miércoles 18/5/22

Empresarios de caza de CLM lanzan un SOS y piden reactivar y ampliar la temporada

El negocio ha caído un 90 % respecto a temporadas anteriores ya que a las restricciones por la covid-19 hay que sumar los daños de la borrasca Filomena, lo que ha dejado en la práctica un mes de enero inhábil, en una temporada de caza que dura 5 meses
Imagen de archivo de un cazador practicando la caza en un paraje
Imagen de archivo de un cazador practicando la caza en un paraje

Empresarios de sectores relacionados con la caza han recogido 3.500 firmas, 700 de ellas de empresarios del mundo rural, que apoyan su petición de reclamar a la Junta la reactivación de la actividad cinegética y la ampliación de la temporada de caza incluyendo el mes de marzo en el calendario.

En una rueda de prensa virtual, empresarios de los sectores cinegéticos han lanzado un SOS ya que las restricciones establecidas por la pandemia de coronavirus están dejando a muchas personas sin sustento, al haber caído la actividad un 90 % respecto a temporadas anteriores, según ha explicado el portavoz, Darío Vallano, dedicado a la gestión de cotos de caza.

Ha pedido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha la reactivación de la actividad y la ampliación de la temporada para intentar resarcirse de las pérdidas que está sufriendo un sector que, en una región como esta que forma parte de la España vaciada, es un auténtico motor económico y el sustento de muchas personas, que sin embargo, está sufriendo un varapalo por la restricciones establecidas a causa del coronavirus.

Vallano ha asegurado que son conscientes del alcance de la pandemia, por eso fueron los propios empresarios cinegéticos "los primeros" en poner medidas estrictas como la supresión de los actos más sociales como las comidas y desayunos, e impusieron el uso de mascarilla, guantes y gel y la realización de test, por lo que no entienden las restricciones a una actividad que se realiza por completo al aire libre y con medidas de seguridad sanitaria.

"Se ha paralizado la actividad sin dar oportunidad a nada", ha lamentado Vallano, quien ha añadido que los castellano-manchegos se sienten ciudadanos "de segunda" porque hay comunidades como Castilla y León, Andalucía, Extremadura y Madrid, por ejemplo, que sí permiten la movilidad para cazar.

Para dar testimonio del impacto que tiene el sector en la economía de la región, ha citado datos de la fundación Artemisan, según los cuales, la caza tiene un impacto de 640 millones de euros en Castilla-La Mancha y da empleo a más de 23.000 personas.

El negocio ha caído un 90 % respecto a temporadas anteriores ya que a las restricciones por la covid-19 hay que sumar los daños de la borrasca Filomena, lo que ha dejado en la práctica un mes de enero inhábil, en una temporada de caza que dura 5 meses.

Vallano ha avisado del riesgo que supone la limitación cinegética porque conlleva la superpoblación de especies y ello puede tener otras consecuencias como accidentes de tráfico.

La solución, ha insistido, pasa por reactivar la actividad cinegética permitiendo la movilidad y prolongar la temporada a marzo.

Por parte del sector de guarnicionería y talabartería, Mayte Nieto también ha alertado de la bajada de las ventas al estar los comercios cerrados, y del efecto dominó que se está produciendo al afectar eso también a curtidores, textiles, proveedores, del mismo modo que está sufriendo el sector hostelero por la ausencia de cazadores.

Los sectores relacionados con la caza han pedido a la Junta que les escuche y ayude a poder sacar a flote los negocios.

Empresarios de caza de CLM lanzan un SOS y piden reactivar y ampliar la temporada
Comentarios