miércoles 27/10/21

Trillo pide una solución a los problemas de fin de semana en la zona de baño

El Ayuntamiento de Trillo ha explicado que el pasado mes de abril pidió a la Junta que anulara la declaración de zona apta para el baño habida cuenta de los problemas que había habido en los años anteriores exceptuando 2020 por la pandemia, pero su requerimiento no fue atendido por la Consejería de Sanidad

El Ayuntamiento de Trillo (Guadalajara) ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara y al Gobierno regional "medidas urgentes e inmediatas" para acabar con la situación de caos de circulación y para los bañistas que cada fin de semana se produce en la zona de baño El Empalme, en el río Tajo.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Trillo ha explicado que el pasado mes de abril pidió a la Junta que anulara la declaración de zona apta para el baño habida cuenta de los problemas que había habido en los años anteriores exceptuando 2020 por la pandemia, pero su requerimiento no fue atendido por la Consejería de Sanidad.

Ahora "algunos de los problemas expuestos se han multiplicado, desbordando las peores previsiones. El Ayuntamiento no dispone de los medios necesarios para garantizar las medidas sanitarias", ha señalado el Consistorio ya que cada fin de semana la zona de baño se convierte en un caos y un peligro para la circulación y para los bañistas.

De hecho, este último fin de semana había más de 200 vehículos aparcados en los alrededores, en un espacio en que "difícilmente hay hueco para estacionar más de 30 coches en condiciones de seguridad", según el Ayuntamiento.

La mayoría se colocan en los arcenes de la carretera, de manera que en muchas ocasiones se invade la propia calzada provocando situaciones de peligro.

Además, la zona de entrada al pequeño aparcamiento existente, situado junto a la CM-2115, se encuentra en una curva sin visibilidad, que no es peligrosa si se respetan las señales viarias.

La afluencia multitudinaria a esta zona de baño también hace imposible que se cumplan las normas y restricciones derivadas de la pandemia.

Otras consecuencias de la aglomeración de personas son la acumulación de desechos y vertidos en una zona de alto valor ecológico, las quejas por el consumo de alcohol y drogas, y la contaminación acústica, entre otras.

En el escrito remitido por el Ayuntamiento a la Subdelegación del Gobierno y a las Consejerías de Sanidad, Desarrollo Sostenible y Fomento, se agradece la colaboración que está prestando el puesto de la Guardia Civil de Trillo aunque “no da abasto” para controlar la alta afluencia de gente.

Lo que el alcalde de Trillo, Jorge Peña, pide a la Consejería de Sanidad es que anule la declaración de zona de baño a El Empalme o que si no lo hace “disponga de personal para controlar el cumplimiento de las medidas frente a la covid y para mantener las condiciones mínimas de salubridad del lugar”.

A la Consejería de Fomento solicita que permita al Ayuntamiento el cierre mediante algún dispositivo (barrera o bolardo) de la antigua carretera CM-9204 para "minimizar el riesgo de accidente y atropello"; a la Subdelegación del Gobierno “medios suficientes para vigilar el cumplimiento en materia de tráfico y seguridad ciudadana”, y a la Consejería de Desarrollo Sostenible personal que compruebe periódicamente el cumplimiento de la normativa en materia de medio ambiente.

Comentarios