sábado 29/1/22

Una treintena de inmigrantes entran en Melilla tras seis intentos de asalto a la valla

Por otra parte, ya han vuelto a Marruecos 6.500 inmigrantes de los que entraron en Ceuta
Una treintena de inmigrantes entran en Melilla tras seis intentos de asalto a la valla
Una treintena de inmigrantes entran en Melilla tras seis intentos de asalto a la valla

Cientos de inmigrantes han efectuado seis intentos de asalto a la valla fronteriza de Melilla con Marruecos durante esta madrugada y una treintena de ellos, todos marroquíes, han logrado acceder a la ciudad autónoma, según ha informado a Efe un portavoz de la Delegación del Gobierno de Melilla.

Los seis intentos se han producido entre las 22.20 horas de anoche y las 3.45 horas de esta madrugada, mientras que agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional tratan de "impermeabilizar" esta zona fronteriza.

La fuente no ha podido especificar dónde han sido conducidos los treinta inmigrantes, aunque sí ha explicado que todos ellos son varones marroquíes adultos y ninguno está herido.

El asalto a la valla se ha producido en la primera jornada con el Ejército desplegado en el refuerzo de la vigilancia y control.

A las 22.20 horas de anoche un grupo numeroso de personas se aproximó a la valla fronteriza en la zona comprendida entre Mariguari y Farhana y, a pesar de la rápida actuación de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, veinte inmigrantes, todos de origen marroquí consiguieron acceder a Melilla.

A las doce en punto de la noche, otro grupo numeroso de personas se acercó al vallado en la zona próxima al arroyo Farhana y a pesar del dispositivo "anti-intrusión" un total de diez hombres consiguió acceder a Melilla, también todos de origen marroquí.

A la 1.40 se produjo un nuevo intento de entrada en la misma zona del arroyo Farhana, pero fue frustrado por la acción policial.

A las dos de la madrugada otro grupo de personas trató de acceder a Melilla por la zona del Barrio Chino, pero no se produjo ninguna entrada.

A las 2.25 de la madrugada volvió a aproximarse a la zona del arroyo Farhana e intentó de nuevo acceder sin conseguirlo, y nuevamente a las 3.45, por el mismo lugar, se intentó otro intento de asalto, sin resultados.

Es la primera vez que Melilla sufre una entrada irregular tan numerosa de personas originarias de Marruecos en saltos a la valla que, hasta el momento, habían sido una vía empleada prácticamente en exclusiva por inmigrantes subsaharianos.

Numerosas patrullas de la Guardia Civil, la Policía Nacional participaron anoche en el dispositivo anti-intrusión desplegado a lo largo de todo el perímetro, y en él también tomaron parte la Policía Local, cortando los accesos y, por primera vez en esta crisis migratoria, efectivos del Ejército.

También el helicóptero de la Guardia Civil estuvo durante horas sobrevolando la valla. 

6.500 MIGRANTES HAN VUELTO A MARRUECOS

Por otra parte, un total de 6.500 inmigrantes de los aproximadamente 8.000 que han entrado irregularmente en Ceuta desde el pasado lunes han regresado ya a Marruecos, ha confirmado el ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que no concibe "ningún otro intento de vulneración de nuestras fronteras".

En declaraciones a la Cope, Marlaska ha calificado la situación en Ceuta de "cierta normalidad" en comparación con días anteriores y ha explicado que la mayor parte de los menores que accedieron a la ciudad autónoma han sido objeto de solicitud de repatriación por parte de sus familias.

Respecto a estos menores y otros colectivos vulnerables, el ministro ha dicho que se está "trabajando en el interés superior de los mismos" y se están devolviendo aquellos que son requeridos por sus familiares con la intervención del Gobierno marroquí y de las autoridades españolas.

Marlaska ha confirmado que 30 inmigrantes han accedido en las últimas horas de manera irregular saltando la valla de Melilla, a quienes se les aplicarán los procedimientos adecuados y, en caso de que soliciten protección internacional y no cumplan los criterios, serán devueltos.

Preguntado sobre si advirtió al Consejo de Ministros de las consecuencias de acoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital de Logroño para ser tratado de covid, ha respondido que "todas las decisiones son de Gobierno y, en este caso, actuó necesariamente con razones humanitarias".

"Un gesto humanitario de esta relevancia nadie puede concebir que tenga esta respuesta, donde menores han pasado a nuestro país en condiciones de riesgo", ha subrayado el ministro.

El titular de Interior ha insistido en que las relaciones con Marruecos son "estrechas" y "fraternales", que viven "un momento de desencuentro", pero se ha mostrado convencido de que "con el trabajo callado y serio que estamos desarrollando será muy breve".

Respecto a si el Gobierno conocía días u horas antes que se iba a producir esa avalancha de inmigrantes, ha destacado la rapidez con la que se actuó, que permitió "recomponer la situación en bastante tiempo récord", lo que, a su juicio, implica que los servicios de información funcionan. 

Comentarios