martes 26/1/21

Consumo recuerda la necesidad de conservar el recibo de compra en rebajas

Consumo recuerda la necesidad de conservar el recibo de compra en rebajas
Consumo recuerda la necesidad de conservar el recibo de compra en rebajas

La Consejería de Sanidad ha ofrecido una serie de recomendaciones a los consumidores y usuarios acerca de sus derechos a la hora de realizar sus compras durante las rebajas y ha recordado la necesidad de conservar el recibo para cualquier reclamación.

En un comunicado, la Dirección General de Salud Pública y Consumo ha señalado que, de cara a este periodo que comienza el domingo, los artículos rebajados no podrán ser defectuosos o de peor calidad que los que se venden habitualmente.

Además, deberán haber formado parte de las existencias del establecimiento durante, al menos, un mes antes.

Las tiendas deberán anunciar de manera visible en el exterior de sus locales el período durante el que mantendrán las rebajas en los productos ofertados, así como ofrecer a precio reducido, al menos, la mitad de los artículos existentes.

En el caso de que las rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados deberán estar bien identificados y diferenciados del resto.

Los consumidores deberán conservar las facturas y recibos de compra y disponer de ellas en caso de reclamación, ya que las rebajas implican una reducción en los precios pero no una disminución de sus derechos como persona consumidora y usuaria.

El Gobierno regional recomienda comprar de manera responsable, adquirir solo aquello que se necesite y no dejarse llevar por un precio rebajado.

Respecto a las compras online, aconseja elegir formas de pago seguras, ya sea por transferencia, tarjeta o a través de plataformas especializadas, además de comprobar, en cualquier caso, que al inicio de la barra de direcciones aparece 'https', lo que indica que la página está utilizando una conexión segura.

Para preservar la privacidad también hay que comprobar que el proceso de solicitud y compra se hace, en todo momento, en un entorno seguro, lo que se puede verificar si aparece un candado cerrado en la barra de direcciones de la página que se visita.

Tras realizar la compra, se recomienda conservar todos los correos electrónicos de confirmación que se reciban y comprobar las compras realizadas con los extractos de la tarjeta, de forma que se puedan identificar los cargos no reconocidos.

Cualquier ciudadano que necesite realizar alguna consulta al respecto puede acudir a las oficinas municipales de información al consumidor o a las direcciones provinciales de la Consejería de Sanidad.

Comentarios