Productores de lavanda, satisfechos con decisión del Parlamento Europeo pero alertan de su situación

Castilla-La Mancha aporta cerca de la mitad de la superficie de cultivo de lavanda de todo el país, con 5.000 hectáreas y 2.000 productores
Brihuega se tiñe de morado y celebra el Festival de la Lavanda durante el mes de julio
photo_camera Productores de lavanda, satisfechos con decisión del PE pero alertan de su situación

La Asociación nacional interprofesional de plantas aromáticas y medicinales (ANIPAM) ha mostrado su satisfacción de que la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (PE) haya retirado los aceites esenciales de lavanda y lavandín de la lista de productos tóxicos, pero ha advertido de la situación del sector por la caída de los precios.

En declaraciones a EFE, el presidente de ANIPAM, Abelardo Carrillo, ha reconocido que los procedimientos de la Unión Europea son “prolijos”, y aunque todavía quedan trámites por delante, está convencido de que a lo largo del mes de octubre concluirán ratificando la decisión del Consejo Europeo del 30 de junio y de la Comisión de Medio Ambiente del pasado día 11.

En este sentido, Carrillo ha defendido que los aceites naturales de lavanda y lavandín se utilizan “desde hace 3.000 años” y no sólo no son tóxicos sino que son “saludables y aliados de la salud”.

Sin embargo, espera que esta decisión no suponga un efecto llamada que anime a más agricultores a apostar por la lavanda, ya que el cultivo está “con los precios por los suelos” y, pese a esta victoria, no está como para “echar las campanas al vuelo”, ya que uno de los peligros que se corre, según Carrillo, es el de la sobreproducción.

De cara al futuro, el presidente de ANIPAM ha reconocido que una de las batallas que tienen que librar es la de la diferenciación de los aceites naturales, para que el consumidor pueda distinguirlos de aquellos productos elaborados con químicos.

Castilla-La Mancha aporta cerca de la mitad de la superficie de cultivo de lavanda de todo el país, con 5.000 hectáreas y 2.000 productores.

Aunque la mayoría están radicados en Guadalajara, Carrillo ha recordado que en Cuenca se cultivan un millar de hectáreas, y también aporta un cultivo importante la provincia de Albacete y el Campo de Montiel.

Comentarios