sábado 22/1/22

El Gobierno blinda por ley la cooperación, que deberá llegar al 0,7% en 2030

La futura norma, cuya denominación completa será "Ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global", asume los objetivos de la Agenda 2030, la lucha contra la pobreza y el cambio climático y la igualdad de género
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anteproyecto de la nueva Ley de Cooperación, que permitirá blindar la ayuda internacional que España presta a otros países y que por vez primera fija mediante una norma el objetivo de aportar a este fin el 0,7% de la renta nacional bruta en el año 2030.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gabinete que se trata de una ley "innovadora" que situará a España "en la vanguardia de los países que hacen cooperación en el mundo" y que lo convertirá en "un país más digno" en la comunidad internacional.

La futura norma, cuya denominación completa será "Ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global", asume los objetivos de la Agenda 2030, la lucha contra la pobreza y el cambio climático y la igualdad de género, perspectiva bajo la cual se plantea como una "actualización" de la vigente y hasta ahora única legislación sobre la materia, que data de 1998.

El refuerzo del papel de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) -que contará con un estatuto para su funcionamiento- así como la aprobación del nuevo estatuto de cooperante y de varios órganos para afianzar la coordinación institucional son algunos de los hitos del anteproyecto.

El ministro Albares ha resaltado que la nueva legislación especifica el papel descentralizado de la cooperación que ejercen las comunidades autónomas y las corporaciones locales, incorpora la cooperación financiera junto a la ayuda al desarrollo y establece un nuevo marco normativo de subvenciones.

El objetivo de alcanzar el 0,7% de la renta nacional bruta a la cooperación, asumido por primera vez con rango de ley, se impulsará mediante una planificación plurianual en función de las capacidades presupuestarias y será un horizonte a cumplir no solo por la Administración Central, sino también por las autonómicas y locales.

Ha recordado el titular de Exteriores que fijar este porcentaje es un compromiso adquirido hace décadas por España en Naciones Unidas y en la Unión Europea.

Para mejorar la coordinación entre instituciones y entidades implicadas se creará un Consejo Superior de Cooperación y una Conferencia Sectorial de Cooperación.

También se eleva de rango la Comisión Interministerial de Cooperación, que estará compuesta por subsecretarios de los diferentes Departamentos, todo ello para "mejorar la eficacia, la transparencia y la rendición de cuentas", según el ministro.

El nuevo estatuto del cooperante, ha dicho también José Manuel Albares, permitirá "dignificar" el trabajo de estas personas y sus carreras profesionales.

Otras novedades son el reconocimiento del Sahel como región prioritaria de cooperación y el refuerzo de la "cooperación humanitaria" ante catástrofes, que pasará a ser de un 10% de la ayuda oficial al desarrollo.

En cuanto a la reforma del instrumento de cooperación financiera, se busca lograr mayor rapidez y agilidad a la hora de canalizar los fondos.

José Manuel Albares ha remarcado que se trata de una ley "vanguardista" que "sitúa a España como un país más digno en el seno de la comunidad internacional" y también como "un referente entre los nuevos modelos de cooperación". 

Comentarios