miércoles 4/8/21

Un detenido en Guadalajara con una roca de cocaína de 226 gramos en su coche

La cantidad de cocaína aprehendida hubiera supuesto en el mercado ilícito unas 1.800 dosis
Un detenido en Guadalajara con una roca de cocaína de 226 gramos en su coche
Un detenido en Guadalajara con una roca de cocaína de 226 gramos en su coche

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha detenido en el término municipal de Torremocha del Campo a una persona como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. En el momento de la detención, se le intervino una roca de cocaína con un peso de 266 gramos.

El pasado jueves cuando una patrulla del Servicio de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Cifuentes se encontraban realizando un dispositivo de servicio para velar por la seguridad ciudadana a la altura del kilómetro 117 de la Autovía A-2, en el término municipal de Torremocha del Campo, se dispusieron a identificar al ocupante de un vehículo que circulaba por el lugar, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Una vez detenido el vehículo y al serle requerida la documentación a su conductor, este mostró un evidente nerviosismo ante el requerimiento de los agentes, motivo por el que decidieron realizarle un cacheo superficial, procediendo igualmente al registro del vehículo, localizando tras una minuciosa búsqueda, una roca de cocaína en el interior de una bolsa que se encontraba en el hueco que aloja uno de los amortiguadores del turismo.

Como resultado de la identificación se procedió a intervenir la sustancia aprehendida y a la detención de esta persona por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. La cantidad de cocaína aprehendida hubiera supuesto en el mercado ilícito unas 1.800 dosis.

La Guardia Civil instruyó diligencias por la detención de un varón de 34 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas que fueron entregadas junto con el detenido en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sigüenza.

Comentarios