viernes 24/9/21

El verano acaba con 191 muertos en las carreteras, la menor cifra de la historia

Ocho personas han perdido la vida en las carreteras de Castilla-La Mancha este verano
El 112 de Castilla-La Mancha coordinó hasta junio la actuación de 106 accidentes de tráfico graves
El verano acaba con 191 muertos en las carreteras, la menor cifra de la historia

Castilla-La Mancha ha registrado ocho fallecidos durante los meses de julio y agosto en las carreteras de la región, once víctimas mortales menos que en el mismo periodo del año pasado y cinco fallecidos menos que en 2019, siendo el verano con menos fallecidos desde que se tiene registro.

En el conjunto del país, el verano ha terminado con 191 muertos en las carreteras españolas, la cifra menos trágica de fallecidos desde que existe un registro de siniestralidad y a pesar de que se ha recuperado el número de viajes a niveles previos a la pandemia de la covid, con 90,8 millones de desplazamientos en julio y agosto.

Acompañado por el director general de la DGT, Pere Navarro; el fiscal especial de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, y el general de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presentado este viernes el balance de siniestralidad del verano, que deja once muertos menos respecto a 2020 y 24 menos que en 2019, el año de referencia, pues el pasado estuvo marcado por la pandemia.

"No debemos caer en el triunfalismo: 191 fallecidos son muchos, demasiados", ha dejado claro Marlaska quien, no obstante, ha reconocido que la estadística "es menos mala" de lo que se esperaba.

Durante julio, con 43,2 millones de viajes, se registraron 95 accidentes mortales con 99 víctimas, lo que sitúa este mes de 2021 como el mejor julio de la serie histórica en cuento a siniestralidad. Hubo 16 fallecidos menos que el año pasado y 18 menos que en julio de 2019.

Mientras, en los 47,5 millones de desplazamientos que se produjeron en agosto murieron 92 personas en 83 accidentes mortales, cinco más que el año pasado, si bien en cinco días de este mes ninguna persona perdió la vida en las carreteras españolas.

El titular de Interior ha hecho hincapié en que se han recuperado los niveles del tráfico vacacional previo a la pandemia, con un aumento del 9,6 por ciento de los viajes respecto al periodo estival de 2020 y apenas un 0,38 por debajo de los que se realizaron en 2019.

Para Grande-Marlaska "no debemos admitir la siniestralidad y mortalidad vial como un mal inevitable. Podemos y debemos acabar con las muertes en carretera"

Las carreteras convencionales vuelven a ser el escenario de más siniestros mortales, en concreto tres de cada cuatro, donde perecieron 138 personas, en tanto que en autovía se registraron 53 fallecidos.

Las causas de los siniestros también son las habituales. Priman las salidas de vía en la mayoría de casos pro exceso de velocidad y los choques frontales.

En concreto, Castilla-La Mancha ha registrado ocho fallecidos en carretera, de los cuales 3 han sido en la provincia de Cuenca, dos en Toledo y uno en Albacete, Ciudad Real y Guadalajara.

Respecto al número de los heridos graves, sí se ha producido un aumento respecto al pasado verano, pues este año ha habido un total de 65 heridos, frente a los 53 que hubo en 2020.

Los datos más representativos de los movimientos de largo recorrido durante los meses de julio y agosto de la región es que ha contabilizado 14.999.092 movimientos, aumentado un 9,68% respecto a 2020, y se han alcanzado prácticamente los datos de 2019.

Comentarios