domingo 7/3/21

España estudia sumarse al cierre de vuelos al Reino Unido decidido por varios países europeos

- Italia, Países Bajos y Bélgica cancelan las conexiones áreas con el país británico por la aparición de una cepa del virus. Francia y Alemania también lo están valorando.

- El Gobierno de España pide a la presidenta de la Comisión Europea y al presidente del Consejo Europeo "una respuesta comunitaria coordinada".

Aviones de British Airways en el aeropuerto London Gatwick - AFP/Ben Stansall
Aviones de British Airways en el aeropuerto London Gatwick - AFP/Ben Stansall

El Gobierno ha pedido este domingo a las autoridades de la UE una respuesta comunitaria coordinada sobre si prohibir el tráfico aéreo con el Reino Unido, después de que varios países lo hayan hecho tras confirmar Londres la aparición de una nueva variante del coronavirus.

Tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido, como Italia o Países Bajos, el Gobierno ha pedido este domingo a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, una respuesta "comunitaria coordinada ante esta nueva situación".

Así lo han señalado fuentes del Ejecutivo, que han asegurado que el objetivo es proteger los derechos de los ciudadanos comunitarios "desde la coordinacion, evitando la unilateralidad".

La aparición de una nueva variante del coronavirus ha obligado a las autoridades británicas a establecer duras medidas restrictivas en gran parte del Reino Unido por el alarmante incremento de los casos de la covid-19.

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70 % más la transmisión del virus, el primer ministro británico, Boris Johnson, se ha visto forzado a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad, entre críticas de la oposición laborista por no haber tomado antes estas medidas. 

NUEVA CEPA DEL CORONAVIRUS

La nueva variante del coronavirus detectada en el Reino Unido podría estar infectado desde hace unas semanas a ciudadanos de varios países europeos, según ha declarado este domingo el catedrático de farmaco-epidemiologia de la Universidad de Oxford, Daniel Prieto Alhambra.

Unos veinte millones de personas están confinadas desde este domingo en Londres y su área metropolitana por el aumento de contagios de la COVID-19, al parecer por la mutación del virus, que el Reino Unido ha comunicado a la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cambio que lo hace más contagioso.

Precisamente con relación a este asunto, la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha reclamado en un tuit al Gobierno que prohíba los vuelos con el Reino Unido.

"Diferentes países europeos están prohibiendo los viajes con el Reino Unido. El gobierno español ha de actuar ya para proteger a los ciudadanos en medio de la incertidumbre existente", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Prieto Alhambra, en una entrevista este domingo en RAC1, ha explicado que desde hace un mes ya se hablaba en el ámbito científico de una posible mutación del virus, que sería ahora más contagioso, cambio que se habría detectado en varios países europeos.

Ha indicado que todavía es pronto para señalar si esa mutación es la causante del aumento súbito de casos en Londres, Alemania, Italia o España, aunque ha precisado que es casi seguro que esté ya presente en varios países europeos.

Pérez Alhambra, miembro también del consejo de expertos que aconseja a la Agencia Europea del Medicamento sobre las nuevas vacunas contra el virus, ha explicado que los primeros indicios apuntan a que el cambio se ha producido en la proteína S del virus, lo que le permite engancharse mejor y, en consecuencia, ser más contagioso.

De confirmarse con estudios de investigación ese hecho, una de las consecuencias, según Pérez Alhambra, es que sería necesario vacunar a más gente de la prevista ahora para conseguir la llamada inmunidad de rebaño.

Por contra, ha señalado, si ya hay más gente infectada aunque asintomática de lo que indican ahora los estudios, "se estaría malbaratando vacunas" con personas ya contagiadas.

Pérez Alhambra ha pronosticado que, en cualquier caso, no podrá hablarse de que la pandemia empieza a estar controlada hasta dentro de medio año y ha llamado a que todas las personas se vacunen. "Es más seguro conseguir inmunidad vacunándose que infectándose", ha apostillado.

Ha defendido, igualmente, que la vacunación empiece con personas mayores y trabajadores de sectores esenciales, sobre todo el sanitario, ya que ello redundará en un menor ingreso hospitalario por la COVID-19 y en un descenso de los fallecimientos.

Respecto a la vacuna rusa, el catedrático ha lamentado "el problema de transparencia" con el que se ha desarrollado, lo que impide saber "si se han cogido atajos", como no se ha hecho con el desarrollo de otras.

Comentarios