martes 25/1/22

Reumatólogos del Hospital de Guadalajara publican un estudio sobre la teleconsulta

Muchos pacientes reumatológicos presentan dificultades para desplazarse al centro hospitalario, lo que propició la apuesta por un modelo de teleconsulta reumatológica (TCR) que ha demostrado un alto grado de satisfacción para médico y paciente y una gran validez ante la presente crisis sanitaria
Reumatólogos del Hospital de Guadalajara publican un estudio sobre la teleconsulta
Reumatólogos del Hospital de Guadalajara publican un estudio sobre la teleconsulta

Reumatólogos del Hospital Universitario de Guadalajara han publicado un estudio que demuestra que es posible transferir su actividad asistencial hacia la teleconsulta con un grado importante de satisfacción para paciente y médico.

Los autores del trabajo son el jefe de la sección de Reumatología, Jesús Tornero Molina, y los especialistas Manuel Fernández Prada, María Luisa Bris Ochaíta, Alberto Sifuentes Giraldo y Javier Vidal Fuentes, junto a Fernando Sánchez Alonso por parte de la Sociedad Española de Reumatología (SER).

El estudio, publicado en la revista 'Reumatología Clínica' de la SER y el Colegio Mexicano de Reumatología, buscaba describir los resultados obtenidos con la teleconsulta y definir el perfil de paciente más idóneo para aplicarla, según ha informado el Sescam en nota de prensa.

El doctor Tornero ha explicado que se trataba de "mantener la atención y cuidado de los pacientes en una situación de crisis sanitaria e implantar por ello un procedimiento de teleconsulta que garantizase la calidad asistencial, identificando un perfil de paciente especialmente apto para este sistema de atención médica".

Para el estudio se obtuvieron datos de 469 teleconsultas atendidas entre el 16 de marzo y el 10 de mayo de este año, con información sobre el tiempo de seguimiento, las revisiones anuales, la duración de la teleconsulta y otra información clínica y terapéutica del paciente.

Las teleconsultas fueron de carácter sucesivo, esto es, la primera visita era presencial y la teleconsulta tenía como finalidad la entrega de resultados o bien revisiones, y se evaluó el grado de satisfacción del paciente y el profesional médico con el formato, además de preguntar al paciente sobre la utilidad de la teleconsulta respecto a la consulta habitual y si repetiría este formato de atención no presencial.

La mayoría de los pacientes atendidos estaban diagnosticados de artrosis o reumatismos, osteoporosis o artritis reumatoide; del total de teleconsultas incluidas en el estudio el 70 por ciento correspondían a mujeres, y la edad media de los pacientes fue de 60,83 años.

Se evaluó también la distancia media que debían recorrer para acudir a consulta presencial, que se situó en 33 kilómetros, invirtiendo algo más de dos horas de media para acudir y precisando el acompañamiento de un cuidador casi en el 20 por ciento de los casos.

Los niveles medios de satisfacción fueron muy altos, tanto para el paciente (que puntuó 8,62 sobre 10) como para el profesional médico (8,84) e incluso más del 80 por ciento de los pacientes atendidos repetirían este sistema y el 79,3 por ciento las consideran de utilidad.

Las enfermedades reumáticas se cuentan entre las causas más comunes de consulta y el desarrollo de la telemedicina en Reumatología permitiría reducir las consultas presenciales sin menoscabar la calidad asistencial. 

Comentarios