La falta de curas en Guadalajara provoca procesiones presididas por laicos

Y es que, es un hecho cada vez más común que en algunos pequeños pueblos de la provincia las imágenes tienen que procesionar sin el cura párroco porque este lleva muchos pueblos a la vez y muchos quieren las procesiones a la misma hora, algo que no es siempre posible
La falta de curas en Guadalajara provoca procesiones presididas por laicos, procesión, semana santa
photo_camera La falta de curas en Guadalajara provoca procesiones presididas por laicos

La progresiva falta de vocaciones sacerdotales y la elevada media de edad de los curas ha conllevado que en diócesis como la de Sigüenza-Guadalajara, donde hay 470 parroquias, cada vez sea más frecuente que las procesiones estén presididas por laicos porque no hay curas suficientes para poder presidirlas dado el elevado número de pueblos que tiene esta provincia, y menos en fechas como la Semana Santa, o bien en las fiestas de verano, que coinciden en muchos de ellos.

Hoy se celebra Domingo de Ramos y para el vicario general y párroco de la concatedral de Santa María, Agustín Bugeda, es un hecho que a partir de ahora se incrementan notablemente las procesiones en los pueblos y al coincidir en prácticamente todos a la vez, resulta "del todo imposible" que los sacerdotes puedan acudir a todas ellas porque "no se puede estar en todos los pueblos a la vez", ha señalado a Europa Press.

Por este motivo, cada vez es más habitual ver a laicos haciéndose cargo de las mismas y dirigiendo los eventos religiosos.

"Si algo bueno ha traído esta pandemia es que ha comenzado a relativizarse también esto y la gente entiende mejor que el cura no puede estar a la vez en todas las procesiones", ha señalado Bugeda, preocupado por la falta de vocaciones pero agradecido porque "gracias a Dios tenemos una docena de sacerdotes africanos que están cursando sus estudios en España y nos ayudan".

"Todos quieren tener su Semana Santa y no se puede estar en todos los sitios", ha insistido Bugeda tras admitir este hecho no como algo de hoy sino como algo que viene pasando ya desde hace años. Sin embargo, ha abundado en como "la pandemia ha ayudado a relativizar". "Y si la procesión la tienen que hacer los del pueblo, sin el cura y rezar el rosario y cantar, ahora se hace", ha incidido agradecido también por ello.

"Gracias a Dios la gente está más acostumbrada y aunque esto ya viene de antes, la pandemia ha traído algo bueno, aprender a relativizar ciertas cosas", ha incidido el vicario general.

PROCESIONES A LA MISMA HORA

Y es que, es un hecho cada vez más común que en algunos pequeños pueblos de la provincia las imágenes tienen que procesionar sin el cura párroco porque este lleva muchos pueblos a la vez y muchos quieren las procesiones a la misma hora, algo que no es siempre posible.

"Esto ya se empieza a hacer así y hay muchos laicos que ayudan porque hay 470 parroquias, 420 pueblos y 270 ayuntamientos y todos quieren tener su procesión" por estas fechas, días en los que los pueblos multiplican su población.

Así las cosas, poco a poco en los templos también se va recuperando la agenda religiosa con respecto las celebraciones de bodas, bautizos y comuniones, que han vuelto a recobrar esa normalidad previa a esta crisis sanitaria, aunque sin olvidar las recomendaciones que marca el Ministerio de Sanidad.

Según ha apuntado a Europa Press el vicario general de la diócesis, en su parroquia, Santa María, ya se ha vuelto a la normalidad en estas celebraciones y para el mes de junio ya hay días en los que se celebran tres bodas.

Comentarios