sábado 11.07.2020

El Maratón de Cuentos de Guadalajara, sin conferencias ni "monucuentos"

En las últimas semanas, la Junta Directiva del Seminario de Literatura ha mantenido encuentros telemáticos y ha avanzado en la programación, pero "con muchas incertidumbres y precauciones, derivadas de la impredecible evolución que puede tener la pandemia de aquí a finales de verano", ha explicado la presidenta del SLIJ
El Maratón de Cuentos de Guadalajara, sin conferencias ni "monucuentos"
El Maratón de Cuentos de Guadalajara, sin conferencias ni "monucuentos"

La próxima edición del Maratón de Cuentos, que se celebra en Guadalajara, no tendrá secciones como los "monucuentos" ni las conferencias y, en función de cómo evolucione la pandemia, se baraja que tenga formato virtual en algunos escenarios donde sea imposible el encuentro presencial.

El Seminario de Literatura Infantil y Juvenil de Guadalajara (SLIJ) está avanzando en el diseño y la programación del Maratón de los Cuentos, y contempla tres escenarios de evolución de la pandemia de la COVID-19, que ha obligado a aplazar esta 29 edición hasta los días 25, 26 y 27 de septiembre, cuando en circunstancias habituales se habría celebrado el tercer fin de semana de junio, según ha informado la organización en un comunicado. 

En las últimas semanas, la Junta Directiva del Seminario de Literatura ha mantenido encuentros telemáticos y ha avanzado en la programación, pero "con muchas incertidumbres y precauciones, derivadas de la impredecible evolución que puede tener la pandemia de aquí a finales de verano", ha explicado la presidenta del SLIJ, Concha Carlavilla.

De hecho, se barajan tres contextos diferentes en los que el formato del Maratón se adaptaría necesariamente a las medidas de excepción existentes.

El mejor de los escenarios posibles, que resultaría ideal, pasaría por que remitiese absoluta o casi totalmente la presencia del coronavirus y que el Maratón, aun con ciertas medidas de precaución y seguridad, pudiese realizarse de forma física y muy similar a una edición convencional en el Palacio del Infantado.

Otro contexto pasa por idear un Maratón de los Cuentos en el que pudiese mantenerse parte de la programación, especialmente la sesión ininterrumpida de cuentos narrados en un escenario principal, pero con una considerable reducción de espacios y horarios que obligaría a sustituir gran parte de esta actividad con formatos virtuales, además de extremar al máximo las medidas de precaución, afectando necesariamente a los aforos.

Por último, el peor de los escenarios pasaría por la imposibilidad de celebrar un maratón con actividad presencial, si no se producen avances respecto a la situación actual.

También en este caso, los formatos virtuales resultarían imprescindibles para poder "disfrutar de un maratón de circunstancias".

En cualquiera de los casos, la organización ha decidido ya prescindir para esta edición de algunos espacios clásicos de la programación que se llevan a cabo bajo techo, como las conferencias y los "monucuentos", sesiones de narración oral para público familiar o adulto en monumentos de la ciudad, que incluye espacios reducidos como el Salón Chino del Palacio de la Cotilla o la Cripta de San Francisco.

La evolución de la pandemia en las próximas semanas orientará a la organización en el diseño del formato que pueda tener el 29 Maratón de los Cuentos, con aspectos tan importantes como la ubicación definitiva del escenario principal, la cantidad de horas de programación o las actividades paralelas, sobre las que aún no se han adoptado decisiones definitivas.

Pensando en los casos en que el Maratón tenga que adaptarse a formatos semipresencial o totalmente virtual, el Seminario ha anunciado una línea de cooperación de las personas amantes de los cuentos y de la cita.

Se trata de crear un banco de cuentos grabados y enviados por los propios contadores anónimos y profesionales.

Más información en vídeos 
Comentarios