miércoles 13.11.2019

El móvil sitúa al sobrino de la familia descuartizada en Pioz en la casa la noche del crimen

El móvil sitúa al sobrino de la familia descuartizada en Pioz en la casa la noche del crimen
El móvil sitúa al sobrino de la familia descuartizada en Pioz en la casa la noche del crimen

Según informa este viernes el periodista Marcos Moreno en una información que publica el diario El Mundo, poco a poco se van conociendo las "pruebas indubitadas" que la Guardia Civil afirmó en rueda de prensa tener sobre la presunta culpabilidad de Patrick Gouveiacomo autor del crimen de su tío, Marcos Campos, la esposa de éste, Janaína Santos, y sus dos hijos, David y María Carolina, descuartizados el pasado mes de agosto en su vivienda de Pioz, en Guadalajara. 

Aunque el sumario sigue parcialmente secreto, los familiares que han viajado hasta España están conociendo los detalles de los que disponen los investigadores del brutal crimen sobre la presunta culpabilidad de Patrick Gouveia.

El joven brasileño afirma a día de hoy desconocer la dirección del chalet de Pioz en el que vivía su tío Marcos con su familia. Sin embargo, la geolocalización de su teléfono móvil lo sitúa en la vivienda el miércoles 17 de agosto por la tarde noche, momento en el que según los investigadores se produjo el brutal crimen.

Además, en ese mismo sentido se manifiesta el registro de viajes realizado por el joven de 19 años con su tarjeta de abono de transportes. Según los datos que ha recopilado la Guardia Civil y la familia ya conoce, Patrick cogió un autobús en Madrid ese miércoles a las tres de la tarde en dirección a Guadalajara y volvió a la capital el jueves a las seis de la mañana.

Según prosigue la información que publica El Mundo, aunque limpió escrupulosamente el escenario del crimen, los investigadores han recogido restos de sangre y huellas dactilares del sobrino y primo de los asesinados en diversos lugares de la casa y también en las bolsas de basura en las que aparecieron los cadáveres.

"No se puede negar, fue él, es imposible que no fuese él", acepta abatido Walfran Campos, que lleva ya más de dos semanas en España intentando conocer más detalles del caso y llevarse los cadáveres de su hermano y su familia para que descansen en Brasil.

Tal como desveló El Mundo, ese miércoles 17 de agosto Patrick faltó a su entrenamiento con el AD Juventud de Torrejón, aunque era el tercer día que el equipo convocaba a sus jugadores tras las vacaciones. Así que los investigadores creen que Patrick Gouveia llegó al chalet de Pioz sobre las cuatro o cinco de la tarde. El soporífero calor de la sobremesa de mediados de agosto impidió que alguien le viera llegar a la urbanización y entrar en la casa.

Allí habría matado presuntamente a Janaína y a los niños, y esperado un par de horas a que Marcos llegara de trabajar. Tras torturarlo y matarlo, habría pasado la noche descuartizando los cuerpos y limpiando la casa, según los investigadores. El 18 de agosto sí acudió puntual al entrenamiento de su equipo de fútbol de Torrejón y continúo haciendo vida normal durante un mes.

BOLSAS DE BASURA

No tenía la intención de abandonar España ni siquiera cuando descubrieron los cadáveres en seis bolsas de basura. Su hermana Hanna le convenció; tenía miedo de que el feroz asesino de sus tíos y primos pudiera hacerle algo a él.

Según prosigue en su información en El Mundo el periodista Marcos Moreno, ahora, Hanna Gouiveia está en España con su abogado. Intentando comprobar las coartadas que Patrick le prometió en Brasil que eran ciertas. Se ha reunido con la Guardia Civil y con el juez para intentar tener acceso al sumario y defender la inocencia de su hermano.

El tiempo pasa y la maquinaria judicial de Brasil se pone en marcha. Más temprano que tarde, los investigadores confían en que Patrick sea detenido por la acusación entre otras de su otro tío Walfran, que ya se ha personado como perjudicado en el caso.

Tendrá que ser juzgado en el país latinoamericano, ya que la Constitución brasileña prohíbe la extradición de sus nacionales. Desde el presidio, en un país profundamente intolerante con los delitos contra los niños, Patrick seguramente reflexionará si fue buena idea salir de la Península Ibérica en busca del abrigo judicial de su país, concluye el reportaje de El Mundo publicado este jueves.

CRIMEN PASIONAL

El padre de Janaína, Wilton Diniz Américo, aseguró a medios brasileños a comienzos de mes que Patrick se había marchado a España porque quería ganarse la vida jugando al fútbol y que en un primer momento se había instalado en la casa que su hija compartía con Marcos en Torrejón de Ardoz, Madrid. Sin embargo, la relación entre el joven y la pareja no era buena. Según el padre de la fallecida, Patrick siempre iba semidesnudo por la casa y además estaba enamorado de Janaína. De hecho, varios medios medios apuntan a que el matrimonio se habría mudado a Pioz para perder de vista al principal sospechoso del crimen.

Cabe señalar además que Patrick ya fue detenido y condenado a 45 días de trabajos sociales en 2013, con tan solo 16 años, por apuñalar a un profesor. Según parece, con su viaje a España pretendía reconducir su vida, pero los investigadores creen que acabó huyendo del país tras asesinar a sus cuatro familiares, entre ellos sus primos de cuatro y un años.

BUROCRACIA BRASILEÑA

Aunque el Juzgado número 1 de Guadalajara dictó una orden de búsqueda y detención internacional el pasado 22 de septiembre, las autoridades brasileñas no entregarán al principal sospechoso a España porque la Constitución del país prohíbe la extradición de sus nacionales.

Patrick, por tanto, tendrá que ser juzgado en el país latinoamericano, por lo que tanto los mecanismos de cooperación internacional dependientes del Consejo General del Poder Judicial como el Juzgado número 1 de Guadalajara se han puesto ya en marcha para arrancar la maquinaria, que se alargará varios meses.

Más información en vídeos 
Comentarios