jueves 21.11.2019

18 detenidos de un grupo imputado por 46 robos en viviendas en construcción

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, en una operación conjunta, han desarticulado un grupo itinerante al que se le imputan 46 robos en viviendas, principalmente en construcción, en Madrid, Cantabria, Castilla-La Mancha y el País Vasco.

Según ha informado la Guardia Civil, han sido detenidos 18 miembros de la organización, -asentados en Madrid capital y en las localidades de Fuenlabrada, Leganés y Coslada-, que se dedicaban a sustraer las calderas, termostatos, vitrocerámicas, radiadores y electrodomésticos pendientes de instalar en los domicilios.

Los arrestados realizaban un estudio previo de los lugares donde iban a cometer los saltos, llegando a recorrer distancias de hasta 1.000 kilómetros diarios, y cuando desmantelaban las viviendas guardaban los efectos en garajes o inmuebles de seguridad en la capital.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un grupo criminal había robado en el interior de una urbanización de viviendas en Santander, donde sustrajeron las calderas de las viviendas de dos de los portales del edificio.

Las primeras gestiones permitieron identificar a un sospechoso y un vehículo utilizados por los miembros de la organización. El trabajo coordinado de los agentes de Policía Nacional y de la Guardia Civil condujo a la identificación de los integrantes de esta red de los que ya se tenía indicios de su participación de robos en Cantabria y que residían en la Comunidad de Madrid.

Destino Rumania

La red realizaba un estudio previo de los lugares donde robaban y para conseguir su objetivo llegaban a recorrer distancias de hasta 1.000 kilómetros a diario.

Una vez en el destino, unos vigilaban por si aparecía la Policía y el resto accedía al interior y desmantelaba las viviendas. A continuación cargaban los efectos sustraídos en una o varias furgonetas y los trasladaban a diferentes garajes y viviendas se seguridad en Madrid. La gran mayoría de efectos sustraídos eran mandados a Rumanía donde y distribuidos en el mercado ilícito, con lo que obtenían elevados beneficios.

Durante el transcurso de la investigación, tres integrantes de una de las células del grupo fueron sorprendidos en Palencia robando en 11 chalets. Los agentes interceptaron además una furgoneta de transporte internacional en Brihuega (Guadalajara) con equipamiento de cocina y otros efectos sustraídos en alguno de los robos investigados.

Los investigadores lograron localizar y detener a 15 miembros más de la organización en Madrid y en las localidades de Fuenlabrada, Coslada y Leganés. Además, se realizaron 11 registros, nueve de ellos en domicilios y dos en locales utilizados por la organización, donde se recuperaron gran cantidad de electrodomésticos procedentes de los robos, multitud de herramientas de gran valor (destornilladores electrónicos, amoladoras con sus discos, taladros, lijadoras y compresores), ordenadores, teléfonos móviles y herramientas utilizadas para la comisión de los robos.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo I de la Sección de Europa del Este de la UDEV- Central de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional, el Grupo 2º de la UDEV de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cantabria.

Más información en vídeos 
Comentarios