jueves 12.12.2019

El consumo de leche en Castilla-La Mancha supera en un 11% la media nacional

Los habitantes de Castilla-La Mancha toman, según Calabozo, 165.417.080 kilogramos de leche líquida, lo que supone un 5 % del consumo del país, y 65.544.470 kilogramos de productos lácteos, un 4 % del total nacional

El consumo de leche en Castilla-La Mancha supera en un 11% la media nacional
El consumo de leche en Castilla-La Mancha supera en un 11% la media nacional

El consumo de leche líquida entre los castellano-manchegos es un 11 % superior a la media nacional, mientras que el consumo de derivados lácteos por habitante en esta comunidad se sitúa un 13 % por debajo de la media del país. 

Es lo que ha precisado este miércoles el director general de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil), Luis Calabozo, quien ha alertado, a preguntas de los medios de comunicación en el encuentro "Valor nutricional de los lácteos y consumo diario recomendado", celebrado en Toledo, de que cada español consume 72 litros de leche cada año, un 30 % menos que hace quince años. 

Los habitantes de Castilla-La Mancha toman, según Calabozo, 165.417.080 kilogramos de leche líquida, lo que supone un 5 % del consumo del país, y 65.544.470 kilogramos de productos lácteos, un 4 % del total nacional. 

El también representante de Organización Interprofesional Láctea (Inlac) se ha mostrado preocupado ante el incremento de popularidad de las bebidas vegetales cuyo consumo, 165.000 toneladas, supone la vigésima parte de la ingesta de lácteos, que alcanza los 3,6 millones de toneladas. 

Luis Calabozo ha aclarado que estos líquidos libres de lactosa, cuyo repunte atribuye a la falta de información, no poseen las mismas propiedades nutricionales que la leche y, a este respecto, ha recordado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) prohibió la comercialización de estos derivados vegetales bajo la denominación de "leche". 

En este contexto, ha avanzado que el sector lácteo, que produce más de ocho millones de toneladas entre leche de vaca (7,2 millones), de oveja (medio millón) y de cabra (medio millón), está trabajando para revertir la caída del consumo de lácteos mediante una estrategia para potenciar estos productos que comenzará este año. 

En términos similares, se ha pronunciado la presidenta de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac), Charo Arredondo, quien ha considerado que las "bebidas blancas" son "una moda como tantas otras en el ámbito de la alimentación". 

Arredondo ha subrayado que la normativa que obliga a indicar el país de origen de los lácteos en el etiquetado "va a llegar al alma de los consumidores" ya que muchos de ellos, ha asegurado, quieren ayudar a los ganaderos españoles comprándoles la leche que ordeñan. 

A este respecto, ha incidido en la necesidad de implementar medidas que fomenten la ganadería y atraigan a los jóvenes a este sector aunque, en última instancia, se ha mostrado conforme con que "no bajase" la cantidad que se está produciendo ahora. 

Por su parte, la directora del departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Ana María López Sobaler, ha criticado los bulos que circulan en redes sociales sobre los productos lácteos, fuente de calcio que no aportan otros alimentos. 

Esas noticias falsas están provocando, según López Sobaler, que un 60 % de los españoles tomen menos de dos raciones al día de leche y derivados lácteos cuando se recomienda ingerir entre dos y tres raciones de lácteos al día y entre tres y cuatro para adolescentes, personas mayores, embarazadas y lactantes. 

Por añadidura, ha revelado que estudios recientes avalan el hecho de que "no todas las grasas saturadas (asociadas a los lácteos) son iguales y las grasas de los lácteos no suponen unos peores niveles de colesterol, ni mayor mortalidad por una enfermedad cardiovascular", de modo que ha concluido que "no hay ninguna razón para limitar el consumo de leche pensando en su contenido de grasa". 

Más información en vídeos 
Comentarios