Más de 35.000 personas son atendidas desde Cáritas y Manos Unidas en Guadalajara

Unos datos aportados con motivo de la celebración, el próximo 12 de este mes, del Día de la Iglesia Diocesana
El riesgo de pobreza infantil en España sube al 48% en los hogares con un solo sueldo
photo_camera Más de 35.000 personas son atendidas desde Cáritas y Manos Unidas en Guadalajara

La diócesis Sigüenza-Guadalajara ha atendido durante el 2022, a través de instituciones como Cáritas y Manos Unidas, a más de 35.000 personas en la provincia, unos datos aportados con motivo de la celebración, el próximo 12 de este mes, del Día de la Iglesia Diocesana.

Al igual, durante 2022 se han celebrado en la diócesis un total de 1.080 bautizos, 892 confirmaciones, 1.248 primeras comuniones y 292 matrimonios, asistidos por los sacerdotes, religiosos y catequistas que trabajan en la misma, tanto en las 469 parroquias como en la Catedral de Sigüenza, según ha informado la propia diócesis.

En cuanto a la actividad caritativa y asistencial, es las que más recursos necesita a causa de las diferentes crisis económicas y sociales.

Así, 26.690 personas han sido ayudadas por la diócesis desde Cáritas en las distintas parroquias o en proyectos de cooperación al desarrollo.

Aquí se incluye a mayores, enfermos crónicos, personas con discapacidad, emigrantes, refugiados, familias, hombres y mujeres, muchos de ellos en paro, que han sido atendidos por los 480 voluntarios que entregan su tiempo para ayudar a los demás.

Desde Manos Unidas han sido atendidas otras 8.615 personas.

La jornada del día 12 servirá también para presentar los datos de la actividad celebrativa, pastoral, educativa, misionera, cultural, caritativa y asistencial de la diócesis en 2022.

"Queremos presentar a toda la sociedad las diversas actividades celebrativas, de servicio y caridad, así como los recursos empleados en estas tareas, con la intención de ser cada día más transparentes", afirma el ya obispo emérito y administrador diocesano hasta la toma de posesión de su sucesor, en nota de prensa.

En dicho comunicado también se muestra el interés del Obispado y de otras administraciones e instituciones en el cuidado del patrimonio.

Así, durante el pasado año se llevaron a cabo 55 proyectos de restauración en bienes muebles e inmuebles de la diócesis, para lo que cada año aumenta la partida económica.

Según resaltan desde la diócesis, esto ha sido posible también gracias al compromiso de muchas personas que siguen colaborando para mantener el vasto patrimonio religioso en la provincia y de las administraciones.

BALANCE ECONÓMICO

En cuanto al presupuesto diocesano del pasado año, este superó los 17,5 millones de euros, siendo el gasto mayor el de la atención a los colectivos más necesitados, es decir, la ayuda social.

Un presupuesto que comprende no solo recursos propios sino ayudas y subvenciones para proyectos concretos, como los ya referidos para la rehabilitación del patrimonio y para obras asistenciales.

En todo caso, la Iglesia anima a marcar en la declaración de la renta las dos equis, tanto la de la ayuda a la propia institución eclesial como la de la casilla de fines sociales.

Comentarios