martes 19.11.2019

El ‘Open Arms’ desembarca finalmente en la isla de Lampedusa tras la orden del fiscal italiano

El Audaz sigue rumbo a Lampedusa, a la espera de una decisión sobre los migrantes

El ‘Open Arms’ desembarca finalmente en la isla de Lampedusa tras la orden del fiscal italiano - AP
El ‘Open Arms’ desembarca finalmente en la isla de Lampedusa tras la orden del fiscal italiano - AP

Los 83 migrantes del "Open Arms" desembarcados en la noche de este martes en el puerto italiano de Lampedusa han pasado su primera noche en un centro de acogida en la isla después de haber pasado revisiones médicas en el mismo muelle.

Pasada la medianoche terminaban de desembarcar los migrantes tras permanecer 19 días a bordo del barco humanitario español y en virtud de una orden de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) que ordenó la incautación de la nave y el desembarco inmediato de los rescatados.

Los migrantes fueron visitados por dos médicos del ambulatorio de Lampedusa además de otros dos llegados desde Palermo, un dermatólogo y un ginecólogo, que no encontraron problemas de salud en ninguno de ellos.

Tras ello, fueron trasladados en autobuses al centro de acogida.

Mientras, el barco "Open Arms", incautado temporalmente por la Fiscalía de Agrigento, ha partido del puerto de Lampedusa y se dirige a Porto Empedocle, en Sicilia, donde llegará por la noche.

La fiscalía ha confiado la nave al propio capitán del "Open Arms", Marc Reig.

El fiscal de Agrigento, del que depende Lampedusa, Luigi Patronaggio, decidió la incautación y desembarco después de subir a bordo de la nave española ayer acompañado de varios médicos para verificar el estado de los migrantes y la situación a bordo.

Según fuentes del procedimiento consultadas por Efe, el fiscal ha tomado esta decisión a instancias de la organización al amparo del artículo 328 del Código Penal, que castiga con entre seis meses y dos años al funcionario público que haya omitido su deber que "por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso".

Esta Fiscalía investigaba un presunto delito de secuestro de personas, no dirigido contra nadie en concreto, para determinar por qué no pudieron desembarcar los migrantes en Italia a pesar de que un tribunal tumbó la orden del ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, de que el barco no entrara en aguas territoriales de este país.

EL AUDAZ SIGUE SU RUMBO

Por otra parte, el buque Audaz de la Armada española continúa en la mañana de este miércoles la travesía rumbo a la isla italiana de Lampedusa, aunque ha reducido la velocidad de navegación, a la espera de novedades en su misión, según ha comprobado Efe a bordo del barco, una vez que esta madrugada fueron desembarcados los 83 inmigrantes que permanecían en el Open Arms.

El Audaz zarpó minutos antes de las 18.30 horas del martes de la base naval de Rota (Cádiz) hacia Lampedusa para hacerse cargo del centenar de personas rescatadas por el Open Arms y acompañar a este barco al puerto de Palma de Mallorca. 

Poco después el fiscal de Agrigento (Sicilia) ordenaba el desembarco de los inmigrantes en la isla de Lampedusa, lo que hicieron de madrugada, y la incautación del barco de la ONG española.

El Gobierno aguarda la resolución de las autoridades judiciales italianas sobre el futuro de los migrantes del Open Arms desembarcados en Lampedusa para decidir cómo proceder con el buque Audaz de la Armada, que ha sido enviado a la isla para asistirlos.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha recordado que España se comprometió "a acoger un número de migrantes" y que piensan cumplir con esta responsabilidad, a pesar de que desde el Ejecutivo están a la espera de la última palabra de la Fiscalía italiana para saber si el Audaz continúa su travesía o debería regresar al país.

"De momento, vamos a seguir los acontecimientos al minuto, vamos a ver cómo evolucionan, qué decisión se toma en Italia y en función de la decisión que tomen nosotros actuaremos en consecuencia", ha informado Robles en una rueda de prensa en Gran Canaria.

"Es momento de esperar", ha dicho la ministra, a la vez que ha asegurado que si la organización ha infringido la normativa española a lo largo del proceso de rescate, "que nadie dude que el Gobierno actuará en consecuencia".

Robles ha remarcado que una vez se conozca si se hará efectivo el reparto de los más de cien náufragos que están siendo atendidos en la isla italiana de Lampedusa, quedan dos cuestiones fundamentales por abordar.

Una consiste en "seguir trabajando con la Unión Europea para afrontar el problema de la inmigración" y otra en estudiar "comportamientos" como el del ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, que a juicio de Robles han sido "inaceptables" en la gestión de la crisis del Open Arms.

"En España cuando se produjo esa situación de dramatismo y emergencia fue cuando se decidió que no podíamos mirar para otro lado", ha subrayado. 

NO TENÍA PERMISO PARA RESCATAR

Por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha recordado al capitán del Open Arms que no tiene permiso para hacer rescate de inmigrantes y que "nadie está a salvo" del cumplimento de la ley, incluido "un barco como este".

Calvo se ha referido así en declaraciones a la Cadena Ser a la situación del barco humanitario español y a la posibilidad de que pueda ser sancionado con multa de hasta 901.000 euros, por el rescate de migrantes.

La vicepresidenta ha sido preguntada sobre la decisión del capitán del barco, Oscar Camps, de seguir haciendo rescates cuando la fiscalía levante la incautación, a lo que ha contestado que el propio capitán ha dicho que el Open Arms "no estaba ni siquiera en condiciones de navegar hasta un puerto español, hasta un puerto de Baleares".

El barco, ha afirmado Calvo, "tiene licencia para ayuda humanitaria, para transporte de víveres"." Esa es la licencia que tiene desde el punto de vista de la concesión administrativa y la legalidad española, y ese es su cometido", ha apostillado.

"El propio señor Camps ya dijo que no estaba en condiciones ni de navegar, ni de tener la situación que tenían. Este es un asunto que corresponde a la responsabilidad del señor Camps, que además es la autoridad para la seguridad de cualquier cosa que ocurra en su barco, como dice la ley".

Preguntada sobre si el Gobierno se plantea sancionar al Open Arms después de que la Marina Mercante, dependiente del ministerio de Fomento, le advirtiera de que si seguía haciendo rescate de inmigrantes se enfrentaba a sanciones de entre 300.000 y 901.000 euros, Calvo ha hecho hincapié en que estamos en un Estado de Derecho.

"Las instituciones, los poderes y los ciudadanos, todos estamos sometidos a las leyes, y todo el mundo sabe lo que puede hacer y lo que no y nadie esta a salvo de esto, incluido un barco como éste", ha sentenciado Calvo y ha añadido que 'la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento".

Pero por encima de esta situación está la crisis humanitaria y por eso, según Calvo, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, decidió enviar el buque de la Armada española Audaz rumbo a Lampedusa.

PP INSTA A SÁNCHEZ A QUE "DÉ LA CARA"

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha reclamado este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que "dé la cara" para explicar la gestión que ha realizado de la crisis del Open Arms porque considera que "no ha estado a la altura" y ha dado "bandazos".

En una entrevista en Telecinco, ha pedido que comparezca en rueda de prensa de forma "urgente" porque considera que no se le ha escuchado durante toda esta crisis del barco español con migrantes que esta madrugada desembarcó en el puerto de Lampedusa, solo con mensajes a través de Twitter en los que se ha ido "contradiciendo".

El PP también pregunta al Gobierno qué ha pasado finalmente con el barco de la Armada que navega rumbo a Lampedusa y requiere a Sánchez que aclare cuál es la posición de España en materia migratoria, si a partir de ahora va a recoger a todos los buques como el Open Arms y abrir los puertos españoles.

Para Montesinos está claro que el Gobierno español "no ha estado a la altura de las circunstancias" porque tenía opción de liderar y coordinar una respuesta con la UE en esta materia y no lo ha hecho, y de recoger la "mano tendida" del líder del PP, Pablo Casado, para mantener una interlocución y consensuar una política de Estado.

Por el contrario, ha optado por "los bandazos" e incluso una serie de medidas que han "contrariado" a los responsables del buque Open Arms, según Montesinos. 

VOX DENUNCIARÁ AL OPEN ARMS

Por otra parte, Vox presentará este miércoles ante la Fiscalía una denuncia contra el Open Arms por favorecer la inmigración ilegal y por el uso fraudulento de las leyes del mar. Así lo ha anunciado el presidente de VOX, Santiago Abascal, en su perfil de Twitter.

"Disfrazando sus actos como rescates, la labor de esta ONG se hace cómplice de las mafias internacionales del tráfico de personas", ha escrito Abascal en la red social.

El anuncio de Vox se produce solo unas horas después de que el barco de la organización haya atracado en puerto de Lampedusa para desembarcar al centenar de migrantes que permanecían a bordo desde principios de agosto.

"LA MISIÓN MÁS DIFÍCIL VIVIDA"

Además, la ONG Proactiva Open Arms ha asegurado este miércoles que la misión 65 --nombre con el que se refiere a la última operación de rescate realizada-- ha sido "la misión más difícil" que han vivido hasta ahora.

"Hoy es el día para agradecer a este enorme equipo humano el esfuerzo, la entrega e inmensa generosidad", ha apuntado la organización en una publicación en Twitter recogida por Europa Press.

Un día después del desembarco en la isla de Lampedusa (Italia), Open Arms ha declarado que es el primer día en que la justicia italiana "impuso el sentido común y la humanidad a este disparate".

Más información en vídeos 
Comentarios