Ribereños señalan que la cabecera no mejora y piden cambiar las reglas del trasvase

Pese a que el último cambio de reglas del trasvase amortigua la sequía en el Alto Tajo y hay 9hm3 más al cierre del año hidrológico
Embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo al cierre del año hidrológico
photo_camera Embalse de Entrepeñas en la cabecera del río Tajo al cierre del año hidrológico

Entrepeñas y Buendía concluyen el año hidrológico en las mismas condiciones del año pasado y reteniendo 486 hectómetros cúbicos, nueve más que el año pasado en la misma fecha, en una situación en la que según recuerdan los municipios ribereños se está "a la espera de la necesaria nueva modificación de las reglas de explotación".

Según considera la entidad en nota de prensa, sólo el último cambio en las reglas de explotación y el criterio del Ministerio en Nivel 3 "han conseguido amortiguar en parte la sequía".

Concluye, con todo, el año hidrológico, y lo hace en cifras muy similares a las del año pasado, con Entrepeñas al 24 por ciento con 195 hm3 y Buendía al 17,11 por ciento, con 291,7 hm3.

"Los defensores del Tajo y los embalses de Entrepeñas y Buendía asisten impotentes a una situación en la que la justicia no cesa de darles la razón, pero los tiempos políticos frenan actuaciones que son de urgente necesidad", lamentan los ribereños.

La Asociación de Municipios Ribereños considera que cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través de su Directiva Marco del Agua y de la justicia, "que ha ratificado una y otra vez las decisiones tomadas por el Ministerio de Transición Ecológica".

"Los recortes de trasvases han amortiguado el golpe en un año muy difícil, pero el Gobierno de España, ahora en funciones, debe materializar cuanto antes ese nuevo hachazo al Memorándum de Cospedal para elevar la lámina de agua en Entrepeñas y Buendía", reclama Borja Castro, presidente de los Ribereños.

Comentarios