sábado 4/12/21

Ulises Mérida recupera la dignidad de la mujer con una costura solidaria

Desfile que ha sentado en primera fila a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; a la de Igualdad, Irene Montero; a la presidenta del Senado, Pilar Llop y a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís
Ulises Mérida recupera la dignidad de la mujer con una costura solidaria
Ulises Mérida recupera la dignidad de la mujer con una costura solidaria

El diseñador toledano Ulises Mérida ha regresado este sábado a la pasarela madrileña con una colección en la que ha colaborado, de nuevo, con Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP), mujeres a las que ha cedido el protagonismo y en las que valora su lucha por recuperar su dignidad.

"Juntos hicimos mascarillas durante el confinamiento y ahora hago este trabajo por ellas", ha asegurado Mérida a Efe, señalando la etiqueta de las prendas en las que aparecen ambas firmas y reseñando que los beneficios de la venta de las prendas irán a parar a esta asociación de mujeres en riesgo de exclusión.

Desfile que ha sentado en primera fila a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; a la de Igualdad, Irene Montero; a la presidenta del Senado, Pilar Llop y a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Con su presencia, han dicho, han querido apoyar el trabajo de estas doce mujeres que buscan una vida digna a través de la costura.

Diseños confeccionados con telas que provienen de donaciones de El Corte Inglés, Mirto o Tamara Falcó, hija de Isabel Preysler y colaboradora de "El Hormiguero", que ha cedido algunas prendas a las que Mérida ha sabido dar una segunda vida.

"Con esta colección no pretendía innovar, mi intención era diseñar prendas vendibles", que supusieran una inyección de entusiasmo y económica a la asociación, que se ha traducido en una colección con mucho color, donde los tonos flúor en amarillo y naranja se combinan con grises y tonos neutros.

Prendas cómodas, donde incorpora blusas y vestidos estampados con pantalones de raya diplomática y corte jogger -ajustados con gomas en los tobillos-, camisas blancas, gabardinas, guardapolvos y "trench" conforman una colección de líneas sencillas, apta para todas las temporadas.

Antes, Isabel Sanchís, ha presentado una colección artesanal que se ha realizado en su taller de Benaguacil (Valencia), punto de partida de donde salen para todo mundo: desde América hasta los Países Árabes, pasando por Sudamérica o Asía.

"Con la crisis de 2008 conseguimos salir fuera de España y estar presente en puntos de venta de 40 países", ha explicado Isabel Sanchís.

Durante la pandemia, gracias la clientela árabe "nos hemos podido defender", han añadido Sanchís y su hija, Paula Maiques, que comparten labores de diseño en un proyecto que sacan adelante en un taller de costura con 50 personas que en estos momentos "tienen una jornada de seis horas".

En esta ocasión, las cadenas son el hilo conductor de una colección "sensual y femenina" compuesta por 93 piezas para crear 34 salidas en las que han destacados los tonos blancos y negros, conjuntos que se venden desde 1.300 a 8.000 euros y que comparten escaparates y salones con firmas internacionales como Oscar de la Renta.

Tras la pandemia, el público "está descolocado, no sabe lo que quiere", ha dicho Isabel Sanchís quien reconoce que ahora las mujeres árabes "tienden al minimalismo, prefieren diseños más europeos".

Con su nueva colección, Juan Carlos Mesa, director creativo de su firma, Maison Mesa, ha hecho prendas para salir de marcha. "Es una homenaje a las 'rave', fiestas a las que asiste gente de todo tipo".

Y para ello, ha creado piezas con materiales de calidad, en las que aparecen técnicas clásicas y artesanales que se refuerzan con las nuevas tecnologías y materiales experimentales como el jacquard, un amalgama de tejidos y costura que resulta vanguardia.

Monos, abrigos, pantalones, sudaderas de crep, vestidos de lentejuelas, cazadoras tipo bomber, y "faldas de talle alto que son muy vicio", ha asegurado Mesa, quien reconoce que ha dotado esta colección de historias con "guiños a los patrones de los 50 o el estilo 'punk'".

En este trabajo no falta el caftán, una de sus prenda favoritas. "Me encanta es muy versátil, y no hay mayor placer que ponerse una prenda y que acaricie la piel mientras caminas".

Tras su salida del taller de Agatha Ruiz de la Prada en 2017, en el que estuvo 15 años, ha presentado más de 20 desfiles en España, México y Tailandia, sin dejar de lado su dedicación a la docencia y al vestuario escénico.

Maison Mesa ha cerrado la 73 edición de la MBFWM, en la que ha destacado el trabajo por la diversidad y la inclusión de las mujeres, así con el trabajo artesanal de la firma Otrura galardonada con el Premio L'Oréal a la mejor colección, mientras que Olivia Martín ha recibido el premio a la mejor modelo.

Una jornada que se ha celebrado en formato híbrido -digital y presencial-, con grandes medidas de seguridad que conllevan la reducción de aforo al 24 % de su capacidad, además de ser obligatorio la mascarilla y la distancia de seguridad.

Comentarios