domingo 24/1/21

Finalizan las excavaciones en la Cueva 'Los Casares' con nuevos hallazgos

Los investigadores llevan estudiando la gruta desde 2014 y en estas semanas han acabado las catas que vienen realizando desde 2018 a los pies del panel principal del Seno A, la zona que recoge las figuras antropomorfas más famosas del monumento
Finalizan las excavaciones en la Cueva 'Los Casares' con nuevos hallazgos
Finalizan las excavaciones en la Cueva 'Los Casares' con nuevos hallazgos

La campaña de excavaciones en la cueva de 'Los Casares', en Riba de Saelices, ha concluido con nuevos hallazgos como la localización de evidencias de ocupación humana durante el Neolítico.

El pasado mes de julio un equipo de investigación dirigido por los profesores de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) Manuel Alcaraz y José Javier Alcolea iniciaron unas excavaciones centradas en recopilar más datos sobre el contexto material de los grupos humanos responsables de la decoración paleolítica de la cueva situada en el valle del Linares.

Los investigadores llevan estudiando la gruta desde 2014 y en estas semanas han acabado las catas que vienen realizando desde 2018 a los pies del panel principal del Seno A, la zona que recoge las figuras antropomorfas más famosas del monumento.

Los objetivos de este año se han centrado en ampliar el área de excavación iniciada en 2019 con la intención fundamental de localizar más datos arqueológicos que permitan caracterizar las nuevas evidencias de ocupación humana identificadas el año pasado y que podrían corresponderse con la época en la que se realizaron al menos una parte de las decoraciones rupestres de la cavidad.

Para ello, se han recogido nuevas muestras de maderas carbonizadas que permiten proponer una datación de los niveles arqueológicos localizados y es que las obtenidas en 2019 no fueron concluyentes en cuanto a la cronología de dichos niveles.

De ahí que ha sido necesario ampliar el muestreo, alcanzando siete muestras de carbón individualizadas, recogidas en diferentes puntos del área de excavación, según han señalado los rectores de la excavación.

Las muestras están ya en los laboratorios de datación de carbono 14 de las Universidades de Oxford (Reino Unido) y Colonia (Alemania), y se espera que comiencen a arrojar los primeros resultados durante 2021.

Asimismo, los trabajos de este año también han profundizado en la reconstrucción de los paisajes vegetales que rodearon el entorno de la cavidad durante el Pleistoceno para lo cual se han recogido numerosas muestras de sedimento para realizar análisis de fitolitos, restos de plantas mineralizados que en ocasiones se conservan en los sedimentos de los yacimientos, pudiendo permanecer intactos durante cientos de miles de años y, en este caso, las analíticas se realizarán en la Universidad de Barcelona.

Otra de las novedades de este año es la probable localización de evidencias de ocupación humana durante el Neolítico en las zonas interiores de la cavidad. Así lo indicaría el descubrimiento de cerámicas típicas de esta época en la nueva cata realizada en esta zona de la cueva, cuestión que en todo caso que deberá ser confirmada por las dataciones de carbono 14 de muestras carbonosas recogidas también en esto nuevo nivel.

Finalmente, y aunque en la campaña recientemente finalizada no se ha trabajado de forma específica en la documentación de las grafías rupestres de la cavidad, la localización de nuevas figuras grabadas se sigue produciendo aún sin quererlo, mientras se excava a los pies de sus paneles.

Así, el equipo de la UAH prepara actualmente una primera publicación científica sobre los nuevos trabajos de documentación gráfica en varios paneles del Seno A de la cueva, tras haber documentado este año al menos tres nuevas figuras en el panel principal, incluyendo tanto motivos animales como antropomorfos. 

Comentarios