sábado 21.09.2019

El arzobispo de Toledo muestra su alegría por el nuevo Papa

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, señaló que ahora el "gran reto" de Francisco I y el de la Iglesia, es el de la evangelización ya que "Dios no es tenido en cuenta y no es conocido, y eso es un gran mal para la humanidad"
El Arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez
El Arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez

El arzobispo de Toledo y Primado de España, Braulio Rodríguez, ha mostrado su alegría por la elección del nuevo Papa Francisco I, al tiempo que ha señalado que su "gran reto" y el de la Iglesia en estos momentos es el de la evangelización ya que "Dios no es tenido en cuenta y no es conocido, y eso es un gran mal para la humanidad".

En rueda de prensa, Rodríguez ha destacado que el nuevo Papa sea hispanoamericano y ha asegurado que este hecho "es normal" porque el mayor número de católicos está en Iberoamérica y hablan portugués y español. "Eso más tarde o más temprano iba a llegar", ha añadido, al tiempo que ha tenido un recuerdo para los católicos iberoamericanos.

"El que sea de allá y le dé una visión más clara de lo que viven y expresan los católicos iberoamericanos puede ser una novedad importante, junto con esa ascendencia italiana por su apellido", ha argumentado.

LE CONOCIÓ HACE 8 AÑOS

También ha recordado que conoció a Francisco I hace unos ocho años en Valladolid, donde dirigió unos ejercicios espirituales de obispos españoles, y ha resaltado del Santo Padre que tiene "una mente clara" y una "idea clara" de la realidad socio-religiosa "de nuestro mundo".

"Sentí ese sentimiento de alguien bien preparado, buen jesuita, valiente, diciendo las cosas de una manera sencilla y bastante humilde, sin tener un aura muy grande. Le recuerdo como una persona normal", ha argumentado.

Así, ha señalado que le recuerda con una manera "fácil de hablar" y con un "deje argentino claro", ha indicado el arzobispo de Toledo, quien ha dicho que Francisco I puede que no fuera "el mejor colocado" en las quinielas pero que "lo importante es que ahora es aquel en el que vive Pedro"

SUS PRIMERAS PALABRAS

El arzobispo de Toledo ha aludido a las primeras palabras de Francisco I y al hecho de que haya subrayado que sea obispo de Roma, que se debe a la Iglesia universal y que haya hecho alusión a Benedicto XVI, lo que --a su juicio-- "significa que él va a querer vivir la colegialidad".

"Indica que hay un deseo de querer gobernar la Iglesia con los demás obispos del mundo y de la forma que sea más conveniente dentro del espíritu de la colegialidad", ha manifestado el primado de España.

También ha sido preguntado por la forma de vida austera del nuevo Santo Padre, al afirmar que si tiene una forma de vida en este sentido "intentará plasmarla también a nivel de los grandes capítulos económicos que puede tener la Iglesia".

PRIMER PAPA JESUITA

Preguntado por el hecho de que sea el primer Papa jesuita, Rodríguez ha manifestado que "cuando uno es obispo deja de ser jesuita, domenico u obispo de no sé donde", aunque ha añadido que "a él se le nota como es lógico".

Si este hecho puede significar la vuelta de los jesuitas a Toledo, el arzobispo ha dicho que "ojalá puedan tener tantas y tantas vocaciones que puedan querer a venir fundar una comunidad. Creo que los jesuitas no se fueron de Toledo porque no quisieran estar en la ciudad, sino porque no tenían vocaciones", ha agregado.

Finalmente, ha señalado que, en previsión al nombramiento del nuevo Papa, había comprado unos billetes de avión a Roma porque cree que la semana que viene puede comenzar el nuevo ministerio de Francisco I. "Me gustaría estar allí como estuve en la última catequesis de Benedicto XVI", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios