domingo 25/10/20

Las licencias de enterramiento disminuyen un 25,2% en Castilla-La Mancha en junio

- El TSJCM tasa en 142 las muertes sospechosas por coronavirus de las 1.152 licencias de enterramiento expedidas en junio.

- Actualiza datos y determina 9.951 licencias de enterramiento entre marzo y junio, 5.267 por coronavirus.

- Para conseguir mayor agilidad aconseja a jueces de registros civiles que solo soliciten a forenses visar los supuestos en que aparezcan dudas

España mantiene la tendencia y reduce a 674 la cifra de muertos diarios con coronavirus
Las licencias de enterramiento disminuyen un 25,2% en Castilla-La Mancha en junio

El número de licencias de enterramiento expedidas por los registros civiles de Castilla-La Mancha en el mes de junio de 2020 ha descendido un 25,2 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 1.152, de las que en 142 (12,3 %) aparece como causa del fallecimiento la COVID-19 o sospechas de la enfermedad.

Son algunos de los datos recogidos en el expediente gubernativo abierto por la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM), de los que ha informado este jueves en una nota de prensa, con el objetivo de garantizar el correcto funcionamiento de los registros civiles de la región.

Según estas cifras, las defunciones en la comunidad autónoma en junio de 2020 han disminuido un 25,2 % respecto a las inscritas en el mismo periodo del año anterior, cuando se contabilizaron 1.541.

De las 1.152 licencias de enterramiento solicitadas el pasado mes, en 142 se recoge como causa del fallecimiento la COVID-19 o sospecha de esta enfermedad por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa.

Por provincias, en Albacete se han expedido 265 licencias de enterramiento en junio, 17 (6,4 %) por causa de la COVID-19 o sospecha; 350 en Ciudad Real, 46 (13,1 %) por coronavirus; 96 en Cuenca, 36 (37,5 %) por COVID-19 o sospecha; 99 en Guadalajara, 13 (13,1 %) por dicha enfermedad o sospecha; y 342 en Toledo, de las cuales 30 (8,8 %) son consecuencia de esta infección.

En cuanto al acumulado en los cuatro últimos meses, Castilla-La Mancha ha expedido 9.951 licencias de enterramiento (3.458 en marzo, 3.902 en abril, 1.439 en mayo y 1.152 en junio), de las que 5.267 (52,9 %) son por COVID-19 o sospecha (1.953 en marzo, 2.716 en abril, 456 en mayo y 142 en junio).

El TSJCLM ha recordado que el expediente gubernativo se abrió tras constatar el incremento "sustancial" de licencias de enterramiento y defunciones durante marzo, que estaba provocando dificultades en la gestión de los trámites para la inhumación de los cuerpos.

De igual forma, ha indicado, se pusieron de manifiesto complicaciones para la gestión de las licencias e inscripciones de defunción por aumento significativo de la mortalidad, así como en la consignación de las causas de la muerte en las certificaciones médicas, en las que no siempre aparecía referenciada la infección por el virus debido, sobre todo, al no sometimiento a muchas de las personas afectadas a test o analíticas.

Como consecuencia, el acuerdo dictado por la Presidencia del TSJCLM encomendó a los jueces encargados de los registros civiles que velaran por hacer una identificación "lo más precisa posible" de la causa inicial o fundamental de la muerte en los casos en los que aparezcan procesos patológicos o causas o intermedias que puedan considerarse compatibles o sospechosos con el coronavirus y, si fuera necesario, que solicitaran dictamen del médico forense.

En ese sentido, médicos forenses de los Institutos de Medicina Legal de Albacete, Cuenca y Guadalajara, y de Ciudad Real y Toledo, colaboran con los registros civiles en la revisión de las licencias de enterramiento y defunciones inscritas desde el día 1 de marzo de 2020, a los efectos de que pueda quedar constatada la causa inicial o fundamental del fallecimiento en aquellos casos en los que aparezcan sospechas de COVID-19. 

El TSJCM ha señalado que la revisión de las licencias de enterramiento del mes de junio constata una "sustancial disminución" de las inscripciones de defunción en las que existen causas de fallecimiento por COVID-19 confirmadas o sospechas de causas compatibles con esta enfermedad, algo que ya se apreció durante el mes de mayo.

Por ello, ha considerado que en la actualidad, el objetivo del expediente gubernativo abierto por la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que se centraba en garantizar la seguridad jurídica del proceso de dichas inscripciones, se ha cumplido fundamentalmente y la Presidencia del TSJCLM seguirá incorporando los datos al expediente gubernativo, pero con una periodicidad menor, trimestralmente.

Más información en vídeos 
Comentarios