viernes 28.02.2020

La DGT ve en el límite de 30 km/h la mejor medida para reducir el 50% muertes en moto

Las motocicletas representan en España el 15 por ciento del parque móvil y el 22 por ciento de los fallecidos en accidente. Forman parte del colectivo más vulnerable, integrado también por peatones y ciclistas

El director general de Tráfico (DGT), Pere Navarro, en una imagen de archivo
El director general de Tráfico (DGT), Pere Navarro, en una imagen de archivo

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha asegurado, "sin duda alguna", que limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora en las ciudades es la mejor medida para reducir a la mitad las muertes de motoristas en accidente.

Navarro ha participado en un debate organizado por la Fundación Abertis bajo el título "Motocicletas: movilidad sostenible vs. seguridad vial" y ha recordado que precisamente este medio de transporte es el "gran ignorado" y "olvidado" de las políticas de movilidad y de las ordenanzas municipales.

Sin carriles específicos para ellas ni medidas concretas para facilitar su movilidad, las motos son cada vez más numerosas en las ciudades, ha subrayado Navarro, quien ha instado a las autoridades municipales a pensar en ellas a la hora del diseño viario.

Las motocicletas representan en España el 15 por ciento del parque móvil y el 22 por ciento de los fallecidos en accidente. Forman parte del colectivo más vulnerable, integrado también por peatones y ciclistas.

Estos tres grupos concentran ya el 46 por ciento de las muertes en accidente y dentro de dos años ya superarán las que se producen en siniestros de vehículos de cuatro ruedas, ha precisado Navarro.

Respecto a la siniestralidad de las motos, el director de Tráfico ha indicado que el 50 por ciento de los accidentes que sufren se producen cuando un turismo gira y un tercio de los siniestros en los que se ven implicados un vehículo de cuatro ruedas y uno de dos, el primero no ha visto al otro.

Además, en el 70 por ciento de esos siniestros, la infracción la ha cometido el turismo, "aunque luego culpe al motorista", según ha ironizado Navarro.

El máximo responsable de la DGT ha aludido al problema de "imagen" de la moto, ya que es el único medio que no dispone de espacio propio, lo que le obliga a "enfrentarse" con los demás para hacerse un sitio.

Tráfico y las asociaciones de motoristas están trabajando en un plan específico para estos vehículos. En los trabajos que se llevan a cabo, han considerado necesario que los ayuntamientos creen una oficina dedicada a este tipo de medio de locomoción, al igual que han hecho con la bicicleta a pesar de ser menos numerosas.

Otra de las medidas que se debate es la obligatoriedad de portar guantes en ciudad y en carretera, el tipo de calzado necesario para conducir motos, el diseño viario y la formación.

Navarro ha hecho hincapié en esa necesidad de tener en cuenta a las motos porque, como se está poniendo de manifiesto, muchos usuarios han decidido dejar el coche y comprarse motos pensadas, diseñadas y fabricadas para la ciudad.

A lo que hay que añadir, ha dicho el director, el auge del comercio electrónico y el uso de motos para ello.

En el debate ha participado también el presidente de la Asociación Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, ha defendido la moto como un medio económico y sostenible -su uso puede ahorrar un tiempo equivalente a diez días al año- y que ocupa poco espacio -cinco motos por un coche-.

Reyes ha aprovechado para expresar el rechazo del colectivo a la medida de la DGT de reducir a partir del próximo año la velocidad máxima en las carreteras convencionales de 100 a 90 km/h.

Durante el debate, la Fundación Abertis ha aprovechado para presentar su acción "El apagón", que en esta edición se ha llevado a cabo en dos discotecas de Valencia e Ibiza y en la plaza Mayor de Salamanca, donde se apagaron las luces para proyectar un vídeo en el que un preso recuerda a los jóvenes las consecuencias mortales de haber conducido bebido.

Más información en vídeos 
Comentarios