jueves 14.11.2019

Gicaman prevé que inquilinos de viviendas desalojadas en Guadalajara vuelvan en 2019

El presidente de Gicaman, Javier Barrado, ha explicado que el estudio de la empresa Cemosa “ha permitido dirimir las patologías exactas del edificio para poder hacer el consecuente proyecto técnico de rehabilitación para devolverlo a unas condiciones de habitabilidad y seguridad, y con todas las garantías”

Gicaman prevé que inquilinos de viviendas desalojadas en Guadalajara vuelvan en 2019
Gicaman prevé que inquilinos de viviendas desalojadas en Guadalajara vuelvan en 2019

La empresa pública Gicaman ha trasladado a los vecinos del edificio de Guadalajara que fue desalojado en enero el diagnóstico del inmueble y que se estima que el final de las obras y el regreso de los inquilinos a sus hogares pueda ser a principios del año 2019.

Según ha informado la Consejería de Fomento, el presidente de Gicaman, Javier Barrado, se lo ha trasladado en una reunión mantenida con la mayoría de los afectados del edificio de Laguna de la Colmada, que fue desalojado en enero después de evidenciarse grietas en algunas dependencias.

Al encuentro, celebrado ayer, fueron convocados todos los vecinos adjudicatarios de las viviendas de alquiler del citado edificio y a quienes Gicaman reubicó de forma provisional hasta que se subsanen las deficiencias en el inmueble y puedan regresar a sus casas.

Barrado ha indicado que es "optimista" tras el diagnóstico realizado por la empresa Cemosa, que ha constatado que "la estructura del edificio está bien" y que "nunca ha existido riesgo de colapso o derrumbe", aunque el documento incide en "un asentamiento diferencial muy localizado que es el que ha generado la aparición de las grietas".

En este sentido, ha subrayado que "no hay riesgo ni daño estructural, con lo cual el edificio se va a poder rehabilitar en base a las deficiencias localizadas".

El proyecto de rehabilitación se acometerá en dos fases, una primera centrada en asegurar la estabilización del edificio y la segunda para rehabilitar el interior, los tabiques, fachada y espacios comunes.

"Primero una obra mayor y general y después más pormenorizada para corregir con actuaciones más localizadas los efectos de las grietas", ha dicho Barrado, quien ha explicado que una vez conocido el diagnóstico hay que redactar el proyecto técnico de rehabilitación, que estará listo en aproximadamente un mes.

Ha reiterado que la prioridad para Gicaman "desde el primer momento" ha sido garantizar la seguridad de todos los vecinos, y la intención es que puedan volver a vivir "cuanto antes" en sus casas, en un edificio "con todas las condiciones necesarias de habitabilidad".

Tanto las conclusiones del diagnóstico del edificio como la hoja de ruta a seguir también se ha trasladado al alcalde de Guadalajara.

A mediados del pasado mes de mayo, Gicaman dio a conocer el estudio que proporcionó Cemosa del edificio gemelo en Laguna de Taravilla, también en Guadalajara, en base al cual las obras empezarán este mes de junio y se prolongarán alrededor de dos meses. 

Más información en vídeos 
Comentarios