La comisión de investigación del Defensor se abre paso pese a las dudas de UP

El PP rectifica y se abre a que el Defensor del Pueblo investigue la pederastia en la Iglesia
En la imagen un instante de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados - Archivo
photo_camera En la imagen un instante de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados - Archivo

La opción del Defensor del Pueblo para investigar los abusos a menores en la Iglesia se abre paso tras el debate parlamentario de esta iniciativa, planteada por PSOE y PNV, pese a las críticas de Unidas Podemos, que la considera "un parche" e insuficiente para reparar el dolor de las víctimas.

A falta de la votación, el próximo jueves, de la proposición no de ley presentada de forma conjunta por PSOE y PNV, la mayoría de los grupos parlamentarios se han mostrado partidarios de sacar adelante esta iniciativa, que encomienda al Defensor del Pueblo la investigación de los casos de pederastia en la Iglesia católica.

"Tenemos la obligación de empezar el principio del fin de esta lamentable y durísima situación", ha subrayado la diputada del PSOE Carmen Calvo, encargada de defender la propuesta, que ha reconocido que el Estado "llega tarde" a dar respuesta a las víctimas.

Por su parte, la diputada del PNV Josune Gorospe, se ha comprometido con las víctimas a trabajar "hasta el final" para esclarecer los hechos y ha puesto en valor la figura del Defensor del Pueblo para este cometido, al considerar que la investigación debe quedar fuera de la "guerra política" de la Cámara.

Sin embargo, la fórmula elegida para la investigación de los abusos a menores en la Iglesia ha vuelto a enfrentar a los socios de gobierno.

La Junta de Portavoces del Congreso ha rechazado la propuesta de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu para crear una comisión de investigación sobre los abusos a menores en la Iglesia católica, con los votos en contra de PP, Vox y PNV y la abstención de PSOE y Ciudadanos.

De esta manera, el Congreso frena una comisión de investigación parlamentaria sobre la pederastia en la Iglesia, que generaba muchas dudas entre varias fuerzas políticas, incluida el PSOE, por la posibilidad de que un tema tan delicado se convirtiera en un espectáculo o que no protegiera adecuadamente la intimidad de las víctimas.

Este lunes, UP, ERC y Bildu presentaron al PSOE una enmienda a su PNL en la que planteaban la creación de una Comisión de la Verdad que investigue los casos de abusos recopilados por el Defensor del Pueblo y que pueda obligar a la Iglesia a cooperar.

Daban un plazo de seis meses al Defensor para la elaboración de su informe y pedían al PSOE que dejara abierta la posibilidad de crear una comisión de investigación en el ámbito parlamentario.

Durante el debate de esta tarde, el diputado de Unidas Podemos Jaume Asens ha argumentado que la investigación del Defensor no es suficiente y por ello han propuesto una Comisión de la Verdad, para evitar el "riesgo" de que todo acabe en un "parche".

"Creo que las víctimas se merecen una solución y nosotros hasta el final intentaremos llegar a un acuerdo", ha asegurado.

Desde ERC, Carolina Telechea ha calificado la propuesta de PSOE y PNV de "descafeinada" porque no da respuesta a la principal demanda de las víctimas, que es dar publicidad a sus relatos. Por eso creen que la creación de una comisión de la verdad permitirá escuchar y reparar a los afectados.

La diputada de Bildu, Isabel Pozueta, por su parte, ha confiado en alcanzar un acuerdo con PSOE y PNV para darle voz a las víctimas en el Defensor del Pueblo, pero también en una comisión.

"Nos gustaría que siguiéramos negociando para que el jueves ese tablero -en referencia al panel de las votaciones- respondiera de manera justa y empática a las víctimas", ha dicho Calvo.

"Primero las víctimas, luego los expertos y en tercer lugar la política", ha subrayado la diputada del PSOE, que ha asegurado que los afectados serán escuchados en la fórmula que prefieran, de manera pública o privada.

Al tiempo, ha asegurado que no se trata de una "causa general" contra la Iglesia y se ha mostrado convencida de que esta institución "ha cambiado" y está dispuesta a colaborar.

El PP confía en que el Defensor sea un instrumento válido para la investigación de estos casos, y espera que sus conclusiones sirvan tanto a la Iglesia católica como a otros ámbitos en los que se producen los abusos a menores, cuestión en la que coinciden con Ciudadanos, mientras que Vox ha pedido investigar también los abusos en otros ámbitos como el deportivo.

Comentarios