domingo 23.02.2020

Ola de calor en Castilla-La Mancha: máximas de 43 grados y se funde el "triángulo del frío"

En Molina de Aragón (Guadalajara) se ha alcanzado un récord histórico de 36,6 grados este 27 de junio, la temperatura más alta registrada hasta la fecha para un mes de junio

Ola de calor en Castilla-La Mancha: máximas de 43 grados y se funde el "triángulo del frío" - EFE/ Ángeles Visdómine
Ola de calor en Castilla-La Mancha: máximas de 43 grados y se funde el "triángulo del frío" - EFE/ Ángeles Visdómine

La ola de calor, que afecta a gran parte de la península y Baleares desde el miércoles, también tiene sus efectos en Castilla-La Mancha, donde las cinco provincias están en alerta por altas temperaturas, que en Toledo y Talavera de la Reina pueden ser de hasta 43 grados, pero que también llegan a zonas más frescas de la región, provocando incluso que se derrita "el triángulo del frío". 

Así se ha expresado en declaraciones a Efe la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, que ha indicado que en Molina de Aragón (Guadalajara) se ha alcanzado un récord histórico de 36,6 grados este 27 de junio, la temperatura más alta registrada hasta la fecha para un mes de junio. 

De hecho, ha matizado que el denominado 'triángulo del frío' o 'triángulo del hielo', formado por Teruel y Calamocha, en la provincia de Teruel, y Molina de Aragón, en la de Guadalajara, "se derrite" como consecuencia de esta ola de calor.

La delegada de la Aemet en la región también ha hecho hincapié en que Cuenca alcanzó a las 2.50 horas de la madrugada del 26 al 27 de junio la temperatura mínima más alta de España para un mes de junio, 24 grados, y en que la mínima anterior más alta fue de 23,4 grados el 6 de junio de 2009.

Sin embargo, a pesar de que Castilla-La Mancha está atravesando una ola de calor "fuerte", Castro ha precisado que es "un poco más leve" que en el Valle del Ebro, aunque ha avisado de que este viernes podrían producirse nuevas efemérides en la provincia de Toledo, concretamente, en Toledo y Talavera de la Reina.

La delegada de la Aemet ha detallado el ránking de mayores temperaturas a 27 de junio en Castilla-La Mancha, que está liderado por Alcázar de San Juan, con 40,4 grados; y a la que siguen Villanueva de los Infantes (40,3), Toledo y Tomelloso (40), Ciudad Real (39,5), Tembleque (39,4) y Ocaña (39,1).

Ha reiterado que este 28 de junio "también se pueden batir récords" porque hay alerta naranja en todas las provincias, excepto en Albacete que es amarilla, y ha dicho que se espera alcanzar hasta los 43 grados en el Valle del Tajo, en Toledo, los 42 en el Valle del Guadiana, en Ciudad Real, y los 40 en La Mancha.

Para la delegada de la Agencia Estatal de Meteorología, "África se ha trasladado a la Península" y esta ola de calor está siendo "especial" por su intensidad.

Ha subrayado que lo que ha ocurrido es que la bajada térmica del Norte de África que suele venir en julio y agosto se ha adelantado a junio y entra aire cálido "en todos los niveles".

Uno de los peligros asociados a las altas temperaturas es el riesgo de incendios y, para evitar que estos se declaren, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha aconsejado a los agricultores que, como medida de precaución ante la ola de calor que se registra estos días, suspendan la recolección mecánica del cereal.

Ésta es una de las recomendaciones que ha incluido en un escrito que ha remitido a los secretarios generales de las organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias para que las trasladen a sus asociados. 

En el caso no poder interrumpir la recolección mecánica de cereal, la Consejería ha planteado adoptar una serie de precauciones, como no cosechar en las horas centrales del día, preferentemente de 14.00 a 20.00 horas, y mantener los peines de la cosechadora lo más alto posible, sobre todo en las zonas pedregosas, a pesar de que las pocas precipitaciones hayan originado un escaso desarrollo de cereal.

La Consejería también propone que se sitúe un vigilante que observe las labores de la maquinaria y que disponga de herramientas manuales y agua suficiente que permita la extinción de los conatos de incendios que puedan surgir, así como un teléfono con el que llamar al 112 si se declara un fuego. 

De hecho, todo apunta a que fue una chispa que se originó en una cosechadora la causa del incendio forestal que este jueves se declaró en la localidad conquense de Villar de Olalla, según ha indicado a Efe su alcalde, Santiago Valverde, y que ha quedado controlado este viernes. 

Con todo, esta ola de calor no ha causado ningún ingreso en los hospitales de Castilla-La Mancha, tal y como han indicado en rueda de prensa el director general de Atención Sanitaria en funciones, José Antonio Ballesteros, y el director general de Salud Pública en funciones, Manuel Tordera, que han informado del Plan Regional de Actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en la región.

El plan incluye un informe diario en relación a las temperaturas que el Sescam traslada a todos los dispositivos sanitarios de la región, y consiste también en recordar a la ciudadanía una serie de actuaciones recomendadas para prevenir problemas de salud.

Los principales consejos, ha señalado el director general de Salud Pública en funciones, son protegerse del calor -sobre todo entre las 14:00 y las 18:00 horas-, refrescarse -también en sombra y en el domicilio-, comer y beber de manera adecuada y pedir consejo al médico o enfermero, y ayudar o pedir ayuda a través del teléfono de emergencias 112. 

Más información en vídeos 
Comentarios