viernes 7/8/20

5.200 operaciones y 745.000 pacientes se atenderán este verano en los hospitales de CLM

El Gobierno de Castilla-La Mancha presenta el Plan de Actuaciones Preventivas para evitar los efectos de las altas temperaturas sobre la salud

El director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, junto al director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, han presentado las recomendaciones de la campaña de verano
El director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, junto al director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, han presentado las recomendaciones de la campaña de verano

El Servicio Regional de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) prevé realizar este verano 5.200 sesiones quirúrgicas en los 131 quirófanos de la región, atender a 245.000 pacientes en primera consulta hospitalaria y a más de medio millón en revisiones, además de mantener operativa toda la red de camas públicas.

Así lo ha dado a conocer este jueves el director general de Asistencia Sanitaria del Sescam, el doctor José Antonio Ballesteros, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, en la que se han dado a conocer las recomendaciones para hacer frente a las altas temperaturas y la actividad programada para el verano dentro del Plan MAS Sanidad.

Ballesteros ha recordado que este es el tercer año consecutivo que se pone en marcha el citado plan para, "con más medios y más servicios", poder desarrollar una mayor actividad programada durante todo el año y especialmente durante el verano, período en el que se registra una mayor ralentización.

En este marco, el director general ha recordado que en 2016, el primer año de su puesta en marcha "se logró aumentar la actividad quirúrgica en 36.500 pacientes más, un crecimiento exponencial de las pruebas diagnósticas, con un incremento del 29 % en mamografías y del 24,77 en resonancias, lo que redundó en una disminución de las listas de espera y una mejora de la calidad asistencial.

En este contexto ha adelantado que la previsión para este verano es llevar a cabo un total de 5.200 sesiones quirúrgicas en los hospitales de la región, atender a 245.000 pacientes en primeras consultas de atención especializada y a más de medio millón en revisiones.

En cuanto a pruebas diagnósticas, el objetivo es llegar a las 42.500 mamografías, 21.500 resonancias magnéticas, sobrepasar los 40.000 TAC y alcanzar las 15.000 endoscopias digestivas.

Asimismo, el Plan MAS Sanidad para este verano contempla tener operativa toda la red de camas del Sescam y los servicios de urgencias, y una inversión de un millón de euros para acondicionar salas y plantas de hospitalización.

En cuanto a Atención Primaria, Ballesteros ha destacado que el reto es aumentar el volumen de recursos humanos, para lo que se destinarán más de 15 millones de euros a sustituciones de facultativos de familia -más del doble de lo presupuestado para este fin en 2014- con los que se sustituirán un total de 117.000 días, el triple que hace cuatro ejercicios.

En este contexto y refiriéndose a las críticas del Sindicato Médico, ha indicado que coinciden con este colectivo en que les gustaría tener más facultativos para poderles ofrecer contratos de sustitución.

Sin embargo, ha continuado, "el desplome de la formación vía MIR" que se produjo en la pasada legislatura vía recortes impidió aprovechar las 83 plazas de medicina de familia que tiene acreditadas Castilla-La Mancha, de modo que actualmente solo tenemos 47 médicos que han acabado su formación, es decir 36 menos de los acreditados.

A esto ha unido la "dificultad" de atraer a médicos de atención primaria a Castilla-La Mancha, pese a la convocatoria de bolsas de trabajo dentro del plan Selecta, "por resultarles otras regiones, como Madrid o la Comunidad Valenciana, más atractivas para vivir".

De ahí, ha subrayado el director general de Asistencia Sanitaria, la importancia de "hacer cantera con nuestros profesionales aquí, para que se formen en nuestra región y no se vayan a trabajar a otro lugar", ha remarcado.

En cuanto a la crítica del sindicato médico de "dónde van a ir a parar esos 15 millones de euros para sustituciones", les ha invitado a "plantear esta duda en el marco adecuado, que es la Mesa Sectorial, donde se les aclarará todas sus preguntas", ha aseverado. 

ACTIVO EL PLAN CONTRA LAS ALTAS TEMPERATURAS

Por otra parte, el Plan de Actuaciones Preventivas contra el calor está activo en Castilla-La Mancha desde el pasado 15 de junio para anticiparse a los riesgos que conllevan para la salud las altas temperaturas, sobre todo en ancianos, niños, enfermos crónicos y personas dependientes, con una serie de recomendaciones como protegerse del calor, refrescarse o beber y comer regularmente.

Así lo ha detallado el director general de Salud Pública y Consumo que ha dicho que este plan, coordinado desde la Consejería de Sanidad con la participación del Sescam y en colaboración con otras administraciones y organizaciones sociales, se desarrolla desde el 15 de junio y hasta el 15 de septiembre y tiene como principal objetivo reducir el impacto sobre la salud de la población de las temperaturas muy elevadas, especialmente de la más vulnerable.

Así, ha puntualizado que está diseñado para atender a las personas mayores de 65 años, especialmente ancianos; lactantes y niños menores de 5 años; personas con afección crónica que requieran medicación, y personas dependientes o que vivan solas o en condiciones de mayor vulnerabilidad.

En este contexto, Tordera ha recordado a todos los ciudadanos que la exposición sostenida a temperaturas excesivas puede provocar riesgos para la salud por lo que es necesario protegerse frente a ellas.

Por ello, ha incidido en la importancia de "tomar algunas medidas, principalmente, protegerse del calor, refrescarse, beber y comer regularmente, pedir consejo médico y no dudar a la hora de ayudar o pedir ayuda a la persona más cercana o llamando al 112".

Asimismo, desde la Consejería de Sanidad se recomienda evitar las salidas y actividades en las horas más calurosas del día -entre las dos y las seis de la tarde- y más aún, si se trata de realizar actividades físicas como deportes o trabajos que requieran un importante esfuerzo físico.

También se aconseja mantener fresca la vivienda, sobre todo en aquellos hogares donde residen personas mayores de 60 años, niños o enfermos crónicos, cerrando las ventanas o persianas cuando la temperatura exterior sea más elevada, y abrir ventanas y ventilar por la noche, en la madrugada y a primeras horas de la mañana, cuando la temperatura exterior sea más fresca.

Para refrescarse es conveniente permanecer dentro del domicilio en las habitaciones más frescas, ducharse o bañarse con agua fría varias veces al día o humedecer el cuerpo con toallas frescas o baños fríos de pies.

Otra de las recomendaciones indicadas es beber líquidos en abundancia, aunque no se sienta sed, evitar tomar bebidas con alcohol, cafeína y azúcar, hacer varias comidas al día, incluyendo frutas y verduras (salvo en caso de diarrea) y evitar las comidas copiosas.

Desde el punto de vista técnico, el director general de Salud Pública ha detallado que el Plan Regional de Actuaciones Preventivas contempla la emisión diaria por parte del Ministerio de un informe que incluye las temperaturas esperadas para ese día y las predicciones para los cinco días siguientes, con sus máximas y mínimas en cada provincia.

Esta información se puede consultar en la página web de la Junta de Comunidades, donde se dan a conocer los niveles de alerta que se han establecido a partir de los índices diarios de ola de calor, que sirven de indicador para que las autoridades sanitarias y sociales activen los mecanismos de actuación previstos en el Plan.

En este punto ha precisado que, en función de las predicciones de la Aemet para los próximos días, la Comisión Nacional del Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, de acuerdo con las autoridades regionales, ha asignado Nivel 0 (verde), que indica ausencia de riesgo para la salud, a las cinco provincias de Castilla-La Mancha ya que las temperaturas máximas y mínimas previstas no superarán simultáneamente ningún día los umbrales establecidos.

Y ha detallado que el Nivel 0 indica ausencia de riesgo; el Nivel 1 riesgo bajo (uno o dos días seguidos de temperaturas elevadas); Nivel 2, riesgo medio (3 o 4 días), y Nivel 3, riesgo alto, con más de 5 días o más de fuerte calor.

Más información en vídeos 
Comentarios