La cabecera del Tajo gana 8,4 hm3 en una semana, pero sigue por debajo del 20%

Las lluvias de la última semana elevan la reserva de agua embalsada en España hasta el 35,7% de su capacidad
En la imagen el embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo - Fotografía: @rioTajoVIVO
photo_camera En la imagen de archivo el embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo - Fotografía: @rioTajoVIVO

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han ganado esta semana 8,48 hectómetros cúbicos y almacenan actualmente un total de 488,8, lo que supone el 19,41% por ciento de su capacidad --que asciende a 2.518 hectómetros--, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo y recogidos por Europa Press.

En este sentido, el embalse de Entrepeñas ha ganado 2,75 hectómetros en los últimos siete días y almacena 213,55 de los 813 que puede embalsar; mientras que Buendía que ha recuperado 5,73 y almacena 275,33, de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de embalses de la provincia de Guadalajara, tres han disminuido sus reservas y el resto las han aumentando. En el lado de los que han perdido se encuentran el de Atance, que pierde 0,02 hasta 9,67, siendo su capacidad máxima de 35 hectómetros; el de Bolarque ha disminuido 4,61 hectómetros llegando hasta los 25,50 de los 31 que tiene de máximo; el de La Tajera, que pierde 0,14 hasta los 17,54 de un máximo de 59.

Por contra, aumentan el de Alcorlo, con 1,05 hectómetros más hasta 65,23 de su total de 180; el de Almoguera, que sube 0,24 hectómetros y registra 6,13, siendo su máximo de 7; el de Beleña, que aumenta 1,26 y acumula 22,71 de los 53 de máxima que puede embalsar; el de Palmaces, que ha perdido 0,27 hectómetros y se queda con 11,46 de los 31 que puede almacenar y El Vado, que registra 2,62 hectómetros más, situándose en 20,15 de un máximo embalsable de 56.

De su lado, el embalse de Molino de Chincha, en la provincia de Cuenca, ha perdido 0,32 hectómetros esta semana y almacena 5,22, por debajo de su máximo embalsable de 6 hectómetros.

CRECE LA RESERVA DE AGUA EMBALSADA

Las lluvias que han afectado a toda la Península esta semana han elevado la reserva hídrica hasta el 35,7 por ciento de su capacidad total, al sumar 765 hectómetros cúbicos, que suponen el 1,4 por ciento del total, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que informa de que en la actualidad los embalses guardan 20.021 hectómetros cúbicos de agua.

Esta semana, las considerables lluvias dejaron hasta 136,6 litros por metro cuadrado en Huelva, la precipitación máxima registrada en este periodo.

Así, por ámbitos, Cantábrico Oriental se encuentra al 69,9 por ciento; Cantábrico Occidental, al 56,5 por ciento; Miño-Sil, al 53,5 por ciento; Galicia Costa al 64,3 por ciento; las cuencas internas del País Vasco al 61,9 por ciento; Tinto, Odiel y Piedras al 79 por ciento y Júcar al 52,8 por ciento.

Pese a las últimas precipitaciones, siguen lejos de alcanzar la mitad de su capacidad total las cuencas de el Duero, que está al 36,8 por ciento; Tajo, al 43,3 por ciento; Guadiana, al 24,7 por ciento; Guadalete-Barbate al 22,9 por ciento; Guadalquivir, al 19,3 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza, al 34,2 por ciento; Segura, al 32,4 por ciento; Ebro, al 39,2 por ciento y las cuencas internas de Cataluña al 32,2 por ciento.

En la actualidad, los embalses siguen un 14,74 por ciento por debajo del agua embalsada en las mismas fechas del año pasado y un 31,56 por ciento menos que la media de los últimos diez años.

Después de muchas semanas con los embalses en su valor más bajo en los últimos 27 años, desde 1995, las cantidades recogidas sitúan ahora a 2022 como el segundo año con menos agua almacenada, por detrás de ese ejercicio, en la semana 50 del año. Según datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica a Europa Press, en aquel año, la reserva hidráulica se situaba en el 29,48 por ciento de su capacidad total mientras que ahora, en la semana 50, los embalses están al 35,71 por ciento.

Hay que remontarse ahora a 1994 para encontrar un año con cifras similares en la semana 50. En ese momento, la reserva se situaba en un 35,80 por ciento, una cifra muy parecida a la de 28 años después. En aquellos ejercicios, 1994 y 1995 España vivía una de las sequías más destacadas desde que hay registros.

Comentarios