martes 24/5/22

El empleado de Correos acusado de estafar 30.000 euros niega los hechos en el juicio

A  F.J.C.M. se le acusa de un delito continuado de infidelidad en la custodia de documentos y delito continuado de estafa informática, entre abril y junio de 2016, según el escrito del fiscal
Suspenden el juicio contra 10 ciudadanos chinos acusados de detención ilegal - En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Guadalajara donde se iba a celebrar el juicio
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Guadalajara donde se ha celebrado el juicio

El empleado de Correos acusado de robar tarjetas de crédito y estafar casi 30.000 euros, cuando trabajaba en la oficina de correos de El Casar (Guadalajara), ha negado estos hechos en la primera vista del juicio con jurado popular que se celebra desde este viernes en la Audiencia Provincial y por los que se enfrenta a una pena de 5 años de prisión.

A  F.J.C.M. se le acusa de un delito continuado de infidelidad en la custodia de documentos y delito continuado de estafa informática, entre abril y junio de 2016, según el escrito del fiscal.

Precisamente, a preguntas del ministerio público, el acusado ha negado que sustrajera tarjetas bancarias, así como el número secreto en otras cartas para sacar dinero, y ha afirmado: "nunca me he quedado con una carta en la que detectara una tarjeta".

Ha indicado también que, por culpa de esta acusación, lo han pasado "muy mal" él, su hija y su madre y ha apostillado: "me han ofrecido negociar para no entrar en prisión, pero tengo muy claro que no me voy a declarar culpable de una cosa que no he hecho, y si tengo que entrar en prisión, entraré".

Durante su declaración ha confesado tener mala relación con la que era su jefa porque ésta “no cumplía el horario que tenemos y, cuando algún compañero terminaba, se iba a su casa en lugar de quedarse a ayudar al resto como pasaba en cualquier otra oficina de Correos”, ha argumentado, y ha asegurado que su enemistad llegaba a tal extremo que ve posible que ella mintiera para inculparle.

A preguntas del fiscal sobre qué explicación encuentra a estos hechos si él no fue el culpable, F.J.C.M. ha manifestado tener sospechas de otros dos compañeros que veranean o tienen segunda residencia en localidades donde se sustrajo dinero en el cajero.

Los hechos, que se continuarán juzgando la próxima semana, tuvieron lugar en 2016 cuando siendo trabajador de la empresa de Correos en la oficina de El Casar sustrajo la tarjeta bancaria de la entidad Banco Santander remitida por correo postal y posteriormente se apropió ilícitamente de la clave secreta con el propósito de aprovecharse y beneficiarse a costa de lo ajeno, según el escrito Fiscal.

Así, entre abril y junio de ese año, se le acusa de cerca de un centenar de operaciones de sustracción de dinero en diversos cajeros automáticos de Madrid, Murcia, Almería o Málaga, con lo que llegó a estafar 29.400 euros.

Por estos hechos, la Fiscalía pide una pena de 5 años de cárcel y la indemnización por el importe estafado más intereses; el juicio continuará los próximos días 24 y 28 de enero. 

El empleado de Correos acusado de estafar 30.000 euros niega los hechos en el juicio
Comentarios