

De esta manera, la jornada laboral de ATE y TEILSE no supera las 6 horas diarias, además de que se les suspende el contrato en julio y agosto, por lo que no cobran los meses de verano y deben acudir a la Seguridad Social para completar su salario, lo que al cabo de seis años provoca que se hayan agotado las prestaciones que perciben por desempleo y no pueden optar a la jubilación parcial.

En concreto, según CSIF, en Castilla-La Mancha hay un total de 587 ATE y TEILSE en esta situación con contratos a tiempo parcial: 203 en Toledo, 133 en Ciudad Real, 90 en Albacete, 89 en Guadalajara y 72 en Cuenca.

Por su parte, la presidenta regional de Cermi, Cristina Gómez, ha puesto el acento en que estos profesionales son "un vehículo de conexión con el centro" que las familias necesitan, al tiempo que ha manifestado que no puede existir una escuela inclusiva sin este tipo de profesionales y el que el problema es especialmente grave en Secundaria.

Por todo ello, CSIF y Cermi han registrado un escrito conjunto dirigido al presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, en el exigen mejoras laborales para estos profesionales y que queden reflejadas en los presupuestos regionales. 

Comentarios