jueves 12.12.2019

Seprona constata 203 infracciones de contrabando y tráfico de especies en CLM

El Seprona de la Comandancia de Guadalajara ha llevado a cabo varias actuaciones en la provincia que han finalizado con la aprehensión de varios especímenes que se estaban comercializando a través de anuncios por Internet

El Seprona constata 203 infracciones de contrabando y tráfico de especies en Castilla-La Mancha
El Seprona constata 203 infracciones de contrabando y tráfico de especies en Castilla-La Mancha

La Guardia Civil ha detenido o investigado a 203 personas por tráfico ilegal de especies protegidas y por delitos relacionados con el incumplimiento del convenio de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y de la normativa de contrabando o falsedad documental.

Así mismo, y en el propio marco de la denominada 'Operación Celacanto', se han aprehendido 2.296 especímenes de 70 especies de fauna protegidas, ha informado este jueves en nota de prensa la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha.

La primera fase, coordinada por Europol a nivel europeo e Interpol a nivel internacional, se ha desarrollado entre los días 15 y 28 de abril, y se ha enfocado en la localización de carne de anguila europea retornada al mercado europeo tras su salida a través del mercado ilícito.

La segunda fase, desarrollada entre los días 29 de abril y 12 de mayo, ha tenido como objetivo principal la lucha contra el tráfico ilícito de reptiles.

Finalmente, las actuaciones llevadas a cabo durante la tercera fase, desarrollada entre los días 3 y 30 de junio y enmarcada dentro de la 'Operación Thunderball', se han focalizado en la lucha contra el tráfico ilícito de especies protegidas, especialmente de marfil de elefante africano.

El Seprona de la Comandancia de Guadalajara ha llevado a cabo varias actuaciones en la provincia que han finalizado con la aprehensión de varios especímenes que se estaban comercializando a través de anuncios por Internet, en concreto una figura de marfil de origen chino, un abanico de marfil y un bolso de piel de cocodrilo del Nilo.

De estas conductas se ha dado oportuna cuenta a la autoridad administrativa competente por constituir supuestas infracciones en materia CITES.

Desde el Seprona se ha recordado que el marfil está sujeto a medidas restrictivas y prohibitivas desde la Unión Europea y el convenio CITES para controlar su comercio.

En el caso de tratarse de antigüedades, y según la normativa europea suscrita por España, para comerciar con piezas de marfil tallado no es necesario certificado CITES, siempre que se pueda demostrar que los objetos tengan una antigüedad anterior al 3 de marzo de 1947. 

Más información en vídeos 
Comentarios