sábado 19/9/20

Castilla-La Mancha reclama al nuevo Gobierno España un punto más del PIB a Sanidad

- El Gobierno de Castilla-La Mancha descarta asumir el transporte sanitario y avanza que abrirá un nuevo concurso.

- El consejero de Sanidad del Gobierno regional afirma que "habrá pediatras donde haga falta; donde no, no".

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante el desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante el desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo

El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha reclamado este miércoles al nuevo Gobierno de España que se conforme tras las elecciones del 10 de noviembre que dedique un punto más del Producto Interior Bruto (PIB) a la sanidad pública.

Así lo ha señalado el titular regional de Sanidad durante la conferencia 'Los desafíos de nuestra sanidad' que ha ofrecido en Toledo en el marco de un desayuno informativo.

Fernández Sanz ha señalado que pese a que Castilla-La Mancha da "una prestación excelente, como la puede dar Madrid", necesita más financiación, por lo que ha asegurado que "la lucha va a seguir abierta" para, en el marco del debate de la financiación autonómica, obtener un punto más del PIB para sanidad porque "no se puede estar por debajo del 6 por ciento".

En este sentido, ha dicho que la situación es "delicada" y por ello ha incidido en que "en cuanto se normalice el Gobierno del Estado", Castilla-La Mancha pedirá más financiación para no continuar con el "déficit presupuestario continuo" y siendo una región "infrafinanciada" en materia de sanidad.

Según el consejero de Sanidad, la financiación es uno de los tres desafíos más importantes a los que se enfrenta la sanidad en el medio y largo plazo, junto con la cronicidad y el modelo de atención sanitaria.

Además, ha indicado que ese punto más del PIB que reclama para la sanidad debe estar relacionado no solo con la prestación asistencial sino que debe ir encaminado a la prevención y promoción.

No obstante, Fernández Sanz ha presumido de la sanidad de este país y de la región y ha considerado que el sistema sanitario "casi roza lo óptimo" porque es "universal, gratuito y abre sus puertas 24 horas al día los 365 días del año con acceso sin ningún límite", por lo que ha resaltado que "no cabe duda de que es uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo".

En este punto, ha ofrecido algunos datos relativos a Castilla-La Mancha como los 47 millones de actos sanitarios anuales -con la previsión de llegar a los 50 millones en 2020-, los 30.000 profesionales sanitarios en la región, los 30 millones de euros invertidos en tecnología o el aumento del 15 % en el presupuesto sanitario en los últimos cuatro años.

Con todo, ha insistido en que "el futuro tiene que ir encaminado a promocionar los hábitos de vida saludable, el envejecimiento activo, la promoción de la salud y la atención temprana", de manera que se redirija el sistema a lo que ocurre en la sociedad.

Una redirección del sistema que, ha dicho, es necesaria porque "la demanda ha cambiado" y va más dirigida a los autocuidados relacionados con las enfermedades crónicas.

Por otro lado, Fernández Sanz también ha marcado como reto un acuerdo marco en prestación farmacéutica y a este respecto ha destacado que Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en utilización de fármacos genéricos y biosimilares.

El titular de Sanidad ha explicado que en 2014 se invertían 680 millones en medicamentos al año, pero que esa cifra aumentará a 880 cuando termine este año 2019, por lo que "por esa rendija se están yendo 200 millones", ha advertido al tiempo que ha abogado por ser "más eficientes" en este ámbito.

TRANSPORTE SANITARIO DE LA REGIÓN

En otro orden, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha descartado asumir la gestión pública del transporte sanitario, tal y como han solicitado los sindicatos, y ha avanzado que abrirá un nuevo concurso para la adjudicación del mismo tras iniciar el procedimiento para la rescisión del contrato con la adjudicataria de Guadalajara, Ciudad Real y Albacete.

A preguntas del público asistente al desayuno informativo, el consejero de Sanidad ha defendido que cuando accedió al Gobierno regional en el año 2015 la gestión del transporte sanitario era "discutible" y por ello la Consejería de Sanidad apostó por mejorarla y sacar a concurso la gestión en tres bloques.

Mientras que en Toledo y Cuenca el servicio ha funcionado de manera "adecuada", ha dicho, con la gestora de las tres provincias restantes la Consejería de Sanidad ha discutido porque "empezó a hacer una prestación diferente de la que se había acordado" y por ello, ha señalado, ha sido "advertida y sancionada" por valor de hasta 400.000 euros.

"Ha llegado un momento que es insostenible", ha afirmado Fernández Sanz, y el Gobierno regional ha tenido que tomar "una decisión que no quería" e iniciar el procedimiento para la rescisión del contrato.

El siguiente paso, ha agregado, será sacar un nuevo concurso "por el dinero adecuado" y "limitando las ofertas a la baja" porque, a su juicio, el "error" de la adjudicataria ha sido "bajar la prestación".

Además, ha indicado que este asunto se ha "mezclado" con la negociación del convenio colectivo en cuyo caso, ha defendido, la Junta de Comunidades no tiene nada que ver porque se refiere a la relación entre la empresa y los trabajadores, ha subrayado.

PEDIATRAS EN LA REGIÓN

Por último y de otro lado, el consejero de Sanidad ha apostado por hacer una redistribución de las especialidades sanitarias en Castilla-La Mancha y ha aseverado que "habrá pediatras donde haga falta; donde no, no".

Fernández Sanz ha hecho una reflexión sobre los "nuevos profesionalismos" en el ámbito sanitario y ha reconocido que discute que falten médicos en España, porque a su modo de ver lo que había que hacer es una redistribución de las especialidades.

En concreto, ha hecho referencia a la decisión adoptada en su día en esta comunidad autónoma de que hubiera un pediatra en cada centro de salud y ha lamentado que sin embargo "no se preocuparon de formar pediatras".

Por tanto, según el consejero de Sanidad, la prestación pediátrica la están realizando médicos de familia porque no hay pediatras formados en los centros de salud, al tiempo que también ha dicho que en algunos centros hay "pediatras viendo niños sanos".

Pese a reconocer que hay quejas por parte de padres, alcaldes e incluso colegios de médicos con respecto a este asunto, Fernández Sanz ha incidido en que la cartera de servicios no ha sido revisada en esta región y que dicha revisión necesaria irá en la dirección de la redistribución.

"Habrá pediatra donde tenga que haber; donde no, no habrá pediatra porque el niño estará atendido de una u otra manera", ha sentenciado.

Preguntado por el público asistente al desayuno informativo en relación a la falta de pediatras, ha respondido: "Claro que faltan pediatras, para hacer lo que hacen", al tiempo que ha reiterado que "habrá que dedicarlos a hacer lo que creemos que deben hacer", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios