Restauran los clásicos tapices flamencos de la catedral de Sigüenza

Restauran los clásicos tapices flamencos de la catedral de Sigüenza (Guadalajara)
photo_camera Restauran los clásicos tapices flamencos de la catedral de Sigüenza (Guadalajara)

La segunda serie de tapices flamencos 'Historia de Rómulo y Remo' de la catedral de Sigüenza ya están en restauración y está previsto que ésta concluya en abril de 2017.

Una delegación seguntina ha visitado la restauración de la serie de tapices que, sobre la 'Historia de Rómulo y Remo', conserva la catedral de la ciudad, según ha informado el Ayuntamiento seguntino en nota de prensa.

Los trabajos se están llevando a cabo en la Real Fábrica de Tapices de Madrid, comenzaron el pasado mes de julio y su finalización está prevista para abril de 2017.

El argumento temático de los ocho textiles que componen esta colección -una de las dos de tapices flamencos que tiene en propiedad el Cabildo Catedralicio- se inspira en la 'Historia de Roma desde su fundación', obra de Tito Livio.

La serie comienza con Rómulo y Remo, amamantados por una loba y encontrados por el pastor Fáustulo, continúa con la creación de Roma y la coronación de Rómulo como rey, y termina con el secuestro de las mujeres sabinas por parte de los romanos.

El director de la Real Fábrica de Tapices, Alejando Klerke de Elizalde, fue el encargado de informar a la comitiva seguntina del proceso de restauración de uno de los textiles.

La restauración de la primera de las series de tapices flamencos sobre las Alegorías de Palas Atenea y la creación del Museo de Tapices en la catedral se culminaron con motivo del IV Centenario de la muerte del Greco (2014) y en el marco de la iniciativa 'Sigüenza Universo Greco'.

El Museo, inaugurado en julio de 2014, es hoy un referente por el tratamiento, colocación e iluminación de los tapices, ha destacado el Ayuntamiento.

Las dos series - las Alegorías de Palas Atenea e Historia de Rómulo y Remo- conforman la colección de dieciséis tapices flamencos de la Catedral de Sigüenza.

Fueron donados al Cabildo Catedralicio por el obispo Andrés Bravo de Salamanca a mediados del siglo XVII; confeccionados en Bruselas por los talleres de Jean Le Clerk y Daniel Eggermans, y diseñados por un artista flamenco, seguidor del pintor francés Charles Poerson.

Los tapices fueron exhibidos por primera vez en la Capilla Mayor de la catedral de Sigüenza el 30 de noviembre de 1664.

Comentarios