lunes 16.09.2019

La carne mechada vendida como marca blanca también tiene listeria y estaba mal etiquetada

- Junta de Andalucía denuncia en la Fiscalía a la marca blanca de carne mechada con listeria.

- Desciende el ritmo de nuevos casos de listeriosis en Andalucía, que se elevan a los 190.

- Facua estudia ampliar a la Junta de Andalucía la querella contra la empresa Magrudis.

La carne mechada vendida como marca blanca también tiene listeria y estaba mal etiquetada
La carne mechada vendida como marca blanca también tiene listeria y estaba mal etiquetada

La carne mechada de la empresa Magrudis comercializada como marca blanca también está contaminada con la bacteria listeria, según han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Así lo han verificado los análisis preliminares realizados a las muestras de carne mechada de Magrudis distribuida por Comercial Martínez León, que ha dado positivo por listeriosis.

La Junta informó este viernes de que una "pequeña cantidad" de esta carne comercializada como marca blanca fue inmovilizada y que fue detectada en un comercio de la localidad sevillana de Brenes. 

La carne fue inmovilizada en la sede de la empresa por técnicos del Ayuntamiento de Sevilla enviados por la Junta casi una semana después de ser decretada la alerta sanitaria en Andalucía. 

La Junta informó este viernes de que la carne mechada que había en la empresa de Comercial Martínez León no era mucha aunque se desconoce con precisión la cantidad que ha sido finalmente distribuida. 

Además, sostiene que no tuvo conocimiento de la existencia de la marca blanca hasta el pasado 21 de agosto, seis días después de que se activara la alerta sanitaria.

Por su parte, el último informe de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha constatado que la carne "La Mechá" que se había comercializado como marca blanca por la empresa Comercial Martínez León está mal etiquetada. 

El informe precisa que la Agencia ha tenido conocimiento a través de la Junta de que se trata de un producto comercializado "sin marca comercial alguna", lo que supone "una importante deficiencia de comercialización y etiquetado".

La Junta ha confirmado también que el producto tiene la misma presentación que el comercializado por Magrudis, pero no aparece en el etiquetado marca alguna y solo se referencia la información nutricional, según la Aesan.

Las autoridades sanitarias andaluzas han informado a Sanidad de que han contactado con las empresas destinatarias de estos productos, que se han inmovilizado para así evitar que se comercialice lo que es "un producto con grave riesgo para los consumidores".

DENUNCIA ANTE LA FISCALÍA

De otro lado, la Junta de Andalucía ha denunciado ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Sevilla a la empresa Comercial Martínez León para que investigue si, efectivamente, comercializó carne mechada de la empresa Magrudis reenvasándola y sin indicar cuál era el proveedor del producto que llegaba finalmente al consumidor.

Así lo ha confirmado a Efe la viceconsejera de Salud y Familias de la Junta, Catalina García Carrasco, que ha defendido la gestión de su departamento en este caso, una vez que se ha comprobado que Comercial Martínez León estaba distribuyendo carne sin etiquetar de la empresa Magrudis, origen del brote de listeriosis.

García Carrasco ha defendido que “se han tomado las medidas oportunas al tener las primeras evidencias” e, incluso, “se han tomado medidas antes de tener los resultados de los análisis”, ha subrayado.

La viceconsejera ha explicado que la investigación en torno a esta empresa se inició el pasado 21 de agosto que fue cuando la Junta tuvo conocimiento de que Comercial Martínez León había estado distribuyendo carne de Magrudis pero sin la marca de La Mechá.

"Sabíamos que teníamos un problema, por lo que se comenzó a trabajar en coordinación con el Ayuntamiento de Sevilla, que tiene la competencia en materia inspectora”, ha agregado.

Sobre la denuncia ante la Fiscalía, ha dicho que se presentó “porque un cliente nos dijo que la empresa lo que hacía era reenvasar la carne quitándole la marca, y solo añadía la fecha de caducidad, cuando debe poner quién la fabrica y quién la vende, pero en la etiqueta no aparece nada de eso”, ha detallado.

La viceconsejera ha señalado que se contó con el problema añadido de que “la empresa estaba cerrada y no localizaban al empresario" hasta que Salud contactó con él y le hizo ver que tenía que abrir la empresa y entregar la lista de distribución, que era "imprescindible para decretar la alerta”.

Seguidamente, el Ayuntamiento dio una lista provisional de proveedores para contactar con ellos y se ha llevado sus muestras, hasta comprobar hoy que dan positivo en infección por listeria, ha concretado.

De forma paralela, Salud comprobó lo que dijo el empresario que, con fecha 16 de agosto, comunicó a los clientes que "esa carne no se podía consumir", extremo que confirmaron los clientes.

Catalina García Carrasco ha concluido que “creemos que en este caso la consejería de Salud, ante una evidencia, ha adoptado las medidas oportunas”, porque “nos hemos adelantado a lo que podía ser un problema de salud pública”.

DESCIENDE EL RITMO DE NUEVOS CASOS EN ANDALUCÍA

Por otra parte, cuatro nuevos casos de infección por listeria se confirmaron este viernes en Andalucía, frente a los 25 de la jornada anterior, con lo que desde que se decretó la alerta sanitaria el 15 de agosto 190 personas han sido diagnosticadas de listeriosis, de las que 98 permanecen hospitalizadas.

Según los datos ofrecidos este sábado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, de los 98 pacientes hospitalizados en centros públicos y privados, 36 de ellos mujeres embarazadas, ocho ya están confirmados como infectados por la bacteria y tres están en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Uno de los casos confirmados era el de un hombre de 72 años, enfermo terminal de cáncer de páncreas en tratamiento paliativo, que murió el viernes, aunque fuentes de la Consejería han dicho a Efe que está por determinar si el fallecimiento fue causado por la listeriosis.

Esta muerte sería la segunda del brote de listeriosis provocado por carne contaminada de la marca La Mechá, tras el de una mujer de 90 años. 

Los cuatro nuevos casos confirmados ayer están localizados en Sevilla (2), Huelva (1) y Cádiz (1).

El 81,6 por ciento de los 190 casos ya diagnosticados en Andalucía se han producido en la provincia de Sevilla (155) y el resto en Huelva (17), Cádiz (9), Málaga (5) y Granada (4), mientras en las provincias de Almería, Córdoba y Jaén no hay casos confirmados.

En la jornada de este viernes no se produjeron abortos ni infecciones en recién nacidos y 56 pacientes fueron dados de alta.

La distribución por provincias de los 82 pacientes ingresados en hospitales públicos es la siguiente: Sevilla (62), Huelva (14), Cádiz (1), Málaga (3), Córdoba (1) y Granada (1).

En hospitales privados hay 19 ingresados por sospechas de infección por listeria, 17 en Sevilla y dos en Huelva.

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud para el seguimiento del brote de listeriosis, el doctor José Miguel Cisneros, ha señalado en el comunicado que la reducción en el número de nuevos casos confirmados y de hospitalizaciones que se produjo en el día de ayer "es necesario analizarla con prudencia hasta que en los próximos días se confirme la tendencia". 

Según Cisneros, "la curva epidémica provisional establece que el periodo de incubación de la bacteria es más corto de lo habitual (tres días de promedio), si bien este periodo depende de la cantidad de alimentado contaminado consumido y de posibles factores de riesgo que tengan las personas que lo toman". 

Por ello, teniendo en cuenta esta curva, es posible estimar que, a lo largo de la semana que viene, habrá una caída de casos, señala Cisneros. 

FACUA ESTUDIA AMPLIAR SU QUERELLA A LA JUNTA

En otro orden, la organización de consumidores Facua ha anunciado este sábado que está estudiando ampliar la querella que presentó ayer en los juzgados de Sevilla contra la empresa Magrudis SL, fabricante de la carne contaminada con la bacteria de la listeria, para incluir a la Junta de Andalucía.

En una conferencia de prensa, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha señalado que los abogados de la organización "están estudiando" la ampliación de la querella por un posible delito contra la salud pública contra cargos de la Junta y contra el "presunto" gerente de la empresa, ya que ha dicho que no ha quedado claro quién está al frente de Magrudis.

Ha subrayado que la posible imputación de la Junta se debería a “las falsedades que se vienen lanzando, que han aumentado el riesgo para la población y que nos parecen temerarias”.

Sánchez también se ha referido a la marca blanca que ha distribuido carne fabricada por Magrudis y ha dicho que los consumidores deben saber "por qué no está etiquetada como establece la normativa".

La carne de La Mechá que se había comercializado como marca blanca por la empresa Comercial Martínez León está mal etiquetada, según ha informado la Junta de Andalucía a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad.

Rubén Sánchez ha enmarcado esta información en la "escalada de irregularidades de la Junta de Andalucía” en este caso.

Ha insistido en pedir la dimisión del consejero de Salud, Jesús Aguirre, y "en vista que no tiene intención de hacerlo", ha solicitado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que lo destituya "de inmedianto si le preocupa la salud de los andaluces".

Más información en vídeos 
Comentarios