Las lluvias afectarán esta semana al cuadrante sureste peninsular

Primer temporal de lluvias del otoño con 33 litros en algunos puntos de CLM
photo_camera Las lluvias afectarán esta semana al cuadrante sureste peninsular

Las precipitaciones afectarán esta semana especialmente al cuadrante sureste peninsular a causa de una borrasca situada en el mediterráneo y que va en dirección oeste, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Alcázar, tras el frente cálido de este fin de semana está a punto de pasar un frente frío. El avance de esta borrasca y de sus frentes asociados está bloqueado por el anticiclón que hay en el centro de Europa por lo que esta se "descolgará" hacia el sur.

Al mismo tiempo, ha dicho que en el Mediterráneo hay otra borrasca terminará por afectar desde este terminará por afectar, a lo largo de los próximos días, desde mañana a todo el cuadrante sureste peninsular y Baleares. En los próximos días van a estar afectados por la borrasca del norte, que está descargando en el Cantábrico y que este martes aún dejará algunas precipitaciones que volverán a ser de nieve en la cordillera cantábrica.

En general, las precipitaciones serán en forma de agua, aunque podrán ser de nieve en cotas altas del sureste, como en Sierra Nevada y las sierras de Cazorla y del Segura.

"Las lluvias serán generalizadas en el cuadrante sureste. Serán de tipo tormento, algunas fuertes. A diferencia de en el norte donde son más persistentes, estas serán intensas y podrán afectar tanto al sureste como al litoral mediterráneo andaluz así como a Ceuta y Melilla", ha adelantado Alcázar que ha precisado que la cota de nieve se situará en 1.000 metros en el sur.

Respecto al miércoles, ha indicado que seguirá la inestabilidad en el sureste aunque tenderán a disminuir las precipitaciones. Sin embargo, ha destacado que el viento "será bastante fuerte en estas zonas" y que las rachas de aire podrán superar en algunos puntos los 90 kilómetros por hora tanto en estas zonas como en Canarias.

A partir del miércoles en el norte empezará a remitir las precipitaciones y el jueves apenas quedará nada en el norte, mientras que seguirá la inestabilidad en la zona que circunda el Mar de Alborán, la costa andaluza, Ceuta y Melilla.

Desde el jueves, según el portavoz, nuevamente la borrasca que está en el norte comenzará a situarse en el área mediterránea, pero un poco más al norte que el martes y el miércoles. Sin embargo, ha advertido de que esta posibilidad "todavía no está muy definida".

Mientras, en la mitad norte los cielos estarán más despejados cuanto más al oeste y puede haber aún el miércoles alguna lluvia en la cordillera cantábrica y en la zona más oriental de Burgos, donde se espera viento de norte y nubosidad, y habrá algunas precipitaciones en la Sierra de Madrid.

En la evolución meteorológica, Alcázar ha valorado que des el miércoles irá mejorando por el oeste y remitiendo la nubosidad en el resto de la Península, sobre todo en su zona más occidental y en Andalucía occidental donde los cielos estarán prácticamente despejados.

En cuanto a las temperaturas, ha indicado que en la próxima noche bajarán "sobre todo" las nocturnas, y que a partir del martes por la mañana los descensos se notarán también en las diurnas, un descenso que se notará más en Levante, a causa del viento. Donde más bajarán el martes será en las temperaturas diurnas, sobre todo en el sureste, porque entrará viento y estará cubierto de nubosidad.

"La sensación de cambio será importante", ha advertido Alcázar porque las nocturnas podrán bajar "mucho" en las zonas más despejadas, es decir, sobre todo en el oeste y en la mitad norte, como en Castilla y León y las zonas altas de Extremadura. En concreto, ha apuntado que el martes las heladas quedarán restringidas a las zonas altas y al noroeste de la meseta norte.

Además, las heladas serán generalizadas el miércoles y el jueves en la mitad oeste y sobre todo en la meseta norte y también bajarán los termómetros en Pirineos y la Ibérica.

En resumen, ha comentado que esta situación es un "pequeño temporal o borrasca mediterránea" que es, a su juicio, "llamativo" para la época, aunque no se trata de una situación desconocida.

Comentarios