La Diputación de Guadalajara se personará en el concurso de Apadrina un Árbol

La Diputación de Guadalajara se personará en el concurso de acreedores de la Fundación Apadrina un Árbol para encontrar una solución a la deuda de 1,4 millones de euros contraída por este organismo y depurar responsabilidades de los patronos que han estado al frente.

Así lo manifestó el vicepresidente de la Diputación provincial de Guadalajara, Lorenzo Robisco, durante el pleno de la institución provincial, donde se ratificó, con el respaldo de PP y PSOE y la abstención de IU, la resolución de la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, de personarse en el procedimiento concursal de dicha fundación.

La Fundación Apadrina un Árbol fue creada para regenerar la finca de Solanillos, afectada por el incendio de 2005 en Guadalajara y propiedad de la Diputación Provincial.

Robisco denunció en el pleno que la anterior presidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León, firmó como patrona de este organismo un préstamo por un millón de euros con Caja Guadalajara unas semanas antes de dejar su puesto.

"En el juzgado se decidirá quién son responsables patrimoniales", indicó Robisco, quien calificó de "barbaridad y vergüenza" la solicitud de dicho crédito y subrayó que la primera responsable de esa deuda es Pérez León.

Por su parte, la portavoz del grupo socialista y expresidenta de la institución aseguró que Robisco miente al relatar la gestión de la Fundación y el diputado de IU, Francisco Riaño, recordó que, en su día, apoyaron este proyecto "pero viendo la deriva del mismo nos desmarcamos".

Riaño mostró su confianza en que se resuelva positivamente el proceso y "los trabajadores sean los primeros en cobrar".

Comentarios