domingo 21.07.2019

CSIF reclama acabar con la "normalización de la agresividad" hacia los sanitarios

Con motivo de la celebración del Día nacional contra las agresiones en el ámbito sanitario, el sindicato ha llamado a la sensibilización y ha recordado que ya ha pedido a la Administración regional en numerosas ocasiones medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) medidas de prevención contra las agresiones a profesionales sanitarios y ha incidido en acabar con la "normalización de la agresividad" hacia los empleados públicos.

En nota de prensa y con motivo de la celebración este jueves del Día nacional contra las agresiones en el ámbito sanitario, el sindicato ha llamado a la sensibilización y ha recordado que ya ha pedido a la Administración regional en numerosas ocasiones medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores.

La presidenta autonómica del sector de Sanidad de CSIF, Sacramento Rodríguez, ha expresado en este sentido que "erradicar malas actitudes es cuestión de educación, pero también de prevención. No podemos esperar y por eso hemos de actuar".

Según los datos del Plan Perseo, el pasado año se produjeron en Castilla-La Mancha 627 agresiones a profesionales sanitarios, de las que 32 fueron físicas y 565 verbales y entre ellas 444 fueron a mujeres.

No obstante, Rodríguez ha destacado que CSIF "no se ha cruzado de brazos" ante esta situación y ha demandado vigilantes jurados, más seguridad, botones del pánico y que las agresiones sean consideradas como delito de atentado a funcionario público.

También en el marco de la campaña 'Más agresiones', la organización sindical ha ofrecido cursos de autoprotección desde el pasado mes de enero a más de 150 empleados públicos como una herramienta eficaz para actuar y para que aprendan a defenderse.

Además, el responsable autonómico de Riesgos Laborales, Carmelo Gómez, ha señalado que el 50 por ciento del personal sanitario asegura haber sufrido alguna amenaza, insulto o intimidación en su puesto de trabajo, de acuerdo a la encuesta realizada el pasado año por CSIF en Castilla-La Mancha.

A este respecto, ha lamentado que la Administración regional "no está cumpliendo con la prevención" y le ha pedido un "verdadero compromiso" para acabar con esta lacra además de tratar los problemas psicológicos derivados de una agresión.

Más información en vídeos 
Comentarios