martes 22.10.2019

PSOE reprocha a Román su 'sectarismo' sobre la interconexión Sorbe y Bornova

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, en una imagen de archivo en rueda de prensa
El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, en una imagen de archivo en rueda de prensa

El PSOE ha reprochado este lunes al alcalde de Guadalajara, Antonio Román, su "sectarismo y oportunismo" a la hora de reclamar a la Junta la doble conexión entre los ríos Sorbe y Bornova, cuando "es el Gobierno de España el que debe hacerla".

Así lo ha remarcado el portavoz municipal del PSOE, Daniel Jiménez, que ha asegurado que esa "obcecación" de Román ha motivado que el pleno del Ayuntamiento haya rechazado una moción del PP que pedía esta infraestructura.

Y ha reprochado al alcalde su "sectarismo, oportunismo y electoralismo" tras haberse olvidado de pedir la interconexión del Sorbe y el Bornova cuando todas las administraciones implicadas estaban gobernadas por el PP y "ahora esta tratando de convertir su reclamación en motivo de confrontación política porque la Junta está gobernada por el PSOE".

Jiménez ha recordado que se ofreció al PP una enmienda transaccional para instar al Gobierno de España a consignar una partida presupuestaria para la interconexión del Sorbe y el Bornova, así como a que la Junta colaborase con el Gobierno central en la definición de una alternativa que permitiera llevar a cabo esta infraestructura cumpliendo con las exigencias de respeto medioambiental.

Sin embargo, "la negativa del PP a aceptar este texto transaccional ha motivado que la iniciativa, en los términos planteados por el equipo de Gobierno, haya sido rechazada", con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra de Ahora Guadalajara y PSOE, ha añadido.

Jiménez ha recordado que la interconexión entre el Sorbe y el Bornova se planteó por primera vez durante un episodio de sequía en el año 2001 y que el proyecto fue desestimado en el año 2011 como consecuencia de una declaración de impacto medioambiental negativo.

"Desde entonces, el Gobierno de España metió el proyecto en un cajón, y también el equipo de Gobierno de Antonio Román, que lo ha retomado ahora porque cree que puede enarbolarlo como un nuevo ariete de confrontación política contra el Gobierno regional, aunque es el Gobierno de España el que debe retomarlo y ejecutarlo", ha subrayado Jiménez.

El portavoz socialista ha reseñado que desde la primera vez que se planteó la interconexión entre el Sorbe y el Bornova, en el 2001, "Román ha sido senador entre 2004 y 2008, diputado nacional entre 2011 y 2015, y alcalde desde el 2007, y nunca ha concretado ni una sola medida, jamás ha tomado una sola iniciativa, para avanzar en este proyecto", ha denunciado.

Jiménez ha dejado claro que el PSOE es partidario de "trabajar en un nuevo proyecto de interconexión que sea viable desde el punto de vista medioambiental, a partir de la experiencia con el que ya fue rechazado por ese informe de impacto negativo", en contraposición con el PP que "ha ido variando su postura pasando de reclamar una nueva presa al silencio cuando gobernaba Cospedal en Castilla-La Mancha y ya Rajoy en España", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios