martes 22.10.2019

ATICA trata con la Junta el futuro decreto de inspección sanitaria de caza

Representantes de ATICA CLM se reunieron con la directora general de Salud Pública para exponerle sus aportaciones al borrador del decreto sobre Inspección sanitaria de piezas de caza silvestre destinadas a consumo humano

ATICA trata con la Junta el futuro decreto de inspección sanitaria de caza
ATICA trata con la Junta el futuro decreto de inspección sanitaria de caza

El presidente de la Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades afines al sector cinegético de Castilla-La Mancha (ATICA C-LM), Juan Caballero de la Calle, y el miembro de la Junta de Representantes de la asociación en la sección de veterinarios, Enrique Ayllón Caro, se reunieron con la directora general de Salud Pública, María Dolores Rubio y Lleonart, para exponerle sus aportaciones al borrador del decreto sobre Inspección sanitaria de piezas de caza silvestre destinadas a consumo humano.

En un comunicado, ATICA C-LM mostró su acuerdo con el nuevo borrador, ya que "contempla buenas iniciativas que redundarán en el beneficio del sector cinegético", como que los guardas de cotos puedan autorizar el traslado de piezas de caza menor, pero también su convencimiento de que "conviene realizar algunos cambios en determinados artículos".

Respecto al hecho de que los guardas de los cotos puedan autorizar el traslado de piezas de caza menor, el borrador recoge que deberán acreditarse con la formación necesaria, siendo imprescindible la realización de un curso de formación, por lo que ATICA C-LM se ofreció a la Consejería de Sanidad para colaborar en los cursos.

En cuanto al hecho de que el cazador autorizado para aguardos nocturnos podrá trasladar sus piezas mediante la cumplimentación de un anexo, la asociación propuso a la directora general que, además del anexo requerido, el aguardista lleve consigo la resolución del Plan Técnico de Caza o el permiso de esperas que emite la Administración, con independencia de la autorización del titular del coto donde se esté realizando la espera ya que, "la obligatoriedad de llevar toda esta documentación dificultará el furtivismo".

La asociación también propuso modificar el artículo 11 proponiendo que sea el veterinario actuante en la montería directamente quien esté obligado a realizar las identificaciones de las piezas abatidas destinadas a consumo humano y no ser meros supervisores, y en todo el decreto que se modifiquen los términos "organizador de cacerías" por "responsable de la actividad".

La reunión también sirvió para analizar el hecho de que un cazador quiera llevarse su trofeo tras haber abatido un jabalí. En este aspecto, ATICA C-LM propuso a la directora general que se pueda llevar la jeta del animal, ya que es imposible extraer los colmillos de la misma en el campo.

Para las monterías de autoconsumo, el veterinario rellenará el Anexo XII para que los cazadores puedan transportar las piezas hasta que reciban el resultado de las inspecciones de triquina. ATICA C-LM también recalcó que se mantenga la validez de los lugares de evisceración en cinco años, como contempla el decreto en vigor, y que el cobro de los honorarios veterinarios actuantes en las monterías sea un pago opcional a través del Colegio Oficial y nunca una obligación.

Más información en vídeos 
Comentarios