domingo 24/10/21

Aconsejan controlar el peso y hacer ejercicio físico para prevenir trombosis

La Comisión de Enfermedad Tromboembólica Venosa de Guadalajara (ETEV) recuerda la importancia de prevenir la trombosis, una patología muy frecuente que ha sido además una de las complicaciones más habituales en los pacientes con infección por covid-19
Los expertos aconsejan controlar el peso y hacer ejercicio físico para prevenir trombosis
Los expertos aconsejan controlar el peso y hacer ejercicio físico para prevenir trombosis

La Comisión de Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETEV) de Guadalajara, centrada en el estudio de la trombosis ha recordado a la población la necesidad de prevenir esta enfermedad mediante hábitos de vida saludables con especial atención al control del peso y la práctica de ejercicio físico.

La Comisión, compuesta por profesionales de distintos servicios del hospital de Guadalajara y de Atención Primaria, con motivo de la celebración este 13 de octubre del Día Mundial de la Trombosis, ha lanzado un mensaje de concienciación dando a conocer esta enfermedad y sus consecuencias con el fin de aumentar el conocimiento sobre la misma y contribuir así a su prevención, según informa la Consejería de Sanidad en una nota de prensa.

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre en las arterias o las venas que provoca un obstáculo en el torrente sanguíneo, y la trombosis venosa es el tipo más frecuente, se forma en las venas y puede viajar por el sistema sanguíneo y alojarse en los pulmones originando una embolia pulmonar.

Los factores de riesgo para padecerla son la edad, el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo, la hipertensión arterial y el embarazo, el tratamiento anticonceptivo combinado, el reposo y los periodos de inmovilización prolongada, como es el caso de los ingresos hospitalarios, así como factores genéticos, los viajes largos, el tratamiento hormonal o las enfermedades oncológicas.

Para prevenir su aparición se deben mantener hábitos de vida saludables con especial atención al control del peso, la práctica de ejercicio físico o mantener una dieta equilibrada, entre otros.

La Comisión ETEV ha señalado que se debe consultar al médico si se presenta hinchazón, dolor, enrojecimiento, sensación de calor en una pierna, dolor en el pecho, ritmo cardíaco acelerado, respiración rápida o falta de aire.

Respecto a su tratamiento, consiste básicamente en medicamentos anticoagulantes y en el uso de medias de compresión para prevenir el síndrome postrombótico, además de la adopción de medidas como la administración de tratamiento preventivo anticoagulante ante situaciones de reposo o inmovilización.

Desde su creación en 2019, la Comisión de ETEV viene trabajando en diferentes aspectos de la enfermedad tromboembólica venosa centrándose en el tromboembolismo pulmonar, el tromboembolismo en la gestante o en el paciente anciano, y en próximos meses abordará el tromboembolismo en el paciente oncológico y la trombosis venosa profunda, sobre todo de miembros inferiores.

La trombosis es una patología muy frecuente y es responsable de las tres causas de muerte cardiovascular más importantes en el mundo, de manera que una de cada cuatro personas en el mundo fallece por causas relacionadas con la trombosis; además, las trombosis venosas han sido una de las complicaciones más habituales entre los pacientes con covid-19.

Por este motivo, en este tiempo se han multiplicado las consultas, las pruebas diagnósticas y las analíticas ante la sospecha de tromboembolismo venoso, y también se ha incrementado el número de pacientes que precisan tratamiento anticoagulante.

Entre los proyectos de la Comisión figuran los nuevos aspectos del tromboembolismo venoso, la formación para personal menos relacionado con esta patología, así como acciones dirigidas a los ciudadanos para insistir en la importancia de esta patología y su prevención.

Comentarios