miércoles 23/6/21

Una noche de sábado sin incidentes generalizados en la mayoría de calles españolas

Aunque en las de la ciudad de Barcelona se han desalojado a más de 9.000 personas que participaban en concentraciones multitudinarias y botellones
Cientos de personas reunidas en el paseo del Born de Barcelona en la noche de este sábado - Kike Rincon/Europa Press, botellón, botellones,
Cientos de personas reunidas en el paseo del Born de Barcelona en la noche de este sábado - Kike Rincon/Europa Press

La noche de este sábado, una semana después del fin del estado de alarma, ha dejado pocos incidentes en las calles españolas aunque en las de la ciudad de Barcelona se han desalojado a más de 9.000 personas que participaban en concentraciones multitudinarias y botellones.

Este era el primer fin de semana completo sin el paraguas del estado de alarma y el país se ponía a prueba una vez que decayeron los toques de queda y los cierres perimetrales, pero en esta noche, como en la anterior, los botellones y aglomeraciones no han sido generalizados.

En Barcelona sí que se han registrado esas aglomeraciones, sin que se hayan respetado en muchos casos las medidas de seguridad; de hecho, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han desalojado a más de 9.000 personas que participaban en concentraciones y botellones.

Según han informado a Efe fuentes del Ayuntamiento de la Ciudad Condal, el principal punto de la capital catalana en el que se ha registrado una concentración más masiva ha sido la playa de Sant Miquel, donde los agentes han dispersado a unas 2.000 personas.

Además, el paseo del Born y el de Lluís Companys han sido las otras dos zonas de la ciudad en las que se han producido más aglomeraciones.

Al margen de las personas desalojadas, durante la pasada noche se levantaron tres actas administrativas contra tres locales por incumplir el horario permitido.

Sin embargo, en la ciudad de Madrid, que celebra este fin de semana sus fiestas patronales de San Isidro, el Ayuntamiento de la capital ha destacado que la celebración ha sido "ejemplar", sin que se hayan producido apenas incidencias destacadas y lejos de las imágenes de aglomeraciones masivas y botellones del pasado fin de semana.

La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha señalado a los medios que las fuerzas de seguridad "han trabajado con total normalidad" y que ha predominado "la prudencia" y "la responsabilidad".

"Creo que podemos sentirnos muy orgullosos de cómo Madrid y los madrileños están siendo muy responsables", ha indicado Levy.

Fuentes municipales han incidido en que si bien este lunes se hará el balance de todo el fin de semana, sí puede decirse que la jornada del sábado fue "muy tranquila".

En Salamanca, la Policía Local ha tramitado desde el pasado jueves hasta primeras horas de este domingo 877 denuncias por incumplimiento de la normativa sanitaria, la mayor parte de ellas (682) formuladas entre las últimas horas del pasado viernes y las primeras de este domingo.

Las causas principales han sido por no llevar mascarilla, no guardar la distancia de seguridad, por el consumo de alcohol en la calle, ruidos y molestias en reuniones de pisos y exceso del límite de personas en estas.

Además, han sido sancionados también varios establecimientos de ocio nocturno por no respetar el aforo máximo permitido, según han informado a Efe fuentes municipales.

En Pamplona, 151 personas que participaban en una macrofiesta en una fábrica abandonada en el barrio de Echavacoiz han sido identificadas por la Policía Municipal, cuatro de cuyos agentes han resultado heridos cuando vigilaban el cumplimiento de la normativa sanitaria.

Tras recibir llamadas de vecinos de la zona en las que denunciaban esta fiesta ilegal, agentes de paisano se acercaron al lugar para comprobar los hechos, ha informado a Efe la Policía Municipal de Pamplona.

Al observar que en la fábrica, que es utilizada habitualmente por un colectivo vecinal para organizar actividades, había una gran cantidad de personas bebiendo y comiendo, sin mascarilla ni guardar la distancia de seguridad.

Este primer fin de semana completo sin toque de queda, en Aragón no ha habido incidencias destacables, con una madrugada del domingo con mayor número de fiestas en pisos de la capital aragonesa y algunas llamadas de vecinos por ruidos a la Policía, que ha comprobado que se cumplía el máximo de seis personas permitido.

Desde la Delegación del Gobierno han indicado a Efe que esta última noche ha sido "más controlada" que la del sábado pasado.

En Murcia, dos hombres han sido detenidos tras una riña al cierre de los bares en una zona de ocio de la capital, donde se congregaban decenas de personas, que desembocó en un tumulto, en el que se agredió a varios policías.

El Gobierno ha insistido en lanzar un mensaje para que la ciudadanía disfrute pero siempre siguiendo las recomendaciones sanitarias, tal y como ha subrayado este domingo el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

Durante su participación en la presentación de la Cinemateca Pedro Zerolo, en el Cine Doré de Madrid, sede de la Filmoteca Nacional, Rodríguez Uribes ha advertido que, pese a ir por "muy buen camino", los jóvenes que han participado esta noche en grandes aglomeraciones "deben ir con cuidado".

"La vacunación está siendo intensa, el Gobierno está trabajando a tope para que el proceso nos lleve al buen puerto final de la vacunación masiva de los ciudadanos, y esa va a ser la gran garantía de que podamos volver a la completa normalidad. Pero estamos en ese camino, por tanto debemos de ir con cuidado, progresivamente, hemos dado pasos importantes", ha recalcado.

Comentarios