lunes 19/10/20

Una nueva norma regulará las prestaciones económicas sociales en Castilla-La Mancha

Personas con experiencia en pobreza piden apoyo tecnológico y participación
La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha participado por videoconferencia, en el acto conmemorativo del Día Internacional contra la Pobreza organizado por las Cortes regionales
La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha participado por videoconferencia, en el acto conmemorativo del Día Internacional contra la Pobreza organizado por las Cortes regionales

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha anunciado que la próxima semana comenzará la fase de consulta pública del nuevo decreto de prestaciones sociales para familias en situación de dificultad económica y social.

Así lo ha avanzado Sánchez durante la videoconferencia que, con motivo del Día Internacional para la erradicación de la pobreza que se conmemora el 17 de octubre, ha organizado este viernes la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y/o exclusión social en Castilla-La Mancha, en la que también ha participado el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido.

La consejera ha explicado que esta nueva norma tiene la finalidad de llegar a todas las personas que no están bajo el marco protector del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y de trabajar para complementar ese IMV “si la normativa vigente así lo dicta”, así como de ordenar las prestaciones económicas que reciben ciertos colectivos, como las familias numerosas o las personas en situación de viudedad, entre otros.

“Planteo ese compromiso de, a partir de la semana que viene, ponernos a trabajar en una nueva norma que pueda ordenar y regular las prestaciones económicas en nuestra comunidad”, ha asegurado Sánchez, quien ha detallado que el Gobierno regional trabajará “en colaboración con todas las entidades relacionadas con el sistema social”.

También ha señalado que, para ello, se va a constituir un grupo de trabajo específico y que este decreto va a ser “un compromiso, no de futuro, sino de presente”.

"Se trata, en definitiva, de ver a qué personas no llega el IMV, de cómo complementarlo cuando sea necesario y de reunificar prestaciones", ha añadido la titular de Bienestar Social en posteriores declaraciones a los medios de comunicación.

Asimismo, ha recordado que ha habido una modificación relativa al cobro del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) y ha aclarado que “no ha desaparecido”, ya que las personas que se benefician de esta renta básica la van a seguir recibiendo, pero han cesado las nuevas incorporaciones, que se están derivando al IMV porque la Junta ha considerado que “ahora mismo es la prestación más ventajosa”, pues la cuota es mayor que la del IMS.

Y aunque Sánchez ha reconocido que está costando implantarlo totalmente por el volumen de demanda y las dificultades en su tramitación, ha dicho que tiene “muchas expectativas” puestas en él porque “ha supuesto un cambio radical en la concepción de las políticas sociales” y porque “esa renta iguala a todos y permite que, desde cada comunidad autónoma, se pueda complementar”.

Además, a preguntas de los periodistas sobre este asunto, ha explicado que en este momento el IMV y el IMS llegan a casi 7.000 familias de Castilla-La Mancha y ha insistido en que el cambio “no es un paso a atrás”, sino “un paso adelante para mejorar”.

Igualmente, ha afirmado que el presupuesto del Ejecutivo autonómico en materia de prestaciones económicas “se va a mantener”, pero de lo que se trata es de crear un nuevo sistema de prestaciones “para ver dónde no llega el IMV y poder llegar nosotros”, ha reiterado.

Del mismo modo, ha agregado que el IMV lleva “más retraso de lo esperado” porque el número de solicitudes ha “colapsado” la Seguridad Social y que esta semana se han mantenido reuniones específicas con el Ministerio del ramo, con el fin de poder agilizar los trámites.

LUCHA CONTRA LA POBREZA

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la exclusión social (EAPN) de Castilla-La Mancha ha organizado este viernes una videoconferencia en la que personas con experiencia en pobreza han reclamado ayudas económicas para facilitar el acceso a Internet, formación en el uso de nuevas tecnologías y mayor coordinación y trabajo en red entre las organizaciones que fomentan la participación.

Son algunas de las reivindicaciones que han traslado al Gobierno autonómico y a las Cortes regionales a través de esta videoconferencia, con motivo del Día Internacional para la erradicación de la pobreza, que se conmemora el 17 de octubre, y en la que han participado la consejera de Bienestar Social y el presidente del Parlamento autonómico.

Trabajar para que los programas de acompañamiento social lleguen a toda la ciudadanía, habilitar puntos wifi “libres y de calidad” en cada distrito, facilitar ayudas económicas para posibilitar el acceso a Internet a personas en situación de mayor vulnerabilidad o consultar a los jóvenes sus necesidades y tenerlos en cuenta en todas las acciones sociales que les afecten son otras de las propuestas que han planteado y que también han trasladado a los grupos parlamentarios para que las tomen en consideración.

EAPN Castilla-La Mancha ha alertado sobre la situación de la ciudadanía más vulnerable y el presidente de este colectivo, Adolfo Patón, también ha hecho una serie de propuestas y ha reclamado agilidad en los trámites administrativos para acceder a las ayudas, apoyo tecnológico y alfabetización digital, aumentar el parque público de vivienda, avanzar hacia un modelo de fiscalidad justo o elaborar un plan regional contra el fracaso escolar.

“La pobreza está más extendida de lo que creemos”, pues “una de cada tres personas pobres tiene trabajo, lo que habla de la calidad del empleo”, ha denunciado Patón, quien ha mostrado su preocupación por las consecuencias de la pandemia que, a su juicio, “ha puesto de manifiesto la debilidad del sistema de Bienestar Social”.

Y, aunque ha dicho que “aún es pronto para poner número a los efectos de la actual crisis”, al igual que la de 2008, ha vuelto a incidir en los grupos más vulnerables.

Asimismo, ha recordado que la COVID-19 ha obligado a organizar este acto de forma telemática, en lugar de celebrar un pleno institucional, como viene siendo habitual en los últimos años, y ha agradecido a las Cortes regionales y a la Consejería de Bienestar Social su trabajo y disposición para poner el foco en la conmemoración de este día.

En la misma línea, la consejera ha incidido en que este año está siendo “tremendamente complicado” y ha resaltado que “nos va a dejar una herida que nos va a costar mucho tiempo poder cerrar y sanar, sentimental, emocional, social y económicamente”, que repercutirá en los más vulnerables porque sus dificultades se acrecientan.

Sánchez, que ha apelado a la acción a favor de la igualdad y de la dignidad humana, ha destacado que de 2015 a 2019 la tasa Arope, que mide el índice de exclusión, ha bajado seis puntos en Castilla-La Mancha (de 36,7 a 30,7) y, aunque lo ha calificado de “buena noticia”, ha opinado que la cifra sigue siendo “preocupante”.

Por ello, ha animado a trabajar por la erradicación de la pobreza severa a través del empleo y ha abogado por la educación como mejor medida preventiva para erradicar la pobreza infantil, así como por la garantía de ingresos.

De su lado, el presidente de las Cortes ha apuntado que “trabajar juntos” y recibir las aportaciones de EAPN es “determinante” para el trabajo parlamentario, ya que la erradicación de la pobreza es “un compromiso que tenemos todos los que estamos en el servicio público y que compartimos con las entidades sociales”, a las que ha agradecido su labor.

Bellido ha hecho hincapié en que la crisis ha planteado “nuevos desafíos” y hay que analizar cómo afrontar sus consecuencias, para lo cual ha opinado que convendría organizar el entramado administrativo.

En este sentido, ha apuntado que el Estado tiene más dinero que competencias y las comunidades autónomas más competencias que dinero, por lo que “estamos un poco desarmados para combatir la pobreza de manera más eficaz”.

Más información en vídeos 
Comentarios