jueves 28/10/21

El Sescam coordina un estudio nacional sobre la apnea del sueño en niños

El servicio de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara coordina el estudio en colaboración con otros servicios como Pediatría y Otorrinolaringología y en el que también participan centros de Madrid, Vitoria, La Rioja y Murcia
El Sescam coordina un estudio nacional sobre la apnea del sueño en niños
El Sescam coordina un estudio nacional sobre la apnea del sueño en niños

El Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), coordina un estudio nacional relativo al tratamiento de la apnea del sueño en niños y su relación con la mejora de la tensión arterial tras el mismo, un trabajo en el que también participan centros de Madrid, Vitoria, La Rioja o Murcia.

En esta enfermedad, además del ronquido, los niños presentan una respiración bucal ruidosa e hiperextensión del cuello, generalmente ocasionada por la hipertrofia amigdalar que presentan. Además, estos trastornos suelen conllevar en la infancia un aumento del trabajo respiratorio con despertares frecuentes generando un sueño inquieto o fragmentado, pudiendo asociarse con problemas de comportamiento y aprendizaje que podrían relacionarse con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Además, los niños que padecen estos problemas podrían presentar niveles de hipertensión arterial elevados.

La apnea del sueño se asocia a población de avanzada edad, sobrepeso, tabaquismo o consumo de alcohol, pero no siempre es así ya que puede afectar a cualquier persona. Pueden padecer apnea del sueño jóvenes e incluso niños, que no presentan factores de riesgo, ha informado la Junta en un comunicado.

En este sentido, el estudio que coordina ahora el servicio de Neumología del Hospital de Guadalajara, en colaboración con servicios como Pediatría y Otorrinolaringología, pretende analizar el resultado de tratar la apnea obstructiva del sueño en el caso de los niños y cómo repercute en la mejora de su tensión arterial.

Para ello, el estudio incluiría a menores de entre cinco y 18 años que "ronquen claramente, presenten pausas respiratorias durante el sueño o tengan amígdalas agrandadas", explica la neumóloga Olga Mediano, coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital de Guadalajara. Los padres de niños y niñas que puedan presentar este problema y quieran participar pueden contactar con el servicio de Neumología de Guadalajara a través del email [email protected] o el teléfono 949209200 extensión 69522, de 8.30 a 13.00 horas.

El estudio consiste en la realización de una polisomnografía o estudio de sueño al menor junto a un estudio de su tensión arterial, para lo cual debe portar en su domicilio durante 24 horas un manguito especial que mide la tensión. En función del resultado, los pediatras son los que deciden el tratamiento a seguir.

A los seis meses del tratamiento se repetiría el estudio para comprobar si la previsible mejora de la calidad del sueño también mejora la tensión arterial de los pequeños.

El proyecto está financiado por la propia Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y el Fondo de Investigación en Salud del Ministerio de Ciencia e Innovación (FIS), entre otros. Participan en el mismo, junto al Hospital de Guadalajara como centro coordinador, la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y el Instituto de Investigaciones del Sueño, además de centros como el Hospital Universitario de Araba (Vitoria-Gasteiz), el Hospital General de La Rioja y el Hospital Universitario Santa Lucía en Murcia.

FRECUENTES Y EN AUMENTO

La Hipertensión Arterial (HTA) es una enfermedad muy frecuente que afecta a casi dos millones de personas en España. Las personas que la padecen no suelen percibir síntomas, si bien se relaciona con la aparición de enfermedades graves y potencialmente letales como el ictus, el infarto agudo de miocardio o la enfermedad renal. Para controlar la HTA, en la mayoría de casos basta un cambio de hábitos alimenticios, ejercicio físico y tratamiento farmacológico.

Por su parte, la apnea obstructiva del sueño es también un problema común, cada vez más frecuente por el aumento de la obesidad. Se estima que más de un 20 por ciento de la población española puede padecer apnea obstructiva del sueño y quienes la padecen habitualmente roncan, tienen despertares frecuentes o pausas respiratorias durante el sueño.

La apnea del sueño está considerada como una de las principales causas de hipertensión arterial secundaria. Casi el 50 por ciento de los pacientes con HTA tienen también apnea del sueño, y entre las personas con una hipertensión arterial resistente (un tipo de hipertensión que precisa de distintos tipos de fármacos para su control) el porcentaje se eleva al 83 por ciento.

En el caso de los adultos, el tratamiento más frecuente para la apnea del sueño es el uso de una CPAP, una máquina con una mascarilla que aporta presión de aire en la garganta durante la noche y hace que las vías respiratorias no se bloqueen. El tratamiento con CPAP se ha mostrado eficaz para controlar los niveles de tensión arterial.

Comentarios