miércoles 19/1/22

Los sindicatos UGT y USO han denunciado "incumplimientos" en el servicio público del transporte sanitario terrestre (ambulancias) en Guadalajara y han exigido a la empresa que lo presta, la UTE Servicios Sociosanitarios SL y Digamar Servicios (SSG), que cumpla con el pliego de adjudicación.

La Federación de Servicios de UGT Guadalajara ha asegurado en nota de prensa que "desde el 1 de octubre" viene exigiendo tanto a la empresa como a la Administración que "los vehículos y el material cumplan con los requisitos exigibles".

Además, ha solicitado el cumplimiento de las condiciones acordadas "respecto a las bases donde permanecen los profesionales cuando las ambulancias no están activadas" que, según ha recordado, "no siempre se está cumpliendo".

También UGT ha añadido que "no se reconoce la antigüedad de los trabajadores, produciéndose un claro incumplimiento de lo que determina el pliego", motivo por el que ha interpuesto un conflicto colectivo ante el Jurado Arbitral "como paso previo, que esperamos no sea necesario, a iniciar la vía judicial".

De hecho, ha advertido que va a valorar en asamblea con los trabajadores "el estado actual de sus reivindicaciones y las medidas a tomar" sin descartar las movilizaciones.

En el mismo sentido se han manifestado desde la Federación de Servicios de USO Guadalajara, que han subrayado en nota de prensa que "entre algunas de las faltas más graves en las que incurre SSG" se encontrarían "los importantes desperfectos mecánicos de los vehículos".

USO también ha denunciado que "hay ambulancias sin calefacción y otras sin rampas ni anclajes, contraviniendo el pliego de condiciones" o que la empresa no habría aportado un número mínimo de "ambulancias de reserva", tal y como indicaría el pliego.

Igualmente, ha hablado de "riesgo contra la salud laboral" al no contar los trabajadores de medios "para la desinfección de unos vehículos ni para su mantenimiento, exponiendo a los usuarios a un riesgo sanitario".

"Ahondando en esta falta de medidas de prevención de la salud", el sindicato ha recordado que "los trabajadores no cuentan con los respectivos equipos de protección individual que prevé la normativa y 14 vehículos no han pasado la respectiva inspección técnica sanitaria".

Por ello, ha concluido USO, "existiría una flagrante falta de personal o una contratación que podría ser constitutiva de fraude a la Seguridad Social, con trabajadores en prácticas y reducciones del 30 % en los salarios".

Comentarios