La cabecera del río Tajo pierde otros 6,87 hm3 y está al 18,9% de su capacidad total

- Las últimas lluvias no frenan la caída de los embalses españoles, que bajan esta semana hasta el 31,9% de su capacidad.

- Este es el segundo ejercicio con menos agua embalsada en la semana 40 desde 1990, solo por detrás de 1995, es decir, la peor cifra en 27 años.

En la imagen el embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo - Fotografía: @rioTajoVIVO
photo_camera En la imagen de archivo el embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo - Fotografía: @rioTajoVIVO

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han perdido esta semana 6,87 hectómetros cúbicos y almacenan actualmente un total de 475,15, lo que supone el 18,9% por ciento de su capacidad --que asciende a 2.518 hectómetros--, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo y recogidos por Europa Press.

En este sentido, el embalse de Entrepeñas ha bajado 3,47 hectómetros en los últimos siete días y almacena 212,58 de los 813 que puede embalsar; mientras que el de Buendía desciende en 3,40 su capacidad y almacena 262,57 de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de embalses de la provincia de Guadalajara, todos han disminuido sus reservas, menos el de Almoguera, que ha subido 0,75 hectómetros y llega a 6,38 hasta sus 7 de máximo y el de Bolarque, que aumenta 0,99 hectómetros hasta los 24,58 de los 31 que tiene de máximo.

Mientras, el de Alcorlo resta 0,49 hectómetros hasta los 64,34 de su total de 180 y El Atance pierde 0,29 hasta 10,75, siendo su capacidad máxima de 35 hectómetros.

También se contrae el de Beleña, que disminuye 1,14 y acumula 26,04 de los 53 de máxima que puede embalsar; el de Palmaces, que cae 0,15 hectómetros hasta llegar a los 11,50 de los 31 que puede almacenar.

Asimismo, el de La Tajera pierde 0,39 hasta los 20,26 de un máximo de 59; al igual que el de El Vado, que disminuye 0,41, situándose en 12,62 de un máximo embalsable de 56.

De su lado, el embalse de Molino de Chincha, en la provincia de Cuenca, ha subido 0,11 hectómetros esta semana y almacena 5,72, por debajo de su máximo embalsable de 6 hectómetros.

LA RESERVA HÍDRICA SIGUE CAYENDO

Las precipitaciones de la última semana no han logrado frenar el descenso del volumen de agua embalsada en España, que esta semana ha caído hasta el 31,9 por ciento de su capacidad total, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), que indica que esta semana la reserva hidráulica almacena 17.924 hectómetros cúbicos de agua. Se trata de la peor situación en 27 años.

Esta semana los embalses han perdido 345 hectómetros cúbicos, lo que representa el 0,6 por ciento de su capacidad total a pesar de que las precipitaciones han sido abundantes en la vertiente Atlántica y han afectado en menor medida a la Mediterránea. La máxima se ha recogido en Bilbao, con 87,7 litros por metro cuadrado.

En concreto, en este momento los embalses guardan un 35,90 por ciento menos agua que la media de los últimos diez años (27.965 hm3), una diferencia de 10.041 hectómetros cúbicos. Respecto a las mismas fechas de hace un año, la reserva hidráulica es un 20,13 por ciento menor.

La peor situación está en el ámbito de la cuenca del Guadalquivir cuyas reservas se encuentran al 19 por ciento.

Por ámbitos la reserva está al 67,1 por ciento en Cantábrico Oriental; al 56,3 por ciento en Cantábrico Occidental; al 51,6 por ciento en Galicia Costa; al 71,4 por ciento, las cuencas internas del País Vasco; al 65,1 por ciento en Tinto, Odiel y Piedras y Júcar, al 52,2 por ciento.

Mientras, están por debajo de la mitad de su capacidad la cuenca del Miño-Sil, que está al 43,7 por ciento; el Duero, al 29,9 por ciento; Tajo, al 35,5 por ciento; Guadiana, al 23,4 por ciento; Guadalete-Barbate, al 23 por ciento; la Cuenca Mediterránea Andaluza al 38 por ciento; Segura, al 33,9 por ciento; Ebro, al 36,2 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 37,5 por ciento.

Los datos históricos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico facilitados a Europa Press reflejan que desde que comenzaron los registros de agua embalsada en 1990 solo en 1995 han estado más bajos en esta semana, la número 40 del año. Así, si en este 2022 están al 31,95 por ciento, en 1995 se situaban en el 26,13 por ciento.

Comentarios