Lunes 17.12.2018

Cuarenta años de Constitución Española y de seguridad vial: de 6.967 muertos a 1.830

Un 83 por ciento menos en las estadísticas de fallecidos en las carreteras que sitúa a España entre los diez países más seguros de Europa

Cuarenta años de Constitución Española y de seguridad vial: de 6.967 muertos a 1.830
Cuarenta años de Constitución Española y de seguridad vial: de 6.967 muertos a 1.830

Cuando se cumplen cuarenta años de vida de la Constitución, la Dirección General de Tráfico (DGT) se suma a los homenajes con un cuadernillo especial en su revista que refleja la evolución de la seguridad vial en estas cuatro décadas resumida en las cifras más negras: de 6.967 muertes en 1978 a las 1.830 de 2017.

O lo que es lo mismo: un 83 por ciento menos en las estadísticas de fallecidos en las carreteras que sitúa a España entre los diez países más seguros de Europa.

Y si se atiende solo a los menores fallecidos en accidente, el porcentaje de descenso en esas cuatro décadas llega hasta el 93 por ciento, gracias a la obligatoriedad de las "sillitas" y a las sucesivas mejoras de esta medida, tal y como subraya la DGT en el comunicado en el que informa del cuadernillo de homenaje a la Carta Magna.

En él se repasan los hitos, la evaluación y la situación de los principales aspectos de la seguridad vial -que también tiene su Constitución-, con un artículo primero que da cuenta del principal derecho fundamental: el derecho a la vida y a la integridad física, a no morir ni resultar herido en un accidente de tráfico.

Derecho a la educación, la formación y la información es el segundo precepto de esta singular Carta Magna, que se ha ido cumpliendo a lo largo de los años hasta conseguir que la sociedad haya interiorizado una concienciación vial que está dando resultados.

Hay un tercer artículo, como subraya la revista, y es el del derecho a la movilidad. En este apartado la DGT recuerda que en 1978, cuando se aprobó la ley de leyes que rige nuestro estado de derecho, el parque automovilístico lo componían 8,9 millones de vehículos. Cuarenta años después, la cifra es de 34,4 millones.

Como también destaca este número especial de la revista, los cambios en la movilidad harán posible que se pase de una ciudad "motorizada, atascada, contaminada e insegura" a otra más sostenible.

"Del culto al automóvil a los patinetes", es el título de uno de los artículos de la revista, que hace referencia al 23 por ciento de los ciudadanos españoles que ya usa la bicicleta semanalmente.

La Constitución de la seguridad vial consagra un cuarto derecho: el de a un vehículo seguro. Cuando ya se debate sobre la conducción hiperconectada y autónoma, no debe olvidarse, como se señala en la revista, de los avances en el equipamiento del vehículo en estos 40 años.

Así, y a modo de ejemplo, si en 1981 salió el primer modelo de coche equipado con un airbag, hoy hay ya vehículos con hasta 14 elementos de este tipo.

Se ha dado, asimismo, un paso importante en materia de seguridad. Y ha sido este mismo año con la aprobación de la norma para la instalación obligatoria de la llamada de emergencia e-Call en todos los coches nuevos, un sistema que salvará en Europa 2.500 vidas al año.

Pero la Constitución de la seguridad vial también incluye deberes para los usuarios de las vías, como el de conocer las normas de tráfico y la obligación de cumplirlas. Para ello, en estos 40 años se han ido aprobando normativas, una de ellas la del carné por puntos, que redujo notablemente las cifras de siniestralidad.

Las medidas para proteger a los más vulnerables, como el casco obligatorio para las motos, y la apuesta de Tráfico para que nadie se ponga al volante después de haber bebido son otros hitos de estos 40 años, un periodo en el que la DGT se ha afanado en la concienciación de los conductores a través de innumerables campañas.

Más o menos duras, estas campañas, que también se recogen en la revista, han ido tocando todos los factores que inciden en un accidente, desde las distracciones, a la velocidad o el alcohol.

En el futuro más inmediato, las nuevas medidas anunciadas por los actuales responsables de la DGT podrían agrandar más las diferencias entre la siniestralidad del año que vio nacer a la Carta Magna y el de la celebración de algún próximo aniversario de ésta.

Al menos es ese el objetivo, como el que ha sido el de todos los responsables de Tráfico de los últimos 40 años.

Más información en vídeos 
Comentarios