viernes 22/1/21

Satisfacción en Azuqueca de Henares por la liberación del cooperante en Afganistán

El presidente de Castilla-La Manbha también ha mostrado su “felicidad y satisfacción” por la liberación del cooperante de Cruz Roja

Satisfacción en Azuqueca de Henares por la liberación del cooperante de Cruz Roja en Afganistán, Juan Carlos Real
Satisfacción en Azuqueca de Henares por la liberación del cooperante de Cruz Roja en Afganistán, Juan Carlos Real

El Ayuntamiento de Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha manifestado este lunes su "satisfacción" por la puesta en libertad del cooperante de Cruz Roja Juan Carlos Real, natural de este municipio y que fue secuestrado en Afganistán el pasado 19 de diciembre.

Juan Carlos Real, trabajador del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), mantiene en Azuqueca de Henares su residencia y sus vínculos familiares, según ha informado hoy el Consistorio en nota de prensa.

"Personas como Juan Carlos son un ejemplo para nuestra ciudad. Tiene una larga trayectoria en proyectos de cooperación y zonas de conflicto internacional y actualmente estaba desarrollando labores de alta responsabilidad en el Comité Internacional de Cruz Roja", ha señalado el alcalde, José Luis Blanco, en el comunicado.

"Quiero que su familia sienta en estos momentos el calor de todos los vecinos y vecinas de Azuqueca, que sin duda se alegran de conocer que el sufrimiento de esta familia ha terminado y que uno de los nuestros trabaja para conseguir que cada día nuestro planeta sea un lugar mejor en el que vivir", ha agregado.

El cooperante fue secuestrado el 19 de diciembre pasado en la aldea de Hussain-Khil, en el distrito de Ali-Abad en la provincia de Kunduz, tras ser interceptado junto a otros tres miembros de Cruz Roja que no fueron capturados.

El alcalde de Azuqueca se ha puesto en contacto con la familia para ofrecer el apoyo del Ayuntamiento en cualquier cuestión que pueda resultarles de ayuda.

Cruz Roja y el Ministerio de Asuntos Exteriores se encargan ahora de todos los trámites para que Juan Carlos Real pueda regresar a casa tras 27 días cautivo a manos de lo que parece un grupo de secuestradores comunes.

Desde el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares quieren compartir con toda la ciudad la alegría por esta noticia y también ha solicitado respeto por la privacidad de la familia.

EL PRESIDENTE DE CLM TAMBIÉN MUESTRA SU SATISFACCIÓN

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha transmitido también su “felicidad y satisfacción” por la liberación del cooperante. Un sentimiento que ha hecho extensivo a su familia “y a todos aquellos que defendemos los valores y los derechos humanos en cualquier rincón del planeta”.

A través de su cuenta en Facebook, el presidente castellano-manchego se ha referido a la liberación de Real como “una buena noticia para todos”, especialmente a su familia y amigos, a quienes ha querido trasladar “el apoyo y cariño” de todo su Gobierno “tras unas duras y difíciles semanas”.

Asimismo, García-Page ha tenido palabras de reconocimiento para la organización Cruz Roja y para “todos aquellos voluntarios y cooperantes que demuestran su calidad humana trabajando en zonas de conflicto”, una dedicación altruista que, en muchas ocasiones, hace que arriesguen “lo más preciado que todos tenemos, la vida”, ha lamentado.

ONG PIDEN SEGURIDAD TRAS LA LIBERACIÓN

De otro lado, la Cruz Roja pidió este lunes a todas las partes involucradas en el conflicto afgano que garanticen la seguridad de sus trabajadores, después de que el cooperante español de la ONG Juan Carlos Real fuera liberado el domingo tras un secuestro de cuatro semanas en Afganistán.

"El mensaje principal (a todas las partes involucradas en la guerra) es que provean a las organizaciones humanitarias la seguridad necesaria para que sean capaces de ayudar a los afganos que sufren por el conflicto", manifestó a Efe el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Afganistán, Thomas Glass.

El portavoz aseguró que el secuestro del cooperante español, del que declinó dar detalles sobre cuándo regresará a casa, les obligó a analizar con detenimiento "todos los aspectos de seguridad" en el país y paralizar de manera momentánea sus actividades hasta que decidan "el mejor modo de retomarlas".

Glass destacó que CICR ha trabajado en Afganistán durante las últimas tres décadas con diferentes grupos enfrentados y que su único objetivo ha sido el de "ayudar", pero anotó que la seguridad de su personal "es una prioridad" y no la pondrán en peligro.

Según el portavoz, las condiciones de trabajo en Afganistán para las organizaciones humanitarias se ha vuelto "cada vez más difícil", por lo que en cada misión analizan con detenimiento cualquier tipo de amenaza a su seguridad.

Juan Carlos Real, cooperante del CICR, natural y residente de Azuqueca de Henares (Guadalajara) fue secuestrado el pasado 19 de diciembre en la provincia septentrional de Kunduz y fue liberado ayer en la misma región por las fuerzas de seguridad afganas.

Está previsto que Real regrese a España en las próximas horas, pero la CICR, que ha pedido respeto por la privacidad de la familia, ha preferido no dar detalles ni sobre el cooperante ni el secuestro.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias son a menudo objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones destinadas a obtener un rescate.

El CICR se encuentra en Afganistán desde hace 30 años, donde provee ayuda médica, servicios de agua y sanitarios, visitas a centros de detención y actúa como intermediario neutral para permitir que el trabajo humanitario tenga lugar en todo el país.

Comentarios