Se concentran en Guadalajara para denunciar 'abusos' de la Inspección Médica

Por su parte, el Sescam defiende la autonomía con la que trabajan y deben seguir trabajando los profesionales de la Inspección Sanitaria en la provincia de Guadalajara
Se concentran en Guadalajara para denunciar 'abusos' de la Inspección Médica
photo_camera Se concentran en Guadalajara para denunciar 'abusos' de la Inspección Médica

Más de un centenar de personas se han concentrado este martes en Guadalajara, frente al edificio del Sescam que alberga el servicio provincial de la Inspección Médica (IM), para expresar el "extendido y creciente malestar ciudadano" por la actuación de este servicio en su responsabilidad de controlar las situaciones de baja por incapacidad temporal.

La concentración, convocada por CCOO-Guadalajara, la Agrupación de Personas afectadas por la Inspección Médica de Guadalajara y la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT-Guadalajara, tenía por lema 'Basta de abusos Inspección de Trabajo' y el objetivo de denunciar el "bloqueo sistemático" de las bajas por parte la Inspección y la emisión de altas "contra el criterio de los profesionales médicos y sin revisar ni los informes sanitarios ni a las propias personas a las que se les ordena reincorporarse a sus puestos de trabajo", según ha informado CCOO en nota de prensa.

El secretario general de CCOO en Guadalajara, Javier Morales, ha querido dejar claro que su sindicato no está "en contra de que se persiga el fraude", pero ha advertido de que "lo que está ocurriendo es una presunción sistemática de fraude".

"No puede ser que, de manera casi automática, en la Inspección Médica de Guadalajara considere que hay fraude y se den altas incluso sin haber valorado a la persona en concreto. Tenemos decenas de testimonios y nos hacemos eco de ellos, por eso estamos hoy aquí, según los cuales las personas de baja llegan aquí a la Inspección y directamente, según entran por la puerta, ya se está dando al ordenador para imprimir el alta sin hacer un mayor análisis de los informes médicos ni nada", ha explicado Morales.

También ha querido aclarar que esta no es "una concentración contra los profesionales sanitarios" sino "todo lo contrario", ya que acuden a denunciar que "aún contra el criterio médico de los profesionales de la Atención Primaria e incluso de los especialistas para dar bajas a las personas cuando tienen una situación de incapacidad, desde la Inspección Médica de Guadalajara sistemáticamente se les bloquea la baja, incluso contra el criterio de los especialistas del Sistema Nacional de Salud".

"Esta es una situación que, además, con el nivel de siniestralidad que tenemos en Guadalajara, es especialmente sangrante, porque aquí entendemos que llegan a la Inspección Médica muchas bajas que son por contingencias comunes, pero los sindicatos estamos advirtiendo que eso puede no ser así. Y desde nuestro punto de vista habría que investigar eso más, no estar tanto a perseguir a gente que tenga una baja sino también vigilar, en aras a defender las arcas públicas, qué accidentes o qué bajas tienen en verdad un motivo profesional. Para eso entendemos que también tendría que estar la Inspección y no sabemos si es por carencia de medios o por qué, pero eso no se está produciendo", ha protestado.

AUTONOMÍA DE LA INSPECCIÓN

Por su parte, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha defendido la autonomía con la que trabajan y deben seguir trabajando los profesionales de la Inspección Sanitaria en la provincia, tras la concentración "convocada por un grupo minoritario y apoyada por algún sindicato".

Desde el Sescam se reprueba cualquier "intento de presión" que se quiera ejercer sobre estos profesionales "para intentar mediatizar su función", que no es otra que garantizar el cumplimiento de la normativa legalmente establecida. "El hecho de que el resultado de su labor no coincida con las expectativas de los ciudadanos no ha lugar a que deban ser objeto de estas manifestaciones de presión", ha manifestado la Junta en nota de prensa.

Para el Sescam, las declaraciones vertidas en los últimos días por los promotores de esta concentración son "inexactas, no probadas y generalistas" y, "en ningún caso, pueden constituir el germen de ningún movimiento de presión hacia unos trabajadores en el ejercicio de sus funciones".

A este respecto, desde el Sescam se recuerda que existen vías, como la administrativa, para evaluar la actuación de los profesionales en el caso de que los ciudadanos estén en desacuerdo con el resultado de su labor, "pero nunca generalizar la acusación a un colectivo ni someterlo a estas manifestaciones que intentan limitar su autonomía".

Durante el año pasado, y dentro de la labor que tiene atribuida la Inspección Sanitaria en relación con la gestión de la Incapacidad Temporal, de las 31.404 bajas producidas en la provincia de Guadalajara, solo 106 (el 0,33 por ciento) presentaron una reclamación por no estar de acuerdo con el alta de Incapacidad Temporal y, de ellas, 14 presentaron una demanda social (el 0,04 por ciento), que fueron desestimadas en el 75 por ciento de los casos.

Comentarios